miércoles 5 de octubre de 2022

LIFESTYLE | 26-01-2022 08:02

Lisboa en invierno: un recorrido de lujo por la ciudad de las siete colinas

En los últimos años, Portugal se ha convertido en uno de los destinos más “trendy” para disfrutar en Europa. Te acercamos los “must-go” para que tu estadía sea perfecta, hasta incluso con bajas temperaturas.

Atracciones culturales y una Noche Mágica de luces

La ciudad tiene una escena artística muy especial, combina lo moderno con lo antiguo. Si bien se pueden recorrer en un solo día las zonas de Baixa, Chiado y Bairro Alto (llegar al Elevador de Santa Justa, a la Plaza Dom Pedro IV o la tradicional Praça do Comércio), en la Av. De Berna se encuentra el Museo Calouste Gulbenkian, con una imperdible colección de obras que van desde arte Islámico, Asiático, Egipcio, Griego y Europeo, y está rodeado por jardines que valen la pena recorrer. Pero si la caminata incluye visitar el monumento a los descubridores, el monasterio manuelino de los Jerónimos, o la icónica Torre de Belém, otro paso obligado es el Museu Coleção Berardo, con más de 1000 obras de arte internacional moderno y contemporáneo de los siglos XX y XXI.

En esta temporada,de invierno para los amantes de una de las obras literarias más populares de la historia, “Alicia en el país de las maravillas”, del escritor británico Charles Lutwidge Dogson (alias Lewis Carroll),la productora Ocubo realizó una magnífica puesta en escena de luces interactivas en las que toda la familia podrá sumergirse en el Jardín Botánico Tropical en Belém y revivir la historia de Alice. Desde esculturas luminosas, instalaciones sonoras, experiencias multimedia, interactividad y realidad aumentada, enmarcada por las proyecciones en la fachada del Palácio dos Condes da Calheta, todo un mundo representado desde la óptica del director creativo de Ocubo, Nuno Maya.

Realmente, vale la pena seguir de cerca sus producciones audiovisuales en Portugal.

 

Una escapada romántica

A sólo dos horas de Lisboa se encuentra la antigua capital de Portugal, Coimbra, una pintoresca ciudad atravesada por el Río Mondego, que posee un casco medieval y una de las Universidades más antiguas de Europa, clasificada como patrimonio de Unesco. Pero como en este caso, se trata de una visita para enamorados, el destino final dentro de la ciudad tiene su propio nombre y se llama “Quinta das Lágrimas”.

Un antiguo palacio del siglo XIX que hoy se convirtió en un hotel de lujo, que conserva sus historias y tradiciones, así como también aquellos soñados jardines testigos del amor prohibido entre Inés y Pedro (hijo del Rey portugués Alfonso IV), una de las historias de romance más conocidas en Portugal.

Además de recorrer la denominada Fuente del Amor y Fuente de las Lágrimas, el hotel cuenta con habitaciones de estilo medieval en el edificio principal, y suites renovadas en el sector moderno donde también se halla el Spa y gimnasio. Otro de los rincones que cabe destacar es la biblioteca de la Quinta, sin dudas un refugio de paz y tranquilidad para sumergirse entre los miles de libros antiguos con vista hacia el jardín.

Más allá del restaurante donde sirven su exquisito desayuno continental todas las mañanas y del Gastro bar, ideal para degustar de los buenos vinos portugueses, el hotel cuenta con el renombrado restaurante con estrella Michelin “Arcadas”, para saborear las mejores recetas tradicionales de la región.

Un oasis de romanticismo y bienestar.

 

Una cena para paladares exigentes

Para una comida memorable, SUD Lisboa es uno de los restaurantes más elegidos por los lisboetas y extranjeros, (y entre ellos se encuentra la reina del pop Madonna), no sólo por su ubicación privilegiada frente al río Tajo y al emblemático puente, sino también por su exquisita cocina italiana y mediterránea.

En este espacioso y moderno restaurante de dos pisos, y tres sectores bien diferenciados (Sud Hall, Sud Terraza y Sud Pool Lounge), se puede comenzar con una entrada “Antipasto terraza” (burrata trufada), o bien Carpaccio de Carabineiro; luego la clave es optar por un sabroso Risotto Milanese, si la preferencia es más hacia los sabores italianos, o bien inclinarse por el Bacalao clásico acompañado trufas de la estación.

Todas las noches diferentes artistas musicales preparan un show en vivo que recorre las mesas y crea un clima distendido y muy agradable. La noche continúa en el primer piso con la piscina y vista hacia el río, para disfrutar entre amigos o en pareja de los mejores cócteles y música de DJ.

No por nada es hoy “The place to be” (el lugar trendy de Lisboa), y es que se lleva todos los aplausos por su personal amigable y detallista en cada momento.

Definitivamente, manjares para deleitarse y un servicio de lujo.

 

 

De los mejores atardeceres: Cascais y sus alrededores

Si el plan es alejarse al menos por unas horas de la ciudad, en la estación de tren y a sólo 20 minutos, se llega a este pueblo costero que ha sido elegido por la nobleza y aristocracia desde 1870. Aunque hoy el ambiente es mucho más relajado y accesible, aún sigue manteniendo su exclusividad como destino, y se convierte en el paseo obligado para quienes buscan disfrutar del sol y las extensas playas, entre ellas: Avencas, Carcavelos, Guincho, Moitas, Parade, S. Pedro do Estoril y Tamariz, por mencionar sólo un par.

Además del recorrido por su Casco histórico, los atardeceres son un imprescindible desde cualquier spot que se elija. Uno de los lugares recomendados para sentarse a contemplar la puesta del sol es “Casa da Guía”, un complejo ubicado en la antigua Quinta dos Condes de Alcáçovas, que aún conserva su emblemático Palacete del siglo XVIII y XIX, y fue totalmente recuperado por el arquitecto Cláudio Wanderley en 1999. Este espacio combina gastronomía, música en un ambiente relajado y locales comerciales para hacer porqué no algo de shopping.

“Boca do Inferno”es otra opción digna de visitar y presenciar desde allí de los mejores sunsets y esta particular formación entre los acantilados,

 

Estadía con vista 360 y el mejor desayuno buffet

 

Epic Sana Marques abrió sus puertas hace un par de meses y ya se ha convertido en el lugar elegido por los turistas, porque lo tiene todo. Ubicado en el corazón de Lisboa, a unas pocas cuadras de Plaza del Comercio, este hotel con más de 500 habitaciones y amplios salones ofrece uno de los desayunos mejores calificados entre los websites de hotelería cinco estrellas. Porque desde los clásicos pasteles de nata, pastel de feijão, queijada (una pasta dulce hecha con queso y huevos), frutas de las más clásicas hasta las más exóticas, pescados como salmón o bacalao, hasta panqueques y jugos naturales, todo es preparado en el momento y con productos de gran calidad.

Además de la comodidad de las habitaciones, el hotel alberga el exclusivo restaurante italiano “Allora”, donde el chef Francesco Francavilla (quien fue chef privado de Bruce Willis), despliega su alta cocina con sus clásicos como el tagliatelle alla carbonara con trufa, parmesano y guanciale crujiente, entre los favoritos.

En el piso 13 se encuentra el rooftop con piscina y restaurante con una vista panorámica inigualable de toda Lisboa.

Principalmente en invierno, nada mejor que luego de un largo paseo subiendo y bajando colinas uno pueda instalarse en el Spa con piscina climatizada o bien degustar de exquisita comida en alguno de los restaurantes de Epic Sana Marques.

¡Un excelente combo entre ubicación, confort y buen comer!

 

 

 

 

 

 

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios