domingo 18 de abril de 2021

GOURMET | 31-03-2021 10:30

Receta de kimchi: el nuevo plato estrella de la cocina coreana

De cara al Festival Hansik de gastronomía coreana compartimos recetas de este famoso plato.

La comida coreana, así como la belleza y el K-pop son tendencia. Es por este motivo, que de cara a la semana gastronómica de Corea en Buenos Aires (Festival Hansik del 12 al 18 de abril) te recomendamos dos recetas del famoso Kimchi. 

El kimchi es un súper alimento milenario muy sano y natural. Se dice que es una de las comidas más sanas del mundo. Posee glucosa, aminoácidos, vitaminas y minerales que cuando se fermentan largan todas sus beneficios ayudando a nuestro organismo. Aporta vitaminas A, B1, B2, C, sodio y potasio, combate la obesidad y tiene gran capacidad saciante.

El plato está compuesto por nabo, pepino, col fermentados, más ajo, pepino y chili. Se puede preparar en casa y aquí te contamos cómo.  

 

 

Ingredientes:

 

●      Hakusai 3 kg

●      Sal gruesa 300 gr

●      Agua

●      1 cabeza de ajo

●      Gengibre 10 gr

●      Salsa de pescado 15 gr (opcional si no consiguen saeujeot)

●      Krill fermentado (saeujeot) 20 gr

●      Gochugaru 200 gr

●      Nabo (juliana) 1 unidad

●      Cebolla de verdeo 5 unidades

●      Cebolla 2 unidades

●      Azúcar 15 gr

●      Sal 20 gr

 

Mise En Place:

 

Cortar el hakusai en cuartos, masajear suavemente con sal entre cada hoja y sumergir en agua. La sal restante diluirla en el agua, de ser posible, agregar peso por encima para que quede completamente sumergida. Dejar así por lo menos 12 horas o toda la noche.

 

Cortar nabo en juliana fina y el verdeo finamente. Una vez que tengan el nabo en juliana, masajear con azúcar y sal.

 

Procesar cebolla, jengibre y ajo hasta tener una consistencia de pulpa.

 

Mezclar la pulpa, el saeujeot o salsa de pescado, gochugaru, nabo y la cebolla de verdeo. Dejar reposar.

 

 

Paso a paso:

 

Una vez que hayamos completado la salmuera de hakusai, la retiramos del agua y la enjuagamos bien bajo un chorro de agua para retirar todo sedimento y sal restante. Cuando esté completamente limpio, la dejamos escurrir bien.

 

Con la pasta preparada y él hakusai listo. Tenemos que embadurnar la pasta sobre cada hoja de hakusai, para esto vamos a usar un poco de la pasta y arrancando desde la parte de tallo hacia las hojas las vamos masajeando y esparciendo bien. Si notan que hay pasta en exceso retirarla y usarlo para la próxima hoja.

 

Una vez que él cuarto del hakusai esté completamente embadurnado, enrollarlo al medio y colocarlo en un recipiente. Si no quieren que ese recipiente o tupper quede completamente rojo o con olor en el futuro, puede usar una bolsa de arranque grande y usarla cómo base y cubrir el tupper. Yo cómo no tengo onggi y uso un recipiente de plástico para kimchi lo cubro con una bolsa de arranque bien grande para no contaminar el tupper.

 

Cuando tengan todos los cuartos de hakusai listos, cubrir bien el tupper. Si utilizaron una bolsa, atarla con fuerza y taparla.

 

Pueden consumirla directamente o cómo a mi me gusta, dejar fermentar. La fermentación es un tema un poco más complejo. El kimchi es un alimento vivo en toda instancia, por lo general , para fermentar tienen que dejar el kimchi a temperatura ambiente por uno o dos días dependiendo de la temperatura, humedad y otros factores. Obviamente, fermentan más rápido en un temperatura cálida y húmeda. Una vez que huelan él kimchi y tenga una sensación ácida, apretarla con un cucharón hasta el fondo para poder dejar largar toda burbuja de gas que tenga dentro y guardarlo en la heladera. Al guardar en la heladera hará que la fermentación sea más lenta y no se pase de punto rápidamente y se vuelva completamente ácida. A mi gusto personal, el kimchi de una semana está en su punto de acidez ideal, pero eso depende completamente de ustedes y encontrar su sabor ideal.

 

 

Kkakdugi (Kimchi de Nabo)

 

 Ingredientes:

 

●      Nabo 1 kg

●      Gochugaru 120 gr

●      4 dientes de ajo picado

●      Cebolla de verdeo 2 unidades

●      Jengibre 5 gr

●      Salsa de pescado 40 gr

●      Azúcar 30 gr

●      Sal entrefina 30 gr

 

 

Mise En Place:

 

Pelar, lavar y secar el nabo. Cortar en cubos uniformes de 2 cm y transferir a un recipiente grande.

 

Agregar sal y azúcar al recipiente con nabo y mezclar bien. Dejar reposar al menos 20 minutos.

 

Colar el líquido en otro bowl ya que utilizaremos el agua de nabo.

 

Picar ajo, cebolla de verdeo y jengibre.

 

 

 

Paso a paso:

 

En el mismo recipiente agregar el agua de nabo, gochugaru, ajo, verdeo, jengibre y salsa de pescado. Mezclar bien todos los ingredientes por alrededor de 5 minutos. Todos los ingredientes deben estar bien mezclados y uniformemente esparcidos.

 

Una vez que el nabo esté completamente embadurnado con la salsa y esté brillante en color. Transferirlos a un recipiente de vidrio o tupper dentro de una bolsa plástica para no contaminar el recipiente. Dejar reposar a temperatura ambiente durante 2 o 3 días hasta que se siente un aroma ácido y se hayan generado burbujas. Guardar en la heladera por unos días y consumir dependiendo de la preferencia.

at Redacción Marie Claire

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios