LIFESTYLE | Hace 2 semanas

#MujeresenRuta: cinco amigas y un road trip inspirador

Bajo ese hashtag recorrieron Argentina de norte a sur, conectando no sólo con los mejores paisajes naturales de nuestro país sino con mujeres empoderadas de cada rincón. Acá, un breve repaso de esa aventura.

Fueron en total más de 6 mil kilómetros al volante pero más allá de cualquier número, es evidente que la iniciativa de estas cinco amigas se cifró en el terreno de la experiencia.

Ellas son: Florencia Zaccagnino (@viajeydescubra), Tamara Panet (@viajaresvivir__), Sofia Prado (@sofimprado), Gianni cersósimo (@giannicersosimo) y Florencia Gasparotti (@malabaresdeviaje).

Amigas desde hace años, las cinco unieron su pasión por los viajes y su curiosidad (más su habitual conocimiento y uso de redes) para lograr un objetivo en común: unir la Quiaca con Ushuaia a través de un viaje inspirador, que recupere la palabra de las mujeres empoderadas que vayan conociendo a lo largo del camino.

También te puede interesar: Descubrí tres ciudades alemanas de cuento

El trip fue reflejado en sus cuentas y en el hashtag #MujeresEnRuta, a través del cual postearon desde los preparativos hasta el momento de la llegada a la capital fueguina. Un pequeño detalle: de las cinco amigas del grupo, sólo dos conducen. “Amo manejar y jamás le tuve miedo a la ruta. La respeto, eso sí, y soy muy cautelosa”, cuenta Florencia Gasparotti.

También te puede interesar: Descubrí a la mujer que cuida el Parque Nacional Nahuel Huapi

Su tocaya, Flor Zaccagnino toma la palabra y destaca que conocer mujeres que encarnen un mensaje de empoderamiento fue uno de los pilares del viaje. “En Amaicha del Valle, Tucumán conocimos a Doña Lastenia, elegida como la ‘Pachamama’ de la comunidad. De 82 años, representa a la madre naturaleza, es coplera y miembro del consejo de ancianos del lugar”, cuenta.

Entre otras mujeres, el grupo también conversó con Mari, miembro de la comunidad mapuche Puel que administra el centro de esquí de Villa Pehuenia, Neuquén y con Matilde, una mujer que recibe y alimenta a mineros y turistas en su casita de la Payunia (camino a Malargüe, Mendoza).

Parte de su rutina es cosechar su propio alimento y para comunicarse con su familia debe hacerlo a través de una radio. “Fue un viaje que superó, y a varios niveles distintos, todas nuestras expectativas”, concluyen las cinco mientras admiten que ya sueñan con extender la iniciativa a otros destinos. “Hay #MujeresEnRuta para rato”, señalan.

 

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios