lunes 26 de octubre de 2020

BELLEZA | 18-08-2020 08:08

Smart Beauty: cómo reducir y mejorar tu rutina de belleza

Menos es siempre más, tanto en moda como en beauty. Una nueva tendencia inspirada en Marie Kondo nació para quedarse: te contamos cómo hacer para que tu paso a paso de cuidados sea más simple y eficaz.

Hay una nueva tendencia en belleza y esta vez no llega de Oriente, tampoco surgió del afán tutorial por aprender a hacer desde el champú hasta el protector solar en casa. De hecho, desde la International Society of Dermatology advierten sobre los riesgos de intentar convertirnos en dermatólogos vía digital y de experimentar con preparados ¨made in home¨.
La austeridad cosmética es una tendencia cíclica que llega junto con situaciones de menor acceso a los puntos de venta de productos de tratamiento. Especialmente cuando se trata de fórmulas, texturas y marcas que nunca probamos. En estos casos es cuando disminuye la venta por canales online, según datos publicados en Visual Capitalist. Por esta razón, pasa a revisión nuestro necessaire. 

Smart Beauty


Replantear los cuidados
La cuarentena sentó jurisprudencia. Dejó en claro de qué podemos prescindir y de que no. ¿El primero en rendir examen? El protector solar. Porque al tomar menos contacto con los rayos del sol, muchos se cuestionaron si realmente hace falta aplicarlo para estar en casa. Y la respuesta de los dermatólogos fue unánime: resguardarnos con filtros ultravioletas ya debería ser un mantra inherente a la rutina diaria. Con más razón si nos exponemos a la luz azul de los smartphones, tabletas, computadoras, que influye en el envejecimiento prematuro y en la aparición de manchas.

Es tiempo de hacer una selección a conciencia. Así que puede que toque abrir el necessaire y reducir el número de  productos, pero no sin antes consultar a un experto.

También pasaron la prueba de este ayuno cosmético los sérums reparadores. Aunque en Sephora detectaron que durante el tiempo que las personas están alejadas de la polución ambiental disminuye la venta de escudos contra los agentes externos, los especialistas vuelven a decir: ¡objeción! La contaminación no es la única responsable del estrés oxidativo: hay un cómplice y es nada menos que nuestro propio organismo.

 

También te puede interesar: Te contamos cómo elegir el desodorante perfecto


Este daño es consecuencia del funcionamiento celular. La capacidad que tenemos de neutralizar la acción de los radicales libres (responsables en un 70 por ciento del envejecimiento cutáneo) disminuye con el paso del tiempo. Aplicar un sérum que de batalla es indispensable.El motivo por el que los expertos recalcan la importancia de incorporar estas fórmulas, es porque al tener mayor concentración de activos, llegan a las capas más profundas de la piel. Son imbatibles para aumentar la producción de colágeno, elastina y ácido hialurónico (los pilares de la firmeza, hidratación y elasticidad). También favorecen la luminosidad, emparejan el tono y atenúan las manchas.

Smart Beauty

Simplificar la rutina

En el diccionario de la RAE no figura el vademécum de novedades cosméticas. Booster, agua micelar, cremas concentradas, perfeccionadores, tratamientos globales, ingredientes estrella… Ni el prospecto ni Google podrán ayudarnos si un especialista no echa luz sobre varias incógnitas: Cómo y en qué orden se aplican, qué función cumple cada uno y en qué nos ayuda cada activo. Una vez que nos asesoramos bien sobre su modo de empleo, pueden convertirse en aliados.
Hay que tener en cuenta que a veces más es menos. Smart Skin no significa que debamos desprendernos de todo, sino quedarnos con lo primordial. El objetivo es simplificar la rutina de belleza, utilizar justo lo que se requiere y no sobrecargar la cara con ingredientes que, no sólo no necesitamos, sino que hasta pueden causar irritaciones y alergias.

 

También te puede interesar: Cuatro peinados fáciles para reinventarte en cuarentena

En búsqueda del Santo Grial rejuvenecedor, nos acostumbramos a exfoliar y aplicar tratamientos en exceso, cuando lo importante es mantener la epidermis hidratada y preservada de la oxidación natural. La limpieza también es clave, porque aunque no usemos maquillaje, el metabolismo celular sigue su curso y la epidermis acumula residuos. Organizar los cosméticos y optimizar los cuidados se logra con asesoramiento dermatológico y no con un sinfín de productos que pueden dañar la barrera natural epidérmica. ¿Cuáles son los antioxidantes tópicos necesarios? Encabezan la lista de grandes éxitos la vitamina C, el ácido hialurónico, el retinoico y el glicólico. Lo más importante es la concentración que requiere cada piel y el PH al que están formulados, para que mantengan su efectividad.

Smart Beauty

Equilibrio buscado

Hoy podemos hacer un repaso por los básicos que nos ayudan a mantener la piel bella, pero hay demasiada oferta en el mercado y esto muchas veces incita a querer probar de todo. Es tiempo de hacer una selección a conciencia. Así que puede que toque abrir el necessaire y reducir el número de productos, pero no sin antes consultar a un experto. Aunque dejar de sobrecargar la cara parezca fácil y hasta inocuo, los resultados dependerán de cada necesidad.
Así como excedernos puede ser un problema, quedarnos cortos también lo es. Si eliminamos lo que empleamos para combatir afecciones, van a volver a aparecer. La palabra especialista es vital. El desprendimiento de lo innecesario llegó a buen puerto, nada menos que al órgano más grande del cuerpo y el que nos protege del medio que nos rodea. Para vestir la piel, lo mejor es hacerlo de la misma manera que arropamos el cuerpo: a medida

at María Molina

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios