martes 21 de septiembre de 2021

CULTURA | 28-05-2020 14:47

Florencia Etcheves: “Las mujeres tenemos derecho a ser malas”

Hoy se estrenó La corazonada, la segunda novela de la escritora que Netflix convirtió en película basada en su primer libro “La virgen en tus ojos”. En esta entrevista nos cuenta cómo es adaptar una ficción a un guión, su militancia en el feminismo y sus próximos proyectos.

Florencia Etcheves habla rápido y conciso. Su voz inigualable es probablemente una de las más recordadas del periodismo argentino.

Y es que su paso por la televisión le ocupó más del 50 por ciento de su vida y fue cuando cumplió 25 años como profesional que decidió abandonar las luces del estudio por un escritorio de su hogar para dedicarse a la escritura.

Y ese camino la llevó a publicar cinco novelas policiales y dos de ellas se convirtieron en películas. La primera de esas novelas, “La virgen en tus ojos” desembocó en el primer film original argentino de Netflix La corazonada, protagonizado por Luisana Lopilato y Joaquín Furriel que se estrena hoy por la plataforma en todo el mundo.

Etcheves participó del guión e incluso se animó a cambiar algunas cosas de su novela. No es la primera vez que la escritora trabaja con el gigante del entretenimiento ni con Lopilato. La película Perdida basó su trama en su tercera publicación Cornelia.

También te puede interesar: Luisana Lopilato: “Me encanta que la mujer sea respetada, priorizo la igualdad”

¿Cómo fue la realización del guión de La corazonada?

Trabajamos con Alejandro Montiel, el director y Mili Roque Pitt, la productora. La verdad que fue un trabajo súper intenso y lo primero que hice fue volver a leer mi libro.

La virgen en tus ojos es una novela que escribí en el año 2011 y leerla fue como un viaje al pasado porque una escribe un libro, lo lee, le relee, lo publica y ya está. Después siguieron como cuatro novelas más y me había olvidado de algunos detalles y justamente eso fue lo interesante.

Releí mi libro como si estuviese leyendo el libro de otra persona. Un poco también soy otra persona porque una cambia con el tiempo.

Entonces estaba bastante alejada del contenido y no tuve ningún inconveniente en quitar algunas cosas y sumar otras que hicieran que La corazonada fuera tal vez más jugosa.

Junto a Alejandro y Milagros decidimos que queríamos sorprender a las personas que ya habían leído La virgen de tus ojos porque cuando uno ve una película de un libro que ya leyó es como que ya se sienta con todo el spoiler hecho. Es decir que sabes todo lo que va a pasar, quiénes son los buenos, los malos o el asesino. Por eso hay algunas cositas nuevas.

Sobre el proceso de adaptar una novela a un guión, ¿te resultó complejo?

Yo escribía guiones para programas periodísticos y si bien esto es ficción la estructura del primero, segundo y tercer acto, los puntos de giro, los incidentes incitadores de cada uno de los personajes es más o menos una historia de estructura.

Y yo para escribir soy estructuralista. Para mi si no hay estructura no hay nada. Entonces para mi escribir guiones es como zapatero a tus zapatos. Es hacer lo que a mi mejor se me da y lo que mejor me sale.

Florencia Etcheves
Por segunda vez Luisana Lopilato interpreta a Pipa un personaje que está presente en tres novelas de Etcheves

Pero cuando yo escribo un libro lo escribo sola y las decisiones las consulto con la almohada. En cambio cuando una escribe un guion lo hace con un equipo y esas decisiones tienen que ser consensuadas. Entonces hay una suerte de convivencia y opiniones y eso es un lindo ejercicio del ego que me gusta mucho.

Recién mencionaste que volviste a leer el libro como si fueses otra persona, porque efectivamente pasó mucho tiempo. Y La virgen de tus ojos fue la primera novela que escribiste y eso generó un cambio en tu vida porque después abandonaste la televisión para dedicarte de lleno en la escritura. Ya que La corazonada está basada en ese primer libro, ¿qué significa para vos esta película?

También te puede interesar: Natalie Pérez: “Tengo mil traumas por los estereotipos irreales de belleza”

Cuando escribí La virgen no tenía ni siquiera la fantasía ni me imaginaba la posibilidad de que escribir iba a ser a lo que yo me iba a dedicar. Como tampoco pensaba que me alejaría del periodismo y que me iba a ir de TN y Canal 13 donde trabajé durante 25 años, más del 50 por ciento de mi vida.

En ese momento no creía ni remotamente que ese era el primer paso para lo que sucedió años después. Cuando retomé el libro, dije "Pucha este fue el primer paso" y que increíble como a veces uno da esos primeros pasos sin tener bien en claro hacia dónde está caminando. Y eso fue lo que paso en ese momento aunque yo no era consciente.

Florencia Etcheves
La corazonada es la primera película íntegramente argentina de Netflix

En ambas novelas hay mujeres que mueren de una manera dudosa y es otra mujer la que va en busca de la verdad. ¿En qué te inspiras a la hora de escribir?

En estas dos novelas se da un poco así pero no en las otras. Aunque es cierto que en Cornelia que luego se adapta al cine con Perdida hay una mujer que sale al rescate de otra.

No lo hice pensando ni teniendo en cuenta mi militancia feminista, en absoluto. Pero en definitiva uno no puede escapar muy lejos de lo que es. Yo soy feminista, me gustan las historias de mujeres y me gustan las historias de mujeres que pueden ser todo un crisol dentro de ser mujer.

No me interesa que la mujer sea buena, santa y siempre la heroína. Puede ser la villana, la que sufre o la que hace sufrir. Me gusta que todos los tipos de mujeres que nosotras podemos ser estén representadas porque tiene que ver con el derecho a ser malas.

Sino pareciera que "ahora que nos abrieron la cocina no podemos fallar", y si, podemos fallar de la misma manera que fallan los varones. Porque tenemos el mismo derecho a equivocarnos.

Personalmente cuando construyo a una mujer lo único que me interesa es que sea la mujer que yo necesito para la trama que quiero contar. Y que tenga contradicciones. Yo creo que todos las tenemos y me gusta que eso este expuesto en las historias.

Se podría pensar que esas contradicciones son las mismas que forman parte de la formación en el feminismo…

Totalmente. Lo que hace más rico a los feminismos son esas contradicciones. El movimiento feminista ha venido a interpelarnos y a que nos hagamos preguntas sobre nosotras mismas: cómo nos hemos criaron, educado o qué cosas aprendimos y cuáles hay que desaprender.

Me parece que en esa diversidad y contradicciones es que el feminismo se hace poderoso y rico. Somos un montón de mujeres que permanentemente nos estamos cuestionando a nosotras mismas y nada malo puede salir de eso, al contrario.

El año pasado publicaste La Sirena, que es un spin off de Cornelia, ¿hay alguna propuesta de llevarla a la pantalla grande?

Cuando terminé Cornelia pensé listo ya está. Después vino Errantes que es una novela totalmente distinta porque aunque es un policial, que es el género que yo escribo, no tiene absolutamente nada que ver con los personajes sobre los que yo venía escribiendo.

También te puede interesar: Julieta Ortega: “Estar todo el día en pijama es mi filosofía de vida”

Y de repente en un viaje me pasó que por una situación particular sentí ganas de seguir escribiendo sobre Cornelia pero no la continuación del libro, sino sobre ella, sobre Cornelia Villalba, la sirena.

Me surgió la idea de preguntarme qué había sucedido con esa mujer, dónde estaba. Entonces me agarré de ese personaje y decidí construir un universo alrededor de ella. Me parece que es un personaje sumamente contradictorio.

Es una mezcla de ángel y demonio. Es una mala, mala, mala. De hecho cuando publiqué el libro la gente me escribía y me decía "Me da culpa que tengo ganas de que le vaya bien". Esta situación de decir "Yo sé que es una delincuente y quiero que este presa pero que salga airosa".

¿Por qué en la mayoría de las novelas repetís los personajes?

Cuando yo escribí la primera novela inventé a los personajes en el momento y ni siquiera tenía pensado seguir escribiendo. Pero cuando se me ocurrió una trama para la segunda novela estaba ahí Juanes.

Florencia Etcheves
Joaquín Furriel interpreta a Juanes en La corazonada, la adaptación del libro La virgen en tus ojos

Yo me enamoré de ese personaje y tenía ganas de que el siguiera siendo el investigador de distintas historias policiales y Manuela estuviera allí acompañando.

Después de haber escrito La virgen y La hija del campeón me aburrí un poco de Juanes, soy de amores cortos parece (se ríe) y ahí la driver pasó a ser Manuela con Cornelia.

Esa novela la escribí en 2015 en pleno Ni Una Menos. Tal vez por eso sentí que quería darle brillo a ella e incluso tenía mucho que ver con lo que a mi me estaba pasando.

Quería escribir sobre las violencias contra las mujeres y me pareció que la trata para la explotación sexual es la más cruel de todas las violencias, como si hubiese pocas.

Me parecía interesante que fuese Manuela la que encabezara esa investigación. Nadie como una mujer puede entender o imaginar en el cuerpo lo que significa ser víctima de una red de trata. Y después me fui, los abandoné y aparecieron Carmen, Sonia, y otros personajes que nada que ver.

Durante la cuarentena ¿estas inspirada para escribir o todo lo contrario?

No me queda otra. Estoy escribiendo una novela para otro país, que tenía fecha de publicación en octubre  y mucho no puedo contar. Pero con esta situación que estamos viviendo no pude hacer los viajes que tenía que hacer y probablemente se patee para adelante.

Es un policial histórico en otro país con personajes que existieron en la vida real pero friccionados. Es un proceso que me tiene fascinada. Una ucronía histórica con dos de los personajes tal vez más conocidos mundialmente de lengua latinoamericana e inglesa. Y lo que es apasionante es la cantidad de cosas estudié porque es una recreación de época entre 1940 y 1954.

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios