martes 27 de febrero de 2024

PERSONAJES | 27-03-2023 11:44

María Kodama: un sentido homenaje con las dedicatorias más románticas de Borges

La escritora y traductora falleció a causa de un cáncer de seno, la recordamos con textos que su esposo Jorge Luis Borges le dedicó y definen su esencia.

“Solo los valientes se atreven a amar” escribió María Kodama en su Intagram. Una romántica escritora y traductora que compartió su vida junto a Jorge Luis Borges, y que sus últimos años no fue ajena a los avances tecnológicos y a las redes sociales. Kodama falleció a causa de un cáncer de mama el 26 de marzo del 2023, dos semanas después de cumplir 86 años.

Hija de un japonés y una argentina de ascendencia suizo-alemana, inglesa y española, Kodama creció en un entorno multicultural. Amante de las letras se formó en la Universidad de Buenos Aires, y dedicó su vida entera a la docencia, la literatura y la traducción.

Borges y Maria Kodama
María Kodama: un sentido homenaje con las dedicatorias más románticas de Borges

Fue la musa de su esposo Jorge Luis Borges, con quien contrajo matrimonio meses antes de que este falleciera, pero con quien compartió una intensa relación de amor y romanticismo convirtiéndose en los ojos del autor cuando perdió la visión. Hoy le rendimos homenaje a la escritora con los textos más simbólicos de su relación con Borges.

En el libro La moneda de hierro de Jorge Luis Borges, el poema La Luna fue escrito para María Kodama. El texto fue publicado en 1976 y está acompañado de otros 35 poemas y textos escritos en prosa.

La luna

Hay tanta soledad en ese oro.

La luna de las noches no es la luna

que vio el primer Adán. Los largos siglos

de la vigilia humana la han colmado

de antiguo llanto. Mírala. Es tu espejo.

Nostalgia del presente hace parte del libro La Crifra, cuya inscripción fue dedicada a Kodama. El solo preámbulo es todo un poema.

 

La Cifra: Inscripción

De la serie de hechos inexplicables que son el universo o el tiempo, la dedicatoria de un libro no es, por cierto, el menos arcano. Se la define como un don, un regalo. Salvo en el caso de la indiferente moneda que la caridad cristiana deja caer en la palma del pobre, todo regalo verdadero es recíproco. El que da no se priva de lo que da. Dar y recibir son lo mismo.

Como todos los actos del universo, la dedicatoria de un libro es un acto mágico. También cabría definirla como el modo más grato y más sensible de pronunciar un nombre. Yo pronuncio ahora su nombre, María Kodama. Cuántas mañanas, cuántos mares, cuántos jardines del Oriente y del Occidente, cuánto Virgilio.

Buenos Aires, 17 de mayo de 1981.

San Valentín 2023: Jorge Luis Borges, el eterno enamorado
María Kodama: un sentido homenaje con las dedicatorias más románticas de Borges

Nostalgia del presente

En aquel preciso momento el hombre se dijo:

Qué no daría yo por la dicha

de estar a tu lado en Islandia

bajo el gran día inmóvil

y de compartir el ahora

como se comparte la música

o el sabor de la fruta.

En aquel preciso momento

el hombre estaba junto a ella en Islandia.

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios