lunes 27 de septiembre de 2021

MODA | 02-06-2021 19:00

Pandemia, maternidad y trabajo (propio): 5 claves para conciliar esas esferas

La diseñadora de zapatos Romina Zingale nos cuenta su experiencia y nos ayuda a repensar nociones para encontrar el equilibrio en tiempos del burn out.

Incursionar en un nuevo negocio ya de por sí es un gran desafío. Y si a eso le sumamos un contexto socio-cultural complicado, súper demandante e incierto, como consecuencia de la pandemia, ser madre y emprendedora puede convertirse en una misión casi imposible.

Romina Zingale es la fundadora de Mary Roose, marca de zapatos que nació en Rosario (su ciudad natal) como un hobby, pero que luego se transformó en una empresa que hoy vende a todo el país y tiene sucursales propias.

A unos meses de ser mamá, Romina comparte cinco ideas para conciliar el mundo empresarial con el familiar (en tiempos de confinamiento, home office y pandemia):

 

1. Una buena idea no basta para crear un negocio

 Mary Roose surgió por una necesidad de crear un producto que fuese original, diferente a lo que el mercado ofrecía en ese momento. Pero fue gracias a la experiencia de más de cincuenta años de su familia en la industria del calzado que, mientras estudiaba para contadora, Romina se involucró en el negocio hasta adquirir experiencia y poder crear en un futuro cercano su propia marca. “Mucha veces tenemos ideas geniales, pero también es necesario analizar con qué recursos contamos o quiénes pueden ayudarnos a concretar esas metas”.

2. Ser apasionada y buscar un objetivo que trascienda

Sea una marca de ropa, de calzados o un emprendimiento gourmet, que siempre esté motivado por la pasión, por el “querer hacer”, al menos un poco todos los días. Si bien sus estudios como contadora le ayudaron a tener una base sólida para organizar la estructura de negocio, fue su entusiasmo por crear zapatos para mujeres audaces e independientes lo que la impulsó a ir por más.

“Si amás lo que haces y tenés un propósito más allá de lo económico, entonces es ahí cuando aprendes a reconocer que el tiempo invertido tendrá sus frutos y así tu vida es más balanceada”.

 

3. Los desafíos son los mejores aliados para el crecimiento

Durante la cuarentena el año pasado, como muchas empresas, tuvo que adaptarse al desafío tecnológico, al enfocar todos sus esfuerzos en la venta online y las redes sociales como principales canales de comunicación.

Sin embargo, al depender de la entrega de sus proveedores (fabricantes que redujeron el personal y otros que cerraron), Mary Roose se vio obligada a cambiar la estrategia y decidió crear un producto atemporal y así cumplir con los tiempos y los principales clientes.

“Decidí no ir sólo tras las colecciones o el producto de moda, sino convertir cada zapato en una pieza versátil, que se pudiera usar en diferentes momentos del año, y que fundamentalmente fuera muy cómodo”.

Romina Zingale
"La maternidad no es un impedimento para cumplir sueños profesionales", enfatiza Romina.

4 Tener hijos no impide cumplir con los sueños profesionales

Al contrario, puede motivarlos. En pleno auge de su empresa y con proyecciones para expandir su marca, Romina tuvo a su primer hijo. Pero en su caso, en lugar de dar un paso al costado y dedicarse full time a la maternidad, se involucró aún más en la marca, y creó un equipo de trabajo que diera rienda suelta a la creatividad y productividad de sus tiempos.

“El hecho de ser mamá te lleva a que tus tiempos se transformen en horas de producción al máximo, porque sabes cuáles son tus prioridades y no desperdiciás un segundo de más en lo que consideres que no funciona o es mala idea”.

 

5 Aprender a pedir ayuda y confiar

Pasar 24 horas inmersa en el mismo proyecto o emprendimiento puede ser contraproducente, y como consecuencia alejar a la marca del público objetivo y de lo que se espera.  Por eso, es necesario recurrir a la opinión de quienes tienen experiencia o conocen del mercado, o bien delegar algunas decisiones en el team que forma parte de la empresa.

“Tengo la suerte de tener un amigo argentino que hace 20 años es Headmaster en Gucci, y una vez cada 15 días intercambiamos ideas y me mantiene al tanto de cómo está el mercado en Europa y en otros países del mundo. Esto me ayuda un montón porque me abre la cabeza, no sólo en las colecciones que hoy son fáciles de mirar en Internet, sino en la modalidad de trabajo, en el recurso humano. Hoy busco proyectos y nuevos desafíos, pero ya pensando en que lo que decida hacer me permita también compartir el mayor tiempo posible con mi hijo”.

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios