martes 9 de agosto de 2022

PERSONAJES | 29-06-2022 08:02

Conocé a Imán Kaumann: la modelo argentina que triunfa en el mundo

Desfiló este año para las marcas más importantes y se proyecta como una gran promesa del fashion world.

Imán Kaumann desfila por las pasarelas al son de los acordes que suenan en su cabeza gracias a su habilidad musical. Hija de la diseñadora de moda Miuki Madelaire y del pianista y cantautor David Kaumann, lleva el arte y la moda en la sangre. La argentina creció en un entorno de telas, flashes y melodías, que la llevaron a representar casas de moda como Schiaparelli, Valentino, Céline y Balmain.
A sus 21 años, con una imagen trasgresora y única, ha conquistado las pasarelas internacionales más famosas. Desde el desfile de Louis Vuitton en San Diego, California, la modelo habló sobre su recorrido en el mundo fashion y los cambios en los paradigmas de belleza de las nuevas generaciones.

Iman Kaumann
ABRIGO (BOLIVIA DIVINA). FALDA, TOP MATELASEADO, CAMISA Y MEDIAS (JUSTA PETRA), ZAPATILLAS (ADIDAS).


-¿Qué es para vos la belleza?
-Para mí la belleza es atracción y placer hacia algo o alguien sin ninguna razón o explicación en especial. Muchas veces nos puede parecer bello algo que en la sociedad no se considera así, y eso hace que la belleza sea tan interesante y difusa, tan personal. A veces nos puede parecer interesante algo y nos atrapa y a otro no, y eso es lo que lo hace tan único.
-¿Cómo te sentís de representar a la Argentina en tan importantes pasarelas?
-Para mí es un honor representar a mi país, lo amo y  me encanta ser argentina. Nosotros tenemos una gran mezcla de inmigrantes en el ADN y eso hace nuestra fisonomía interesante y diversa. Casi nunca piensan que soy argentina, porque justamente somos una gran mezcla.

“Muchas veces nos puede parecer  bello algo que en la sociedad no se considera así, y eso hace que la belleza sea tan interesante y difusa”. 


-¿Cómo ves los cambios en los estándares de belleza de las últimas generaciones?
-Los estándares estan cambiando, por suerte. En los 2000 se buscaban modelos extremadamente altas y flacas, pero eso se fue relajando y de a poco se empiezan a ver variedad de cuerpos que representan a todos las mujeres. Lentamente están dando cabida a todas étnias y tipos de fisonomias que es necesario en esta época donde lo que nos mueve es la diversidad. Es un proceso que empezó hace poco en las pasarelas, pero me alegra mucho.
-¿Cuáles son las principales diferencias que encontrás entre las pasarelas de Argentina y las internacionales?
-Para mí la Argentina siempre va a ser un ambiente familiar, yo entré a mi agencia a los 15 años (Lo Managemenet), y conocía el entorno por mi madre, Miuki Madelaire, la gente también la conocía a ella y siempre me sentí muy querida, cuidada y acompañada. En cambio, en Europa entré en un nuevo terreno desconocido, muy grande. El ambiente de los desfiles europeos es muy estresante, muchas veces no te confirman hasta la noche anterior o hasta el mismo día. Es caótico, pero son desfiles tan importantes que los diseñadores están a cargo de hasta el último detalle y quieren asegurarse de que esté todo bien, y en Argentina al ser más chico, es más relajado.

Iman Kaumann
CHAQUETA MATELEASEADA, TAPADO OVERSIZE MATELASEADO, TOP FUNDIBLE Y PANTALÓN CROP (TRAMANDO), MOCASINES DE CUERO (JESSICA KESSEL).


-¿Disfrutás de ese ambiente europeo?
-Toda esta tensión tiene que ver con el nivel de perfeccionismo que hay detrás de cada prenda y detalle del desfile, es por eso hay tanto esfuerzo detrás y me encanta ser parte de ese proceso. Es admirable y hermoso ver todo eso de personas tan creativas. Recuerdo cuando hice el desfile de Versace, que me vistió la misma Donatella y ella misma pensaba con que look podría ir mi color de pelo, ella eligió mis zapatos. Es muy lindo estar con personas que admiro desde siempre.

“En los 2000 se buscaban modelos extremadamente altas y flacas. Ahora, de a poco pero muy necesario, se empiezan a ver distintos tipos de cuerpo y bellezas”.


-¿Cómo llegaste al mundo del modelaje y qué recordas de tu primera experiencia?
-Todo empezó como un juego con mi hermana Iara que ya amaba la fotografía. Nos  divertíamos sacándonos fotos y jugando con el vestuario de mi mamá. Después cuando cumplí 16 años se volvió un trabajo al entrar a LO Management. A los 18 años hice mi primer viaje a París, y en uno de los primeros castings que hice quedé seleccionada. Para mí fue una experiencia increíble. Recuerdo que para ese primer desfile me tuvieron que cortar el pelo, yo no quería, pero lo hice igual, porque sabía que me iba abrir muchas puertas y así fue. Hice mi primera temporada con Miu Miu con mi nuevo look de pelo y confié en ellos. Después de eso desfile para Schiaparelli, Rick Owens, Viktor & Rolf , Louis Vuitton, Céline y otros más. 

Estilismo: Noel Falken
Fotos: Natasha Ygel
Retoque: Caro Gulias

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios