lunes 8 de marzo de 2021

SOCIEDAD | 30-04-2020 13:09

En primera persona: crearon la BCG y ahora analizan usarla contra el covid-19

Kaja Gardiner es Gerente de Proyecto de Enfermedades Infecciosas del Instituto de Investigación Infantil Murdoch de Melbourne de Australia y cuenta cómo están trabajando hoy en día a contrarreloj en el laboratorio usar la vacuna BCG contra el coronavirus.

"Fue a fines de enero cuando comenzamos a escuchar sobre casos de coronavirus en Wuhan, y para ser sincera, no estábamos demasiado preocupados de que llegara a Australia. En ese momento, parecía muy similar al SARS y al MERS, que en realidad nunca llegaron aquí. Pero de repente oímos que los casos se estaban extendiendo por todo el mundo y que era más contagioso de lo que inicialmente imaginamos, y que teníamos que hacer algo.

Aquí, tenemos al equipo que creó la vacuna BCG. Inicialmente se creó para prevenir la tuberculosis, pero a medida que se extendió se hizo evidente que estaba reduciendo la tasa de mortalidad de otras enfermedades. ¿Podría también reducir la gravedad de los síntomas causados ​​por COVID-19? Expresamos nuestra idea el 6 de marzo: dar a los trabajadores de la salud (aquellos aún no expuestos al COVID-10) la vacuna BCG y ver si aumentaría su inmunidad y conduciría a una enfermedad menos grave.

También te puede interesar: "Con el aporte de cada uno podríamos lograr que 3 millones de personas tengan su barbijo"

Nuestro objetivo no es proporcionar una cura para el coronavirus, sino instalar una vacuna que ayudará a desplazar la curva hacia la izquierda, lo que significa que las personas que iban a terminar en la terapia intensiva terminarán en salas y las personas que necesiten la vacuna terminarán quedándose en casa. Para nosotros, esta prueba no es solo una solución a corto plazo; si completamos el estudio, podríamos tener una intervención comercial, segura y barata para futuras pandemias.

Ha sido un tiempo largo de prueba y prueba para nosotros: tenemos 20 empleados que han estado trabajando siete días a la semana durante tres semanas hasta ahora. La mayoría de nosotros somos mujeres, tenemos hijos y familias en casa y estamos practicando el distanciamiento social. Ciertamente, no es la situación ideal para prepararse para una prueba de este tamaño, pero la emoción nos mantiene en marcha: la posibilidad de hacer algo que pueda detener una pandemia mundial es mantenernos en marcha. Y la actitud de los departamentos, los trabajadores de la salud y el personal también nos mantienen activos. Lo lograremos".

at Redacción Marie Claire

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios