jueves 29 de octubre de 2020

WELLNESS | 15-10-2020 17:00

¿Problemas para dormir? Aquí, cinco consejos para conciliar el sueño

La especialista Beatriz Goyoaga nos brinda tips para poder conciliar el sueño y descansar en tiempos de pandemia.

Con el grado de ansiedad y de incertidumbre que estamos viviendo debido a las medidas sanitarias adoptadas por la pandemia, uno de los efectos secundarios más comunes que tenemos las personas es el insomnio o el sueño alterado. Nuestra rutina se modificó radicalmente, desarticulando nuestra cotidianeidad e impactando directamente a la hora de dormir. Quienes ya padecían insomnio seguramente vieron aún más afectada su capacidad de descansar y quienes no tienen la necesidad de cumplir horarios en este contexto, son más propensos a trasnochar, generando un corrimiento de horarios que los hace vivir de noche y dormir de día.

Siempre tendemos a desvalorizar la importancia de descansar correctamente, pero es algo fundamental para nuestra salud y bienestar. Un buen descanso es una de nuestras principales fuentes de energía y un factor determinante para tener un buen estado de ánimo. Cuando dormimos nuestro cuerpo se recupera, y esto colabora para mejorar nuestra memoria y concentración en general, fortalece nuestro el sistema inmune, disminuye la presión arterial y la inflamación en el cuerpo, y nos genera más energía. Además, ayuda a mantener un peso saludable, ya que la falta de descanso contribuye al aumento de peso.

En El Arte de Vivir buscamos crear una sociedad libre de estrés y de violencia, a través de la meditación y de técnicas de respiración, la cual nos une por ser común a todos los seres humanos. El estrés, los miedos y la ansiedad son una de las principales causas del insomnio, por lo que aquí te dejamos 5 claves para poder eliminarlo y mejorar la calidad del sueño: 

 

A la cama, solo para dormir

Uno de los errores más comunes que cometemos -y que el aislamiento ha potenciado- es el hacer más de una cosa en un mismo espacio. Nuestra mente le da a cada lugar una función en especial, por lo que, si nuestra cama es cama, mesa de estudios y sillón para ver películas a la vez, nuestro cerebro se confunde y pierde la capacidad de distinguir lo que buscamos en cada momento.

En el caso de tener dificultades para conciliar el sueño, lo más recomendable es que utilices tu cama solo para dormir o que limites su uso para actividades relajantes.

 

Realizá actividad física durante el día

Hacer ejercicio está directamente relacionado con una mejora en nuestra calidad de vida, ya que cuenta con innumerables beneficios físicos, psicológicos y sociales. La actividad física mejora el ánimo y es una excelente forma de relacionarnos con otras personas. Esta sensación de bienestar impacta directamente en nuestra capacidad de descanso ya que su práctica regular reduce la ansiedad y la depresión, generando pensamientos positivos a la hora de apoyar la cabeza en la almohada.

Un aspecto por tener en cuenta es medir bien la intensidad, ya que, si te excedes, el dolor muscular puede dificultarte el sueño y causarte interrupciones durante tu descanso.  En este sentido, 20 minutos de yoga o caminata, colaborarán con nuestro objetivo. 

 

Relajá cuerpo y mente

Este es un aspecto fundamental para tener un descanso reparador. Al relajarnos, generamos un estado de bienestar que favorece que nuestro ritmo cardíaco, respiración, dolores, estrés y ansiedad se regulen. Además, contribuye a eliminar las tensiones musculares y emocionales.

Existen varias técnicas de relajación. Una de ellas es la meditación, la cual nos permite limpiar nuestra mente, calmando las emociones negativas. Esta práctica disminuye la ansiedad, aumenta la creatividad y la sensación de felicidad, y nos permite ganar claridad y paz mental.

Otra técnica muy útil es la respiración consciente. Esta práctica aprendida profesionalmente es muy efectiva para bajar el estrés, ya que reduce el cortisol, hormona que lo genera e incrementa con las preocupaciones, impactando positivamente en nuestro estado de ánimo. Además, ayuda a elevar nuestra energía, trabajando sobre la raíz de las emociones como la depresión, la angustia y ansiedad, eliminando su causa. 

Otras prácticas que nos permitirán relajarnos antes de dormir son darse un baño de inmersión o una ducha caliente antes de acostarnos, escuchar música suave que se corte sola al dormir y evitar series agresivas o noticias negativas durante la noche.

 

Alimentate bien

Un popular refrán dice que “panza llena, corazón contento”. Sin embargo, no podría hacerse la misma afirmación con “panza llena, cuerpo descansado”. El exceso de alimentos durante la noche o no consumir los alimentos adecuados para que el proceso digestivo se lleve a cabo de manera óptima, afecta nuestro descanso generando que el cuerpo no funcione de la mejor manera al día siguiente.

No solo es importante consumir alimentos ricos en serotonina (lácteos, huevos, cereales y frutos secos, entre otros) que pueden favorecer el sueño, sino en qué momento los consumimos. Si consideramos el desayuno y el almuerzo como nuestras “comidas fuertes” y cenamos liviano tres horas antes de acostarnos, estaremos favoreciendo nuestro descanso. Además, evitando el consumo nocturno de alcohol, cafeína, chocolates, tabaco o alimentos ácidos también colaborarán con nuestro objetivo de tener dormir plácidamente.

 

Sé feliz

Aunque parezca una obviedad, sentirnos felices lleva a que todo funcione de la mejor manera. Se trata de estar en armonía con uno mismo y con el entorno. El sueño y la felicidad se retroalimentan y potencian entre sí, ya que a mejor descanso somos más felices y viceversa. Dedicarle menos tiempo a las preocupaciones, la peor de las influencias para el sueño, y ganar espacios para hacer cosas que nos llenen el alma impactan positivamente en nuestro descanso.

Beatriz Goyoaga, Presidente de El Arte de Vivir. 

at Beatriz Goyoaga

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios