jueves 19 de mayo de 2022

CULTURA | 11-03-2022 14:42

Conocé a Andy K: el artista que llena las calles de pósters

Radicado en Buenos Aires, el cordobés cuenta todo sobre su obra que probablemente hayas visto en las calles porteñas.

Andy K es artista, tiene 37 años y es de la provincia de Córdoba, pero actualmente vive en Buenos Aires, donde asegura que es el mejor lugar para crear. En los últimos meses, la obra de Andy se puede ver plasmada por toda la ciudad y las personas no paran de fascinarse por su arte pop, lleno de colores y frases célebres. En una entrevista exclusiva, @andykstudio (tal como reza su Instagram) derribó el misterio que lo rodea y nos contó cómo nació su proyecto.

–El proyecto Andy K Studio lleva dos años, ¿cómo nació?

–Andy K: Llevo haciendo arte desde hace mucho tiempo. Probablemente desde que era niño… Es una evolución natural en mi vida.

La verdad es que no estudié nada, mucha gente cree que sí, soy autodidacta y rebelde. Siempre fui de revelarme y creer que si uno agarra un libro se soluciona todo, sin tener que ir a la escuela. Obviamente no es así y la vida te va curtiendo.

ANDY K
Conocé a Andy K: el artista que llena las calles de pósters 

Todo lo que hago y lo que sé lo aproveché de la enseñanza de otros que ya habían vivido y habían dejado el rastro de cómo lo hicieron. Soy muy fanático del proceso de cualquier cosa. Veo documentales de las cosas más absurdas: desde la invención del inodoro a cómo se crearon los pinceles. Tengo una fascinación de saber cómo funcionan y por qué.

Siempre fue mi meta vivir del arte. Para mí la primera función es crear y la segunda es vender. He trabajado de todo en mi vida, actualmente soy director de marketing de una empresa de Estados Unidos y me especializo en lo que es diseño de estrategias. Decidí que no iba a trabajar dibujando, a menos que fuera relacionado con lo que yo quería. No quiero ser el laburante del lápiz y es algo que no creo tener la capacidad de hacerlo.

En un momento me di cuenta que sí o sí iba a tener que poder armar un proyecto si quería vivir de lo que yo quería. Allí decidí iniciar “Andy K Studio” con toda la experiencia que tenía y para ser sincero me fue muy mal. No tenía idea sobre cómo venderme a mí mismo, cómo organizarme, ni siquiera cómo hacer para que mi obra evolucione.

Un día le escribí a Ivana Zafira (que es licenciada en publicidad y la había empezado a seguir en redes sociales) y me parecía que me podía ayudar con la estrategia de esta nueva etapa. La verdad es que es abismal lo que creció Andy K Studio con la llegada de Zafira, es muy importante su rol en cuanto a la parte creativa.

–¿Por qué el nombre Andy K?

–A.K: Tiene varios significados la K. Aunque me gustaría que la gente lo interprete como quiera. Pero la realidad es que es un ejercicio fonético, es una letra que tiene mucha fuerza y al mismo tiempo mi padre era un fotógrafo amateur y Kodak estaba dando vueltas por toda la casa. Me acuerdo que una de las cosas que más me llamaban la atención de su escritorio eran las cajas que eran naranjas con la K negra y adentro siempre tenía los rollos para revelar. Por otro lado, para las personas es más fácil recordar el nombre “Andy K”.

–Tus obras se destacan por mensajes inspiradores, reflexivos y de amor propio, ¿cómo surgió la idea de plasmarlos por distintas partes de la ciudad?

–A.K: Fue algo que se habló mucho con Zafira, le dedicamos bastante tiempo.

Cuando pasó lo de la pandemia teníamos un montón de muestras confirmadas y creíamos que la cuarentena iba a ser algo temporal y luego se expandió. Dentro de la conversación que tuvimos estaba el tema de qué íbamos a hacer para exponer. Intentamos por un tiempo con publicidad en Instagram, pero también esa red social estaba pasando por un montón de cambios y llegó un momento en el cual tomamos la decisión de que en vez de invertir dinero en publicidad, lo íbamos a hacer de otra manera que le llegue más a la gente.

ANDY K
Conocé a Andy K: el artista que llena las calles de pósters 

Ya de por sí poner posters en la calle es muy Punk- Rock, siempre estuvo ahí por lo popular y va de la mano del ejercicio del afiche. Tanto Zafira como yo consideramos que nuestro arte pertenece a muchas clases y que todo espectador puede disfrutarlo.

La idea del póster nació como un producto que le pudiéramos vender a las personas que no podían comprar una obra. Después, jugando como siempre, apareció la idea de hacer Street Art.

De esta manera imprimimos los primeros 100 pósters y salimos a pegar, lo cual generó una recepción muy grande. A partir de allí pensamos en hacerlo todos los meses, pero no lo hicimos igual que la mayoría (en donde hay una repetición masiva de tres o cuatro diseños), sino pensarlo en colecciones todos los meses. No eran siempre iguales. El desafío era que la gente reconozca el estilo y saber quién es el que lo hace, independiente del póster. Así que fue exitoso hacerlo de esta manera.

–¿Quiénes son tus referentes?

–A.K: Crecí en una casa llena de arte. Mi madre era diseñadora de moda, pero al mismo tiempo tenía una relación con el cine muy fuerte. Entonces, desde que era niño vi millones de películas; por otra parte mi padre amaba la música, pero también la pintura. Es medio complicado nombrar influencias, pero te puedo decir varias diversas: Orson Welles; una marca como Fiorucci; artistas como James Dean; el Art Decó; las portadas de moda de los noventa; F. Scott Fitzgerald; la fotografía de guerra; Kurt Cobain, amo profundamente a Nirvana, pero al mismo tiempo me encanta el Pop y amo a Taylor Swift.

Mi interés principal es qué me hace sentir lo que veo, no me importa cuál es el nombre, aprobado o no por la crítica. No sólo busco la obra de alguien, sino que intento ver quiénes son, qué hicieron y a quiénes admiraban ellos o qué los influenció. Me gusta meterme a investigar.

Con Zafira hacemos una especie de partido de tenis intelectual en el que nos damos y devolvemos películas y canciones. Descubrimos juntos un montón cosas que después implementamos en los afiches. Tampoco hacemos bocetos, son todos dibujos terminados.

Andy k
Conocé a Andy K: el artista que llena las calles de pósters 

–¿Cómo ves el arte pop y la movida muralista en Argentina? Hace poco Martín Ron fue destacado como personalidad de la cultura por su trabajo…

–A.K: Conozco a varios muralistas. Siento que hacen una labor increíble y creo que mucho que lo que hoy en día sucede a nivel artístico en Argentina y en toda Latinoamérica, incluso en el mundo, se lo deben a ellos. Hay que tener en cuenta que la mayoría de los muralistas hasta que no logran cierto renombre, hacen todo desde su propio bolsillo y por su propio deseo de transmitir su arte al público. Eso es muy valorable y no se le puede perder el foco.

Martín Ron es un gran muralista, pero al mismo tiempo no se puede tomar el éxito de él como un indicativo de que es lo que todos tienen que hacer. La sobreexposición de cinco o seis referentes logran saturar esa imagen en el mercado y no nos permiten escuchar a voces nuevas. Estaría bueno que el Gobierno se anime a mirar un poco más allá y a descubrir a estos artistas y encontrar cuál es la voz que más resuena.

Muchas veces lo que se quiere es algo que sea “instagrameable” y eso puede ser peligroso… Honestamente veo artistas llevando su obra a la calle y también siento que eso habla de lo que ha sucedido en los museos, en el sentido que claramente la gente quiere acceder al arte, pero también necesita tener una conexión más directa con ello. Ver a alguien pintando en la calle le llena más a las personas que la idea de imaginarlo en Grecia. Hace falta más una cuestión contemporánea y el mural viene a ocupar ese lado.

–En Instagram no mostrás tu rostro, ¿tiene algún trasfondo?

–A.K: La cuenta es sólo de mi arte, la cara sólo la pone Zafira. Ella se siente mucho más cómoda para la exposición. Yo soy un ermitaño que le gusta ir a bibliotecas o a librerías. Me gusta la privacidad y siento que la exposición te la quita, pero también va de la mano que me parece que no poner tu imagen ahí afuera ayuda a evitar que pase este proceso en el cual las personas sienten una cercanía inmediata hacia vos y tienden a idealizarte. Al final del día soy un ser humano que forma parte de este proyecto y no creo que la gente tenga la necesidad de conocerme físicamente.

Lo que un artista tiene que darle al mundo es su obra. No siento que yo sea la persona ideal que también se muestre al público, y además soy extremadamente tímido. Es contradictorio porque también soy bueno en marketing, pero para mí el anonimato es un espacio seguro. Ahora pienso de esta manera, quizás más adelante decida cambiarlo. No creo que suceda, pero por ahora Zafira será quien se encargue de seguir poniendo la cara.

–En tu perfil dice que sos asexual, ¿querés contarme un poco acerca de eso?

–A.K: Durante mucho tiempo esa información no fue pública, pero es algo que hablamos mucho con Zafira. Ella es una persona que siempre me ayuda a pensar muchísimo, sobre todo con lo que son las diferentes experiencias de género en el mundo. Así que, reconocerme como asexual no es algo que sucedió de la noche a la mañana.

Investigando, leyendo, y conversando con Zafira llegué a esa conclusión y eventualmente sentí que tal vez era algo que tenía que poner en el perfil y ella me alentó a hacerlo. Mi obra es asexual. Si uno ve, la mayoría de mis dibujos son mujeres y sin embargo no hay ninguna en una situación de erotismo típico de la mirada masculina que explota de manera sexual su imagen, sino que más bien es una mirada de admiración.

En algún punto tardé mucho en encontrar y saber quién era realmente. Al fin y al cabo, ser asexual me influencia a la hora de crear. Casi no tengo deseo sexual. Las mayorías de mis relaciones suelen ser platónicas, lo cual no quiere decir que no sean intensas. Mi arte es un reflejo de eso. Está bueno poder decirlo porque hay desconocimiento sobre esto, parece un misterio y mucha gente no lo entiende.

Creo que en la vida uno tiene que decir algunas cosas en voz alta para que quede claro que es una experiencia y el arte es el resultado de eso. La elección de cada uno en materia de género es igual, está bueno que se sepa.

ANDY K
Conocé a Andy K: el artista que llena las calles de pósters 

–¿Cómo viene tu 2022?

–A.K: Estamos muy contentos de trabajar con una marca de ropa, ya que vamos a hacer una colección cápsula y estamos a full haciendo todas las estampas, ¡va a quedar excelente! Pronto revelaremos más detalles. También esperamos volver a participar de muestras, salir de Buenos Aires para expandirnos; vamos a intentar trabajar para revistas de moda, dentro de lo que es la ilustración. ¡Es un sueño para nosotros intentarlo este 2022!

Andy k
Conocé a Andy K: el artista que llena las calles de pósters 

 

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios