Tuesday 25 de June de 2024

MODA | 10-09-2023 10:01

Qué es la Corona de San Eduardo,la joya de coronación de la realeza británica

La pieza es la utilizada en cada coronación de la Corona británica y tiene una historia que data del siglo XVII. Oro, piedras preciosas y un peso de más de dos kilos, para el tesoro que descansa en la Torre de Londres.

La corona de San Eduardo es la pieza fundamental en el acto de coronación de la Familia Real británica, recordada por haber sido usada por Isabel II en su gran día en 1953. La joya fue creada para Carlos II en 1661 y tuvo que ser adaptada para que se la colocara Carlos III, el actual Rey. Descubrí la historia de esta tradicional pieza de oro de 22 kilates con rubíes, perlas y zafiros. 

La corona fue creada para reemplazar a su antecesora medieval que fue fundida en 1649. Este modelo original perteneció a San Eduardo El Confesor, rey de Inglaterra de 1042 a 1066, pero fue destruída y recreada para la asunción de Carlos II. 

Qué es la Corona de San Eduardo,la joya de coronación de la realeza británica
La reina Isabel II en su coronación en 1953

La pieza de joyería tiene una estructura realizada en oro de 22 kilates y pesa 2,23 kilos, tiene cuatro cruces rematadas con rubíes, cuatro flores de lis rematadas con perlas, dos arcos con esmeraldas, zafiros y diamantes y una hilera de perlas en su base. No existe certeza acerca de su valor en el mercado, el portal ‘SavingSpot’ estimó que podría costar unos 4,5 millones de dólares.

Una perla cortesía de las riquezas mexicanas

La corona que usó Isabel II incluyó en su hilera de perlas un ejemplar llamado Great Lemon, proveniente de México. Fue extraída del Mar de Cortez en Baja California Sur en 1883 por los buzos Juan Vacaseque Calderón y Antonio Cervera.

La perla fue nombrada por su forma similar a la de un limón, y fue propiedad de Antonio Ruffo Santa Cruz, un comerciante y empresario mexicano dedicado al negocio de la joyería. Él fue quien se la regaló al rey Eduardo VII para que la colocara en la corona. 

Qué es la Corona de San Eduardo,la joya de coronación de la realeza británica
Entre las piedras preciosas, destaca una perla mexicana

La reina Isabel II viajó en 1983 a Baja California (México) y tuvo la oportunidad de conocer la historia detrás de la perla que destacaba en su corona. 

El peso de la corona

La corona oficial está realizada en terciopelo púrpura y tiene una estructura de oro 22 kilates de 30 centímetros de alto.  Está adornada con 444 zafiros, amatistas, topacios, rubíes y la hilera de perlas. Como consecuencia de esta cantidad de metales y piedras, la joya pesa más de dos kilos. 

Este peso fue el motivo de que muchos reyes anteriores decidieran no lucirla. Jorge V, abuelo de Isabel II y bisabuelo de Carlos III, fue el monarca que decidió retomar la tradición después de dos siglos sin ser usada. 

Qué es la Corona de San Eduardo,la joya de coronación de la realeza británica
La Corona de San Eduardo se usa solo en la coronación

La reina Victoria fue la primera en rechazarla y quien mandó a construir una pieza más ligera, la Corona del Estado Imperial.

En 2018, la fallecida reina británica contó, en el documental The Coronation de la BBC, lo incómodo que era tener la corona de San Eduardo en la cabeza. “No puedes mirar hacia abajo para leer el discurso, tienes que levantarlo. Si lo haces, tu cuello se rompería y la corona se caería", relató.

Adaptación para Carlos III

Luego de la muerte de Isabel II, la corona tuvo que ser adaptada a la cabeza de su hijo, el actual rey Carlos III. Para eso la corona tuvo que ser trasladada, previo a la coronación del 6 de mayo de 2023, a un taller en el que procedieron a aumentar su circunferencia. En este proceso, se le agregaron algunas piedras preciosas para completar el diseño. 

Qué es la Corona de San Eduardo,la joya de coronación de la realeza británica
La corona tuvo que ser adaptada a la medida de Carlos III

El Rey, tal como dicta el protocolo, solo la usó para la coronación y después se la cambió por la corona imperial, un modelo más liviano y el mismo que se puso sobre el féretro de la Reina en su cortejo fúnebre. La corona de San Eduardo se exhibe en la Torre de Londres, hasta que se produzca una nueva asunción. 

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios