jueves 17 de junio de 2021

SOCIEDAD | 28-04-2020 10:36

"Con el aporte de cada uno podríamos lograr que 3 millones de personas tengan su barbijo"

Patricia Danklmaier es docente y junto a un grupo de colegas y desconocidos creó esta iniciativa solidaria.

"Frente a esta situación, sentí que de alguna forma debía que ayudar. Entonces me puse a ver diferentes tutoriales de Youtube que explicaban cómo hacer barbijos. Ese mismo día, una amiga me contó que leyó un cartel en el ascensor de su edificio, en el cual una mujer ofrecía este insumo. Me puse en contacto con ella y comenzamos sin quererlo a armar este proyecto (obviamente es todo virtual, hablamos por telefóno y chat, no conozco ni a ella ni al resto de los que se sumaron). Como buena profesora de matemáticas pensé: si 20 personas hacemos 20 barbijos y este circuito se repite 20 veces más, llegaremos a tener 3 millones de barbijos. Y pusimos manos a la obra.

Le consultamos a dos médicas amigas y nos enfocamos en producir el modelo más simple: con un metro doble de tela hacemos 20 barbijos, le sumamos más un cordón o cinta. Se puede utilizar cualquier género que tengamos en casa, por ejemplo. Yo tenía unas sábanas sin estrenar, las abrí y confeccioné con eso 200 barbijos.

También te puede interesar:  12 diseñadores ponen al barbijo de "moda"

Siempre hay que usarlos con un papel tissue o similar porque la tela no frena al virus. El papel se arroja a medida que se usa y el barbijo se lava por la noche con lavandina, es reutilizable. Con nuestros primeros 40 barbijos nos pusimos en contacto con otros docentes y gente del Polo Obrero para que los repartan en los barrios más humildes. Tratamos que las personas se los den a los que necesiten, hacemos hincapié que no son de uso profesional y que siempre deben utilizarlo con un papel tissue. 

Me emociona cada vez que me llaman para preguntar cómo sumarse a nuestro proyecto. No tengo el número exacto de participantes, pero ya estuve en contacto con más de 100 personas y la red se va ampliando. Es imposible controlarlo, sé que hay gente en muchos rincones del país haciendo.  

Entiendo que al lado del trabajo de los recolectores de los médicos o de la cajera de supermercado, no estoy haciendo prácticamente nada, pero tengo mucha satisfacción de estar aportando mi granito de arena".

 

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios