jueves 29 de octubre de 2020

MODA | 02-10-2020 13:00

Ratched: así es la serie con más estilo

La nueva apuesta de Netflix basada en la novela Ken Kesey es una oda al diseño a través de su vestuario.

Ratched, la nueva apuesta de Netflix, como casi todas las series de Ryan Murphy comienzan con deliciosas imágenes llenas de experimentación cercana al videoarte, un gran diseño, arte y vestuario.

Así sucedió con “Hollywood” y en menor medida en “The Politician” y “Feud”. Su mirada especial, que refleja personajes marginados, situaciones límites, la sátira social…se inserta en un universo propio el cual se apoya, no sólo en la historia, la estructura del guión, los personajes sino, de manera significativa, en los aspectos visuales.

Definido por muchos como extravagante y excesivo, Murphy ha sido considerado el “nuevo rey de la televisión americana.

Y con “Ratched” no podría ser de otra manera. Está basada, nada menos que en el mejor personaje de “Alguien voló sobre el nido del cuco”, un clásico moderno que le valió el Óscar a la actriz que le dio vida.

Más allá de una narración que mezcla thriller y terror, el tono especial de este producto se apoya, sobre todo en el trabajo visual. Con el diseño de producción, el vestuario y la fotografía se logra dotar a la serie de la “extrañeza” y a la vez elegancia que caracteriza los productos de Murphy.

Para nadie es sorpresa las grandes exigencias que suele tener el director sobre la estética de cada una de sus creaciones, por ende, las diseñadoras Lou Eyrich y Rebecca Guzzi tuvieron que proponer su propia visión sobre el vestuario.

En varias entrevistas, ambas han comentado sobre el proceso de trabajo del vestuario de “Ratched”, comenzando siempre por uno de los aspectos más visibles e importantes: el color

Pero no solamente el color ha sido uno de los elementos que destacan en el trabajo de las diseñadoras, las siluetas y su relación con las formas del traje histórico es uno de los aspectos que también contribuyen a crear esa atmósfera especial del conjunto del diseño de vestuario.

Es evidente que no existió la intención de ceñirse a la vestimenta de la época (los años 50), con su relativa sobriedad, materiales poco llamativos y conjuntos sobrios. 

Las creadoras despliegan toda su imaginación en recrear lo más novedoso del mundo de la moda, cuyo glamour se retoma por el lanzamiento del “New Look” de Christian Dior, presentada en París en febrero de 1947.

El “traje bar” se convertiría en el icono de una colección que reivindicaba la vuelta a la feminidad y lo sofisticado después de las penurias y restricciones sufridas durante la Segunda Guerra Mundial y es precisamente éste el que Mildred Ratched (Sarah Paulson) elige en el primer capítulo, un traje de color mostaza que contrasta con el resto de los tonos.

No se puede dejar de mencionar, la presencia del “american style” reflejado en los conjuntos desenfadados de pantalones llevados por algunos de los personajes femeninos, y en su extremo opuesto, el glamour y rebuscado look de Lenore Osgood (Sharon Stone).


 

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios