viernes 25 de junio de 2021

SOCIEDAD | 16-07-2020 17:57

“Nos hemos tenido que tragar las lágrimas”. Las palabras de la enfermera española que conmovieron a todo el mundo

Flanqueada por los reyes de España, la enfermera Aroa López homenajeó a las víctimas de Covid-19 con una contundente mezcla de dolor, emoción, agradecimiento y lucha. Conocé el discurso completo.

La jornada de homenaje que el Estado español brindó a las víctimas de coronavirus de ese país dejó muchos momentos memorables. Presidida por los reyes de España, la ceremonia comenzó con una llama en memoria de las víctimas a lo le siguieron ofrendas de flores y emotivos discursos de parte de los jefes de gobierno y el Rey.

Sin embargo, el momento más emotivo -y seguramente histórico- llegó cuando Aroa López, enfermera supervisora de Urgencias del Hospital Vall d´Hebron, brindó unas sentidas palabras recordando todo lo que se ha vivido durante estos meses de la pandemia.

También te puede interesar: Plasma: Viaje al interior de una investigación histórica para la ciencia argentina

Su discurso completo:

“Participar en este acto hoy es un privilegio. Hoy rendimos homenaje a las miles de personas que murieron a causa del Covid-19 durante estos meses de lucha incansable compartiendo el dolor de sus familiares y sus seres queridos. Ojalá nada de esto hubiera ocurrido. Ojalá yo no estuviera aquí pronunciando estas palabras pero es un inmenso honor hablar en honor de mis compañeros sanitarios, personal administrativo, de limpieza, de cocina, de mantenimiento, de laboratorio, de psicología y resto de áreas que dieron apoyo

Ha sido muy duro. Nos hemos sentido impotentes, con una situación brutal de incertidumbre y la presión de tener que aprender y decidir sobre la marcha. Hemos dado todo lo que teníamos, hemos trabajado al límite de nuestras fuerzas y hemos vuelto a entender mejor que nunca por qué elegimos esta profesión: cuidar y salvar vidas. Aunque muchos compañeros tuvieron que dar su propia vida para ello. Hemos cubierto las necesidades básicas y emocionales.

Aora Lopez
Agradeció los aplausos e imploró que la sociedad siga respetando las medidas preventivas.

También te puede interesar: “La tarea de los infectólogos se valora solamente en estas situaciones”

Hemos sido mensajeros del último adiós para personas mayores que morían solas escuchando la voz de sus hijos a través del teléfono. Hemos hecho videollamadas, hemos dado la mano y nos hemos tenido que tragar las lágrimas cuando alguien nos decía “no nos dejes morir solo”.

Hemos vivido situaciones que te dañan el alma porque quien estaba detrás de los EPIs no eran héroes, éramos personas que se alejaban de sus familias para protegerlas de un posible contagio, personas que salíamos del hospital cargadas con todas esas emociones y que regresábamos a nuestro trabajo desde la soledad y el agotamiento un día más dispuestas a transmitir fuerzas y ánimos a los enfermos más allá de nuestros miedos. Fuerzas transmitidas a través de los ojos, de las miradas, porque era la única parte del cuerpo que nos quedaba visible.

También te puede interesar: Coronavirus: cómo es vivir el aislamiento lejos de casa

Entre nosotros hemos aprendido a comunicarnos a través de ellas. Miradas que algunos llevamos tatuadas en la piel.

Quiero agradecer de corazón aquellos aplausos que nos dedicaba la ciudadanía y quiero pedir, también de corazón, que no se olviden de aquello, respetando ahora las recomendaciones sanitarias. Quiero que piensen en los que fallecieron y también en los profesionales sanitarios que dejaron sus vidas en la lucha. Por favor, que su esfuerzo nunca sea en vano.

No hay mejor homenaje a quienes nos dejaron que velar por nuestra salud y garantizar la dignidad de nuestras profesiones respondiendo a una simple pregunta: ‘¿quién cuidará de nosotros si la persona que nos cuida no puede hacerlo?”.

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios