martes 4 de agosto de 2020

BELLEZA | 07-07-2020 08:08

Así se tienen que cuidar los hombres la piel de la cara

Tips sencillos de expertos para lograr en invierno un rostro sano e hidratado utilizando pocos productos cosméticos.

El invierno es un época ideal para cuidarse la piel. El male grooming es la práctica masculina de belleza que se centra en los cuidados estéticos y que cada vez tiene más adeptos. Es por este motivo que las firmas de belleza lanzan líneas especiales y los productos no gender ganan muchísimo terreno para compartir y que todos y todas nos cuidemos el órgano más grande de nuestro cuerpo: la piel. Según informa la Doctora Cristina Sciales el aumentó de las consultas por parte de los hombres es realmente sorprendente, hoy en día son cerca del 30 o 40 por ciento de su clientela. Las preocupaciones más grandes son la pérdida del pelo y la falta de lozanía en la dermis del rostro

 

También te puede interesar: 5 tratamientos no invasivos para recuperar la piel de la cara

"La piel del hombre presenta diferencias significativas con la de la mujer, tanto anatómicas, como metabólicas y funcionales. Estas diferencias hay que tener en cuenta al momento de elegir un producto adecuado", señala la doctora Cristina Pascutto, médica dermatóloga, asesora de Pierre Fabre Dermocosmetique. La  experta informa que la dermis masculina es 23 por ciento más gruesa, presenta mayor firmeza, elasticidad y tiene mayor concentración de glándulas sebáceas con tendencia seborreica, lo que evita la pérdida de agua y resequedad. Por su parte, desde Nivea explican: "Las bajas temperaturas y la calefacción resecan la piel más rápido por lo que es necesario reforzar la hidratación de la piel utilizando cremas más "enriquecidas" en invierno. Así además de hidratar correctamente la piel estarás ayudándola a mantener sus propias reservas de hidratación durante más tiempo; el factor de protección solar también puede ser más bajo que el que se debe utilizar en primavera/ verano. Por último, es también recomendable durante el invierno utilizar una crema de noche".

La limpieza, la  humectación y la reparación son los tres pasos a atender según explica la doctora Pascutto. "Por lo general, a los varones no les gusta la piel pegajosa, entonces los productos en gel y ligeros son ideales para los tratamientos", añade y aconseja usar después del afeitado fluidos o bálsamos para evitar la irritación y calmar la dermis. "La rutina más simple es: limpieza con agua micelar, afeitado con espuma o mousse, aplicación de bálsamo y para finalizar de una emulsión humectante", detalla la asesora de Pierre Fabre. 

 

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios