martes 21 de septiembre de 2021

CULTURA | 03-11-2020 18:16

Gambito de dama: ¿pura ficción o historia real?

Protagonizada por una magistral Anya Taylor-Joy, la serie se mantiene bien arriba del top 10 de Netflix gracias a su “pequeña gran historia”: una ajedrecista mujer, en medio de un mundo de hombres. ¿Cuánto hay de realidad en su guion?

Ya se escuchan voces que la comparan con Poco ortodoxa y lo cierto es que hay varios puntos de contacto: Gambito de Dama también es una producción original (y bastante exitosa) de Netflix, protagonizada por una joven y talentosa actriz y cuyo gran gancho es cómo ese personaje nos introduce a mundo muy extraño y tremendamente masculinizado.

Sin embargo, mientras la serie protagonizada por Shira Haas estaba basada en la historia real de Deborah Feldman, autora del libro original, Gambito de Dama es producto de la imaginación de un autor, el novelista Walter Tevis.

También te puede interesar: "Poco Ortodoxa me enfrentó a mis propios demonios"

¿100% ficción entonces? Tampoco tanto, ya que Tevis, que falleció en 2006, era un auténtico fanático del ajedrez y tenía, al igual que el personaje central, un serio problema de adicción a los calmantes y antidepresivos.

Escrita y publicada en 1983, esa novela es en definitiva una muy singular mezcla de ficción y realidad, ya que Tevis se inspiró en su propia historia (no era huérfano, pero vivió dos años en un orfanato) y en muchos datos del mundo real: los nombres de los ajedrecistas más famosos y admirados y, sobre todo, la ausencia casi absoluta de mujeres en el “deporte más difícil de todos”.

“Con Beth Harmon (el personaje que tan bien encarna la argentina-británica Anya Taylor-Joy) quise rendirle un homenaje a tantas mujeres inteligentes”, contó el escritor en una de sus escasas notas a un medio (el New York Times).

Gambito de Dama
Durante años, el ajedrez segregó a las mujeres, obligándolas a jugar torneos menores y "femeninos".

Pionera en señalar una tremendo "techo de cristal" (para ser suaves), la novela hoy puede ser leída como un sutil tributo a aquellas ajedrecistas que lograron hacerse un lugar en ese mundo dominado por hombres.

También te puede interesar: I may destroy you: enterate por qué se convirtió en la serie más imperdible del año

Si bien Tevis declaró que su jugador favorito (y suerte de “musa inspiradora”) fue el famoso (y muy misógino) Bobby Fischer, también es cierto que en la historia introdujo varios guiños figuras como la georgiana Nona Gaprindashvili o la húngara  Zsuzsa (o Susan) Polgár, que se hizo famosa por su talento como ajedrecista y también por negarse a disputar los torneos femeninos de la disciplina.

Por más que suene increíble, el ajedrez fue durante años una de las pocas disciplinas no físicas que diferenciaba y minimizaba los torneos femeninos de los demás, a los que nunca llamaba “masculinos”, sino simplemente “mundiales”.

Gambito de Dama
 Borgov (Marcin Dorocinski) encarna en la serie el histórico machismo de muchos jugadores y maestros rusos.

En algunos sitios de Internet y en redes sociales se repitió la idea que la carrera de Beth Harmon bien podía ser un homenaje a Judit Polgár, hermana de Susan y considerada la mujer ajedrecista de la historia.

Sin embargo, en 1983 (año de publicación de la novela), la genial Judit era apenas una niña de 6 años, y si bien ya practicaba ajedrez con su padre, su salto al profesionalismo recién llegó una década después.

También te puede interesar: Una por una, las mejores series de noviembre

Célebre y talentosa, Judit Polgár es la única mujer que consiguió estar entre los diez primeros ajedrecistas de la clasificación mundial, algo que logró en 1996 (se retiró de la actividad en 2014). Su victoria frente a un desidioso Garry Kasparov en 2002 aún sigue figurando entre los grandes momentos del ajedrez mundial.

¿Será esta serie un incentivo para que muchas mujeres se interesen en la milenaria práctica del ajedrez? El tiempo lo dirá, lo que es seguro es que ya el hecho de haber puesto el ojo en su masculinización histórica es un notable jugada y movida, una suerte de Gambito de dama en sí misma.  

 

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios