Sunday 23 de June de 2024

LIFESTYLE | 07-06-2024 08:02

Con mucha luz y a puro verde: el refugio definitivo de Gapsi Pizzoleo

Después de varias mudanzas, la diseñadora Gapsi Pizzoleo encontró su hogar en esta construcción a pura luz y verde. Relato de un crecimiento exponencial tanto personal como profesional.

Está en el lugar donde debe estar. Así se siente Gapsi Pizzoleo tanto en su casa, a la que se mudó en octubre pasado, como en su emprendimiento, la marca de zapatos Aurora Alfonso, que empezó 2023 con un local a la calle y lo terminó con cuatro, incluidos dos en shoppings. Sin duda, un año vertiginoso. Pero a unos meses de cerrarlo, lo que decanta es más que positivo: Gapsi (o @misslittletouch, como la conocen sus más de 132.000 seguidores en redes) asegura que ambos logros son el resultado de todo su camino recorrido.

El refugio definitivo
La marca de zapatos Aurora Alfonso empezó 2023.

Hasta el mínimo detalle

El proyecto original de esta casa de dos plantas y alturas generosas data de 2018. Pero a lo largo de los años fueron cambiando los intereses. La pandemia, sobre todo, modificó la forma de vivir de esta familia de cinco (o de seis, incluyendo al cachorro Loki). Entre otras cuestiones, definieron la importancia de tener una oficina donde pudieran trabajar con Nacho, su marido, de priorizar un comedor diario que sirva de espacio de unión, de orquestar un playroom donde los juguetes no estén en primer plano y la tecnología no expanda sus cables por doquier, de crear un “mudroom” donde depositar todas las mochilas y elementos deportivos. También pensaron a futuro: el toilette tiene una ducha escondida, por si el día de mañana la oficina requiera convertirse en cuarto.

El refugio definitivo
El paisajismo incluyó un jardín seco con mucha vegetación que comulga muy bien con la cocina y el living.


“Siento que es la casa definitiva. Pero no hubiese llegado a ella si no me hubiera mudado tanto”, razona Gapsi, que vivió en Nueva York y Santiago de Chile antes de desembarcar en dos casas anteriores en Buenos Aires. Con hijos un poco más grandes que cuando empezó a soñar esta obra (hoy Vicente tiene 11; Silvestre, casi 9; y Amelia, 6), sus necesidades también fueron cambiando.
Así lo fue debatiendo con Nodo Arquitectura, el estudio a cargo, y con la constructora Riobamba. “Soy muy determinada en lo que me gusta y lo que no, pero nunca fui la clienta del Pinterest ordenado. Al contrario, los dejé proponerme y me fui animando”, relata. Lo que nunca cedió fue la simpleza: en la paleta -de gris, blanco y dorado- y en las materialidades -que combinan hormigón y un siding gris con algunos pocos detalles en madera-. Incluso el piso se mantiene igual en toda la casa, una decisión no tan tradicional.

El refugio definitivo
“Con los años me fui editando. Hoy elijo estar más cómoda”.


Una de las razones de la elección del estudio fue su foco en ganarle luz a las casas, sobre todo tras haber vivido en una anterior bastante oscura. “Hicieron un gran trabajo, porque este lote no cuenta con la mejor orientación y tiene una forma más bien alargada. Pero se ganó luz por los costados y se llenó de lucarnas y claraboyas que durante todo el día hacen que sea súper luminosa”, describe. Un jardín seco con diseño de formas orgánicas duplicó este efecto, permitiendo que con solo abrir las ventanas la comunión entre interior y exterior sea inmediata. “A veces abro todo y me siento en la barra con mi mate, y casi puedo sentir que estoy en el medio del jardín”.

El cuarto hijo


El otro gran proyecto en el que Gapsi se embarcó en 2023 fue la expansión acelerada de su cuarto hijo, la marca de zapatos Aurora Alfonso. Si bien no planeaba terminar el año con cuatro locales, las oportunidades fueron surgiendo. Y así, lo que empezó como un curso de zapatería luego de tener a su hija Amelia y querer frenar un poco en su regreso a Buenos Aires después de 10 años viviendo y trabajando en el exterior, hoy es una empresa con 30 empleados fijos.


“Todavía me cuesta creer que hay tanta gente que quiere mis zapatos. A veces todo me da un poco de miedo, porque creció más allá de mí”, admite. Lo cierto es que en apenas cinco años logró crear una marca con sello propio, de la que alcanza a ver un modelo para identificar que es propio. Bajos, con herrajes elegantes y siempre algún twist de diseño, son clásicos atemporales y a la vez pura sofisticación.

El refugio definitivo
La cocina es el alma de la casa y uno de los espacios más grandes. Se completa con un comedor diario.


A través de los años y acompañando este crecimiento, hoy el desafío es mantener la marca vigente y ampliar el público. Es decir, seguir creando (y gustando) sin perder la identidad en el camino. “Las clientas van creciendo, y no puedo hacer zapatos solo para mí”, razona Gapsi. Aunque cada look que se ponga en su cuenta de Instagram sea un éxito, y esta versión que abre la puerta con jean, camisa y unos Aurora Alfonso azules ejemplifica bien su estilo. “A lo largo de los años me fui editando. Hoy me paso el día de acá para allá, y elijo estar más cómoda, con zapatos que le den vuelo a un look más simple. Creo que es real que la marca es un reflejo de mí y mi vida”, sintetiza.

at Vicky Guazzone di Passalacqua

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios