jueves 29 de octubre de 2020

PERSONAJES | 02-10-2020 14:30

Flor Torrente: “Hagas lo que hagas la gente siempre opina”

La actriz hace una pausa para repensar a fondo su año y su camino profesional en esta entrevista exclusiva. Orgullosa de sus decisiones, se reivindica versátil, apasionada e intuitiva.

Florencia Torrente, que comenzó como la hija de Araceli González y que cada día reafirma su propia identidad, se consagra como una actriz todoterreno. Hace una semana fue detectada con Coronavirus

“Todos me preguntan si fue una decisión difícil aceptar participar del programa de Marcelo Tinelli y la verdad es que fue súper sencilla”, comienza afirmando Flor para luego rematar: “Cuando mi intuición me dice, es por acá, cuando realmente siento que las cosas tienen que ser de una manera, no hay mucho lugar para la duda. Yo sentí que era esto, lo hice y fue una de las mejores experiencias de mi vida”.

Flor Torrente nuestro personaje de tapa de febrero
Feliz de esta instalada en Córdoba, la actriz disfruta de participar en la obra Atrapados en el museo

¿Para tanto?
Sí, me enfrenté a un montón de cosas que me hicieron bien: desafíos, alegrías, mayor conocimiento de mi misma… Y también frustraciones y cansancio. Salir de la zona de confort trae todo eso junto, y eso es lo bueno.

Siento que el 2019 fue muy positivo, desde que empezó hasta que terminó, y creo que tiene que ver con haberme corrido de ese lugar de comodidad. Hacía tiempo que tenía ganas de probarme con el baile y de repente llegó esta propuesta y me dije: ¿por qué no?

Florencia Torrente y el Bailando

¿Recibiste muchas opiniones en contra de esa decisión?
La gente siempre opina, sobre todo la que no puede o no quiere enfrentar nuevos paradigmas. Yo estaba re segura de lo que estaba haciendo. Y no me importaba lo que me dijeran

Es cierto que el cambio fue notable, tu último trabajo fijo en televisión había sido En terapia, una miniserie que fue sinónimo de prestigio en todo el mundo (y acá también)… 
¿Es que por qué tiene que ser una cosa o la otra? Es una sola la vida, eh, ¿por qué nos vamos a meter en una cajita de zapatos para hacer siempre lo mismo? Lo mío siempre fue ir por todo.

Por hacer lo que tenga ganas de hacer y hacerlo a pleno, súper comprometida. Una tiene que estar en comunión con una misma, no buscar complacer a los demás. Yo no busco eso.

¿Pasaste por ese tipo de etapas de querer complacer a otros?
(Piensa) No demasiadas, siempre fui bastante conectada con lo mío, incluso desde chica. Recuerdo que a los 15 que tuve una charla con mi mamá y mi abuela en la que la nona me decía: “¿Te parece viajar al exterior para estudiar pintura si aún no estás convencida de que quieras ser artista plástica?

Y yo le respondí algo muy simple: “¿Qué sabés si no estás frente a una Frida Kahlo…?”. Y es así, nadie sabe nada de antemano.

Finalmente me fui a ese viaje y volví con la idea de hacer de todo. Y seguí pintando, y después actué, canté, hice un curso para emprendedoras, fundé mi propia empresa… ¿Por qué debería coartarme todas esas posibilidades?

Flor Torrente nuestro personaje de tapa de febrero
A pesar de estar vinculada con Nicolás, su compañero en el programa televisivo Bailando por un sueño, admite que no le gustan los rótulos

¿Y no te gustaría ser, como decís, una Frida Khalo, una referente en lo tuyo (sea pintura, actuación o canto)?
No, prefiero ser versátil. Eso es lo que más me entusiasma. Y hacer todo lo que hago con verdad. Y bien. Porque en definitiva, ¿qué es triunfar? ¿Qué es el éxito?

Para mí es clarísimo, que el éxito es hacer lo que te hace feliz en cada momento. Y yo lo fui con muchas cosas diferentes. Y no es que estoy diciendo hacer un poquito de cada cosa y tirarme a chanta.

Cuando hago algo, lo hago con total compromiso. ¿Este año bailo? Ok, ensayo todos los días, bailo y me meto con todo en serio. Y así fue.

¿Actuar ahora en la obra de Carlos Paz también tiene que ver con involucrarte a full con esa nueva faceta?
Digamos que una cosa llevó a la otra. Pero de manera intuitiva, sin planearla. Mirá, a principio de año yo tenía todo para arrancar una obra de Microteatro que había escrito con mi hermano e íbamos a protagonizar los dos.

De repente a él le salió lo de La Naranja Mecánica y el proyecto quedó stand by hasta que en Pantalla Pinamar me crucé con Rodrigo Noya y ahí nomás se lo propuse a la directora.

Lo conocía pero no éramos amigos. Presentí que él podía ser mi  hermano en esa ficción (que ahora haremos en marzo). Desde aquel momento hasta hoy no me separé nunca más de él, es uno de mis grandes hallazgos de 2019.

Cuando apareció la propuesta de esta obra en Carlos Paz, con la posibilidad de conocer gente nueva y empaparme de todo un mundo nuevo y encima seguir trabajando con él, ¿cómo iba a decir que no? Y estoy feliz. La paso bien, disfruto, hacemos dos funciones diarias repletas de gente, gano dinero…

Desde afuera uno se imagina que el factor económico debe haber sido importante a la hora de dar el sí…
¿Acaso te voy a decir que no es importante el dinero, más aún en esta época? No, es re importante, pero para mí el disfrute lo es mucho más.

Soy feliz en Carlos Paz, conocí gente re diversa, aprendí un montón, me cago de la risa, vivo en una casa que es hermosa, siempre llena de gente.

Te juro que yo me siento en la Toscana ahí, toda rodeada de árboles, rocas, una pileta enorme… Si eso no es disfrutar, ¿qué es?

¿Seguís haciendo terapia?
Sí, hago de todo, terapia bioenergética pero también medito, constelo… Todo esto que hablamos es parte de un trabajo emocional de muchos años. No es fácil sacarse de encima prejuicios y empezar a hurgar en tu propio ser.

Lleva mucho tiempo. No es magia, requiere mucho compromiso y sobre todo requiere hacerse cargo de lo que uno encuentra en esa búsqueda interna, de lo bueno y también de lo malo.

¿Qué es lo que más te gusta de vos?
Que confío en mi instinto. Que me mando y me comprometo a full.

¿Y lo que menos?
Lo exigente que soy en ese camino. Casi que no me permito errores, me juzgo demasiado. Con el tiempo lo fui moderando pero sigo siendo muy estricta conmigo misma.

¿Sentís que estos 30 son muy diferentes a tus 20?
Sí, muy. Cumplir 30 años marcó un antes y un después en mi vida. Me replanteé un montón de cosas y empecé a sacarme todos esos prejuicios de encima. Todo lo que hice en 2019 tiene que ver con esos replanteos.

¿Fue cambiando tu visión del amor con el correr de los años?
Sí, de hecho estoy escribiendo una serie con una amiga que tiene que ver justamente con eso. Con esa idea que nos machacaron tanto tiempo de que había que encontrar nuestra media naranja, la persona que nos complemente y complete.

Y la verdad es que no existe tal cosa, somos seres individuales, personas que pueden acompañarse con otro pero no completarse. Nadie es la mitad de nadie. Ni mucho menos la propiedad de.

Y sin límite de tiempo, mientras sean felices, ni más ni menos que eso. Siento que durante años concebí el amor de una manera incorrecta, tampoco sé si la de ahora es la correcta, pero al menos se acerca mucho más a lo que pienso y siento.

Estos días se habló mucho de tu presunto noviazgo con tu ex compañero de baile, Nacho Sareceni. Vos sin embargo sostenés que estás soltera…
Siento que estamos inmersos en un mundo que todo el tiempo pide etiquetas y nombres para todo y que eso trae muchas confusiones. Con Nico nos conocimos en un lugar de mucha visibilidad, con miles de ojos encima y eso nos limitó en varios sentidos.

Cuando empezamos a darnos cuenta de que algo nos pasaba, listo, ya éramos novios. Y cuando reculamos, ya está, ¡se separaron! No estamos separados ni él es mi novio, es alguien a quien recién ahora estoy conociendo.

Fue un año tan intenso que siento que recién ahora, con esta distancia de por medio, podremos empezar a clarificar las cosas. La gente pretende que tenga claro todo.

Soy humana, no sé si tengo algo claro, lo intento pero no es sencillo. Lo importante con respecto a Nacho es que lo quiero y quiero lo mejor para él, si es juntos, buenísimo y sino también.

¿Cómo viviste el derrotero último de la separación de tu madre con Adrián? En noviembre pasado él escribió una carta pública desmintiendo sus dichos sobre incumplimiento económico y desde entonces hay un proceso judicial en marcha…
No me sorprendió, es una historia que conozco de primera mano, la viví, fui parte de ella.

Flor Torrente nuestro personaje de tapa de febrero
Flor Torrente hace terapia bioenergética, meditación y constelaciones

Pero vos tenías una relación muy cercana a Adrián…

Sí, pero las personas cambian. O muestran su verdadero ser, no lo sé…

Imagino que ninguna de esas dos versiones te deben resultar sencillas de aceptar…
Y… pensá que es una persona con la que conviví desde mis 3 años hasta los 17. Era mi familia. Obvio que es re fuerte, pero bueno, todos somos grandes y elegimos qué hacer y qué no.

Este año trabajaste junto a tu mamá en la película que ella protagoniza y produce. ¿Qué tal fue esa experiencia?
A nivel rutina lo cierto es que casi no nos vimos, no teníamos escenas juntas y lo mío además fue apenas un cameo. Lo de mi hermano fue igual.

En los dos casos se trató más que nada de decir: “acá estamos, te queremos y apoyamos”. Me encantaría trabajar más con mi madre. Estamos las dos con muchas ganas de hacerlo, de hecho ya hay varias ideas para hacer una obra de teatro juntas.

Creí que me dirías todo lo contrario, que preferías mantener las aguas separadas…
No, para nada. Si a la gente le gusta vernos juntas, ¿por qué pelearnos con eso? Hay que potenciarse.

¿Y a vos... ¿te interesa ser madre?
Sí, re. Me encantaría. Pero primero tengo que encontrar a la persona con quien llevar ese plan a cabo. Y si no lo encuentro, seré madre soltera, no tengo problemas con eso.

¿Viste que está de moda tirar frases sobre los hombres tal o cual cosa? Yo creo que esa es la más opción más fácil de todas y que la clave pasa por lo opuesto: por hacerse cargo de lo propio y recién ahí avanzar. Primero tengo que mirarme bien, conocerme y explorarme. Por ahora sigo en esa.
 

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios