martes 4 de octubre de 2022

SOCIEDAD | 25-02-2022 14:50

Mujeres luchan para retirar sus fotos desnudas de Telegram

Una ruptura en las políticas de privacidad ha llevado a un grupo de periodistas a realizar una investigación dónde se presentaron casos de pornografía y abuso infantil.

Telegram se ha convertido en una red social popular entre grupos, periodistas y círculos laborales gracias a su sistema de seguridad. Sin embargo, hay una situación que se viene presentando, afectando la privacidad de algunas mujeres.

La BBC realizó el reportaje: “Telegram why won’t you take my nudes down?” (Por qué no retiras mis desnudos), a un grupo de mujeres que descubrió sus fotos desnudas circulando en grupos de la red social. Pero, ¿cómo exigir una política de seguridad?

COMPROMISO DE PRIVACIDAD DE LAS REDES SOCIALES

Las compañías de Meta como Facebook, Instagram y Whatsapp han estado en la mira por violaciones a la privacidad y temas de seguridad, obligándolas a cumplir con exigentes normativas a la hora de crear una cuenta. A diferencia de estas redes, en Telegram se puede crear un perfil totalmente anónimo.

Las fotos desnudas han circulado en grupos de miles de personas sin consentimiento de las mujeres. Este contenido pudo convertirse viral de forma ilegal, robadas o por medio de parejas.

Una de las mujeres al ser introducida en un grupo de 18.000 mil personas dónde se encontró con la sorpresa de ver fotos de si misma sin ropa, buscó ayuda de la plataforma sin obtener ningún tipo de respuesta.

Sara, quien cambió su nombre por privacidad se enteró que sus imágenes privadas con información personal ya han circulado en más de 20 países y en grupos de miles de personas.

RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN A TELEGRAM

La BBC inició un proceso de investigación para ayudar a Sara y a otras mujeres a retirar sus fotos. Cientos de fotos fueron reportadas por el equipo de periodista como contenido pornográfico, pero Telegram solo retiró algunas de ellas.

Los periodistas en medio de la investigación descubrieron también un grupo ruso que vendía contenido de abuso sexual a menores a través de la misma red social. El resultado de la investigación encontró una gran violación de derechos de privacidad.

La pornografía sin consentimiento, el abuso infantil y el contenido sexual explicito sigue creciendo en las plataformas y buscadores web. La sociedad exige a las compañías políticas serias y más exigentes para evitar este tipo de situaciones.

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios