domingo 7 de marzo de 2021

MODA | 22-04-2020 19:17

¿Las marcas de lujo cambiarán para mejor después de la pandemia?

Según un informe reciente de Bain & Company, en medio de pérdidas generales, las marcas pueden aprovechar esta crisis para darle un giro positivo a sus negocios si se adaptan lo más pronto posible.

La oficina de la consultora global de Milán Bain & Company en su informe "Lujo después de COVID-19 ¿Un cambio para mejor?" diseñó tres escenarios sobre el desempeño futuro del mercado de lujo y predijo que la industria se reducirá entre un 15% y un 35% dependiendo de cuánto dura sea la pandemia.

Además, el resumen desglosa varias tendencias de consumo, colocando al mercado chino en la parte superior de la lista.

Si bien el mercado de China estuvo muy afectado en el primer trimestre del año, también ha sido el primero en recuperarse. A medida que se levanta el cierre nacional, con la gente cautelosamente de regreso en las calles, las tiendas comienzan a abrirse lentamente.

También te puede interesar: Sororidad en la moda, ¿compromiso o marketing?

Para alentar el gasto, los gobiernos también están haciendo su parte. Beijing está renunciando al impuesto al valor agregado (IVA) en toda la provincia de Hubei, el antiguo epicentro de COVID-19 y la primera región en sentir los efectos del aislamiento.

Además, los gobiernos locales de China están emitiendo cupones digitales para alentar a los consumidores a gastar más libremente.

"Si el virus permanece bajo control, es probable que las compras de lujo se reinicien primero en China", indicó el informe, y agregó que las restricciones de viaje de alguna manera obligarán a los residentes a realizar compras dentro de China.

También te puede interesar: Coronavirus: el golpe ¿final? a la industria de la moda

Bain también señala un crecimiento acelerado en las compras online, una mayor conciencia ambiental y social y un mayor reconocimiento de la ética de las marcas y una mayor necesidad de incluir a consumidores de clase media. 

Desde un marco de liderazgo hasta la cadena de suministros, hay muchos aspectos en los cuales las empresas de lujo se podrían enfocar para mitigar las amenazas y prepararse para una pronta recuperación: 

  • Bain sugiere que cada compañía deberá contar con el apoyo de expertos y asesores sobre crisis, así como una oficina de gestión de proyectos sólida. Mientras tanto, las prioridades y los planes deben ser constantemente re-evaluados y comunicados con claridad, tanto a los miembros de la empresa como a los consumidores. 
  • Mantenerse relevante para los clientes será clave en el proceso de recuperación, al fomentar un sentido de comunidad, invertir en ventas en línea, probar nuevas campañas, ajustar los gastos operativos al posponer las actividades de marketing y la apertura de locales. 
  • Por último, pero no menos importante, las empresas deberán transformar su propuesta de valor y modelo de negocio para el futuro. Cuando una marca adopta herramientas digitales durante la crisis para sus comunicaciones internas, se vuelve mucho más ágil que las demás. 

También te puede interesar: Gabriel Lage: “El impacto del coronavirus es aplastante en la alta costura”

Las predicciones sobre el futuro del mercado global de lujo parecen ser bastante optimistas. Las marcas de lujo saldrán repotenciadas con un nuevo valor para aportar a la sociedad.

"Las lecciones de resiliencia aprendidas en los días oscuros de 2020 pueden impulsar una recuperación sostenible en 2021 y más allá", concluyó el informe.


 

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios