LIFESTYLE | Hace 4 semanas

De trabajar para Ralph Lauren a combinar yoga, surf y feminismo: la transformación de Agustina Echegoyen

Desde Costa Rica en donde se encuentra brindando clases de yoga, dialogó con Marie Claire acerca de su perspectiva del éxito y cómo ayudar a los demás a encontrarse.

Hasta hace dos años Agustina Etchegoyen (@agustinaechegoyen) vivía en Londres y llevaba un ritmo de vida muy competitivo en el mundo de la moda. Trabajaba en el área de prensa y marketing de marcas como Ralph Lauren y Tom Ford y hasta llegó a colaborar con la duquesa de Cambridge Kate Middleton y el príncipe William. Se codeaba con celebrities y sentía que ese era el camino al éxito. Sin embargo, tras el fallecimiento de su madre su vida dió giro de 180 grados: hoy es surfer, maestra de yoga, coach ontológica e influencer de wellness y espiritualidad y gracias a eso recorre el mundo. 

El agua y la espiritualidad la sanaron. La isla de Bali (Indonesia) se convirtió en su refugio y fuente de energía. Acaba de publicar "Mujeres conscientes”, su primer libro en donde se propone transmitir todo lo que aprendió en este proceso y darles herramientas a las mujeres para que hagan un cambio y puedan llegar a la plenitud. Desde Costa Rica en donde se encuentra brindando clases de yoga, dialogó con Marie Claire acerca de su perspectiva del éxito y cómo ayudar a los demás a encontrarse. 

¿Cómo se conjuga en tu vida el surf, el yoga y el coaching?

En los retiros que organizo priorizo estar en contacto con la naturaleza. El surf es un deporte al que yo amo (Ndr: lo practica desde joven en Mar del Plata), saca lo mejor de mi y me puede conectar directamente conmigo y con la naturaleza y es por eso que lo elijo al igual que al yoga. Costa Rica, donde estoy ahora, es un lugar que amo y vengo desde que soy muy chica y lo hago con una íntima amiga que también es de Mar del Plata. Nos combinamos: ella hace toda la parte referida al surf y yo la de yoga y coaching. 

¿Cuál fue el momento bisagra? Trabajabas en el mundo de la moda para marcas reconocidas y dejaste todo...

Volví de Londres porque falleció mi mamá y me tuve que hacer cargo de mil cosas. Regresé a mi país y estaba totalmente perdida. Fue un gran dilema qué hacer con mi carrera, pero me dejé llevar. Me replanteé muchas cosas y me hizo preguntarme si estaba disfrutando realmente lo que hacía. Cuando volví a Mar del Plata empecé a dar clases de Yoga en diferentes gimnasios y estudios, aunque en el fondo no sabía bien hacia donde estaba yendo. En el fondo el surf era algo que a mi me hacía muy bien y al tiempo me fui a hacer profesorados de yoga a Bali y dije: "necesito transmitir todo esto". Estuve abierta a recibir y dejar que la vida me sorprenda, a recibir señales desde otros lugares. 

Agustina_Etchegoyen
Agustina Etchegoyen acaba de publicar "Mujeres conscientes”, su primer libro en donde se propone transmitir todo lo que aprendió en este proceso y darles herramientas a las mujeres para que hagan un cambio y puedan llegar a la plenitud. Crédito: China Carracedo.

¿Cómo se gestó el libro “Mujeres Conscientes”? 

El año pasado estaba en Costa Rica surfeando con mi mejor amiga y me llamaron de la editorial Lea para proponerme la idea de que escriba un libro con mi historia y lo que transmito. En él busco Trata de inspirar y sacar lo mejor de nosotras. 

Realizás retiros espirituales de mujeres ¿Cómo es la dinámica con las que se suman pero que vienen con otra mentalidad? 

Ocurre mucho que llegan mujeres que quieren encontrarse o quieren buscar algo para sentirse mejor y no saben cómo hacerlo. Quizás no saben ni quieren abrirse, hasta nunca practicaron yoga. Hay que darles tiempo y espacio para que lo experimenten, no querer que de un segundo para otro que estén llorando o abriéndose o que cuenten lo que sienten. Cada una tiene sus tiempos y están en un proceso diferente. Eso es lo fundamental para mi. Por más que una tenga un problema que parezca grave, cada una viene con lo suyo y la idea de los retiros es que se vayan con la mochila más liviana.

¿Cómo lográs sacarles el chip de la vida cotidiana de las preocupaciones, el dinero, el trabajo, la familia, entre otras cosas? 

Para eso hay que lograr una conexión con tu cuerpo y con el tiempo y espacio. Cuando uno lo hace, meditando, en silencio, practicando yoga y lo que sea, tus pensamientos bajan. Pensás en el aquí y ahora. El estrés y la ansiedad pasan a un segundo plano. De esa forma se sintoniza con lo que te pasa adentro, cuando no te queda otra que conectarte con tu cuerpo, respirar y dejarte llevar por lo que sentís, no por lo que pensas. 

Atravesaste por una pérdida familiar pero que puede ocurrirle a otra persona ¿Qué consejos les das a la hora de pasar por esto?

Hay una luz al fondo de ese túnel oscuro. Los momentos feos pasan y te dejan muchos aprendizajes, te enseñan a ver la vida de otra manera. Es necesario pedir ayuda y no encerrarse. 

Rompiste un patrón al cambiar el enfoque del éxito y los logros personales...

Me di cuenta que al ayudar a otras personas podía ser mucho más exitosa que ganando un sueldo más alto o teniendo una posición más cómoda. Sentir la satisfacción de que otra persona se puede sentir mejor es un éxito indescriptible para mi. No lo puedo comparar con nada.  

¿Cómo te ves de acá a diez años?

Estoy dejándome llevar y viendo que se me va presentando en la vida. Paso a paso. Las cosas se me dieron muy rápido también: en dos años publiqué un libro, hice retiros, muchas cosas que nunca me hubiese imaginado. Es hora de disfrutar y vivir este proceso. Me gustaría que, ahora que mi vida está en movimiento constante, en algún momento tener familia, aunque por ahora voy a seguir experimentando y explorando todo esto que venía buscando. Me gustaría seguir organizando retiros (voy a hacer una en Bali en julio), escribir otro libro seguramente. 

¿Dónde están tus fuentes de inspiración?

En Bali están todas mis fuentes de inspiración. Cuando voy allá hago todo un trabajo que lo desarrollo a lo largo de todo el año. La cultura de allí, mis maestros y mi curandera me influyen mucho. Tengo mucha necesidad de volver todos los años. Es una gran fuente de energía. 

 

FOTOS: CHINA CARRACEDO. 



 

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios