Monday 15 de April de 2024

PERSONAJES | 22-04-2023 20:28

Vicky Sevilla: “No quiero que me den premios por ser mujer”

Es la chef más joven en ganar una estrella Michelin, pero asegura que cocina por pura pasión y los galardones importan para dar visibilidad a su restaurante “Arrels”.

Tener en frente a Vicky Sevilla y no preguntarle por los premios que viene acumulando es una tarea difícil. Sin embargo, la chef rápidamente aclara que los reconocimientos no alimentan su ego, sino que son una gran oportunidad para dar mayor visibilidad a su restaurante “Arrels”.

Vicky Sevilla
Vicky Sevilla es la chef más joven en ganar una estrella Michelin

A lo largo de una amena conversación la experta gastronómica nos contó cómo empezó su afición por la cocina, la emoción que le genera dedicarse a lo que realmente parece ser su vocación, y la paulatina visibilidad de las mujeres en el rubro. Afirma que no quiere premios para llenar un cupo, sino enfocarse en que sus recetas gusten, y que ese sea el motivo de tal reconocimiento.

Desde el principio

La charla comienza con una pequeña introducción a los inicios de Vicky y la decisión de adentrarse en el mundo de la gastronomía. “Yo siempre he trabajado fuera de casa. Empecé en Formentera, estudié en Castellón, luego fui a Valencia, y al final abrí el restaurante cerca de casa, era como volver a mis orígenes”, dice Vicky sobre “Arrels”, el nombre que lleva su restorán y que significa “raíces” en catalán.

Arrels
Vicky descubrió su pasión por la gastronomía y abrió su propio restaurante: Arrels

Aunque admite que le encantaría poder contar una bella y conmovedora historia sobre el papel de su abuela a la hora de inculcarle el amor por la cocina, lo cierto es que Vicky descubrió su pasión por pura casualidad. “Tenía 17  cuando fui a visitar a una amiga a Formentera. Me gustó tanto la isla que le pedí que me ayudara a buscar trabajo. Quería irme a pasar el verano ahí, y me metí en una cocina. Allí empieza todo”.

A pesar del éxito, y el momento de reconocimiento que está viviendo la chef,  Sevilla asegura que ha pasado por momentos malos, pero que solo una vez se cuestionó si realmente quería dedicarse a la cocina toda su vida. Incluso con algunos premios ya ganados, Vicky llegó a pensar “¿En serio es esto lo que quiero?”. Entre risas, aclara que aquella crisis existencial solo le duró apenas un par de horas.

El rol de las mujeres en las cocinas

Al momento en que el diálogo vira en dirección a la visibilidad que poco a poco las mujeres logran en el mundo gastronómico, la chef admite que en todas las entrevistas le preguntan por ese tema y que, en su caso, tiene opiniones contradictorias. “Yo no quiero que a mí me den premios por ser mujer, yo quiero que me den premios porque consideran que lo hago bien pero no por ser una cuota que hay que cubrir”.

Vicky Sevilla
La chef asegura que la sociedad está cambiando y que ya no tiene que renunciar a ser madre para tener una carrera

Vicky también pone sobre la mesa los cambios que se dan en la sociedad y en el mundo, que permiten a las mujeres tener más libertad y poder cumplir objetivos laborales o personales. “Influye todo, también están cambiando los modelos de familia. Yo ahora no tengo que renunciar a ser mamá para tener una carrera. Incluso hay gente que decide no tener hijos, y eso antes era algo impensado. Estos cambios nos permiten llegar a diferentes cargos y a metas que nos proponemos”.

Además reflexiona un poco más a fondo sobre el verdadero papel de las mujeres en la cocina. “Nos basamos en las estadísticas de una empresa privada, pero quizás muchos restaurantes estén liderados por mujeres. Las mujeres estamos siempre en la cocina. Si llamáramos a la puerta de cada restorán, estoy segura que en más de uno nos encontraríamos con una chef mujer”.

La pasión por la cocina crece entre los jóvenes

Sin ir muy lejos, lo podemos ver en nuestros propios dispositivos móviles. Cada vez son más los jóvenes que abren cuentas especializadas en cocina, dejando ver sus habilidades y ofreciendo consejos a quienes no se dan tanta mano. Yendo un poco más allá, el crecimiento del rubro gastronómico también se puede ver en la oferta académica. Cada vez son más las universidades que abren carreras o cursos para que las personas se formen como chefs profesionales.

Cuando le pregunto a Vicky cuáles son los principios básicos que ella comentaría en una primera clase de la carrera de gastronomía, la española responde firmemente: “Enseñar lo que realmente es una cocina”. Más allá de que la chef asegura la importancia de aprender sobre cortes, anatomía animal y reglas de seguridad, cree fervientemente la necesidad de dejar en claro la diferencia entre hobby y trabajo.

Creo que en una primera clase de gastronomía es muy importante que muestren la realidad de una cocina, el ritmo de trabajo. Cuando estudié comenzamos siendo 30, de los cuales solo dos terminamos por dedicarnos a esta labor. Muchos lo dejaron a la mitad porque les dejaba de interesar o veían que no era lo que pensaban. La otra mitad no pudo con la presión y horarios. Es importante que se muestre este trabajo tal como es”. Vicky concluye en que la pasión es lo más importante y lo que te lleva a poder disfrutar y sacar el mayor provecho de esta profesión.

Las gratificaciones que le dio la cocina

A pesar de admitir que es un trabajo duro y que requiere de mucho sacrificio, por otro lado reconoce que le trajo grandes gratificaciones, que aparentan ser más satisfactorias que cualquier premio. “ He visto llorar a la gente de alegría. Es una profesión en la que la gente te da las gracias”.

En su restaurante, Vicky cuenta que ha vivido situaciones muy bonitas. Ha visto a gente que iba recién por su segundo plato meterse a la web desde su celular para ya hacer la próxima reserva. También ha visto comensales emocionarse hasta las lágrimas con sus platos: "Me recuerda a un plato que me hacía mi abuela", le han dicho.

 Y es que, como bien dice Vicky, por más exigente que resulte la gastronomía de la vereda de enfrente, se puede apreciar los grandes momentos que este rubro regala a los profesionales que tanta dedicación le ponen a cada plato. Generar emociones, traer a la memoria valiosos recuerdos y despertar sensaciones nuevas en quienes prueban su comida, es algo que Vicky Sevilla no cambiaría por nada.

 

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios