martes 9 de marzo de 2021

PERSONAJES | 24-04-2020 19:36

Natalie Pérez: “Tengo mil traumas por los estereotipos irreales de belleza”

La actriz que co protagoniza Casi Feliz, la serie que a partir del lunes estará disponible por Netflix, se anima a hablar de los estereotipos, las parejas, los vínculos y la maternidad.

Natalie está pasando la cuarentena en su casa junto a su perro, agradecida de que la pandemia no la encontró en algún país lejano a casa.

Algunos de sus amigos quedaron varados por el mundo y la actriz, que está a punto de estrenar un co protagónico junto a Sebastian Wainraich, se compadece de esas tristezas de lejanía.

Natalie Pérez
Natalie Pérez interpreta a Pilar en la serie Casi Feliz 

El viernes, “Casi feliz”, producida por Netflix y escrita por el propio Wainraich estará disponible en la plataforma streaming. Aquí, la también cantante profundiza sobre su papel de Pilar, la ex mujer y madre de dos hijos (mellizos) del protagonista, Sebastián y sobre su rol en la vida real. 

En Casi Feliz tenés muy buena relación con tu ex (Sebastían Wainraich), ¿en la vida real también te llevas bien con tus anteriores parejas?

Con algunos seguí en contacto un par de años después, con otros de repente no quería saber nada y años después volvimos a interactuar por ese cariño que existió en ese momento.

Pero no tengo hijos con ninguno lo cual hace que yo me pueda separar al 100 por ciento de esa persona a diferencia de Seba y Pilar que tienen dos hijos que los unen en la vida.

Natalie Pérez
En la serie, que se estrena el lunes por Netflix, Natalie y Sebastián son una ex pareja que tiene dos hijos mellizos

Pero hoy mis relaciones con mis ex son buenas y siento que debería ser siempre así. A veces para terminar un vínculo uno tiene que romper con todo para no quedar enganchada.

Pero después de un tiempo, salvo que te hayan hecho algo demasiado malo, creo que esta bueno tener un buen vinculo con esas personas que también son parte de lo que sos vos hoy.

Hay como un dicho popular de cuarentena que dice lávate las manos, no salgas de casa, no le escribas a tu ex… ¿cómo venís con eso?

Hablé con 3 de mis ex novios pero con ninguna intención sexual ni de encuentro. Simplemente charlamos de la vida. Uno de ellos tuvo un inconveniente entonces le pregunté cómo estaba y seguimos en contacto, otro se enteró de que estuve internada y de buena onda me preguntó cómo andaba. Todas las charlas fueron lindas y eso está bueno.

En la serie se abordan muchos los vínculos, ¿en este momento en que los encuentros son imposibles, crees que las relaciones serán diferentes?

Los vínculos son de las cosas más importantes que tenemos en la vida, porque para mi lo más importante es la vida en sí. Los vínculos son los que nos hacen ser quienes somos, los que nos motivan o nos deprimen. Los seres humanos tenemos el poder de vincularnos a través de la palabra y de varias otras maneras también (se ríe).

¿Pero pensas que esto va a cambiar a partir de la pandemia?

Yo no creo que esto sea para siempre, es por un rato. Y tampoco creo que uno tenga que estar muy cerca de la otra persona para quererlo o quererla y respetarla.

La situación me hace acordar a la película animada Wall. E, en la que el protagonista es un robot y la gente no interactúa entre si, sino que lo hace a través de un celular y eso me parece patético, lo peor del mundo.

De hecho hace muchos años en una nota me preguntaron qué era lo peor que estaba haciendo la especie humana y respondí tener al celular como un aliado. Aunque nos acerca en un montón de cosas también puede arruinarte un vínculo o una cena familiar.

La gente está demasiado atenta a qué pasa en la vida del a través de las redes sociales y lo que se muestra ahí no tiene que ver con la realidad.  

¿Cómo te llevas con las redes sociales y con la opinión de la gente?

Me llevo bien y trato de mostrar todo lo que me pasa: cuando estoy triste, contenta, de mal humor, despeinada o re diosa. Trato de mostrarme sincera y genuina.  No publico siempre que estoy contenta y que esta todo bien y mi vida es feliz. Mi vida es casi feliz, aunque ni siquiera podría definir felicidad.

También te puede interesar: Lali Espósito: “Me niego a ser una figurita vacía”

Uso las redes como una herramienta de laburo. Me sirve para comunicarle a la gente las cosas nuevas que tengo para mostrar y para que escuchen mis canciones.

En eso de mostrarte tal cual sos, ¿cómo te llevas con los estereotipos de belleza? De hecho en la serie tu ex marido de la ficción remarca que no entiendo como una chica como vos puede salir con alguien como el…

Tengo mil traumas por esa belleza que nos hacen creer que es la que real y es la que aparece en las revistas o en las publicidades. Los dientes perfectos y la cara impecable.

Incluso hoy lo que ocurre con los filtros de Instagram en donde te achican la nariz, te agranda la boca, te hace una cara que no es la tuya. Y veo a muchas famosas que están todo el tiempo a través de ese filtro y que son altas diosas, entonces pienso: "qué onda amiga". No esta bueno eso y de verdad para mi la belleza no es exterior.

Yo no me considero una piba linda, me considero una piba normal y todo depende de cómo lo veas y en qué contexto. Hoy escribía algo en donde reflexionaba sobre que el horizonte es una línea recta donde se junta supuestamente el agua y el cielo. Y es mentira, es una perspectiva, porque cuando vos llegaste el horizonte se fue. Todo depende de como uno lo vea.

¿Crees que poder hablar sobre estas cosas ayuda a concientizar sobre la irrealidad de estos estereotipos que se imponen?

Si claro. Yo siempre trato de comunicar que la belleza es relativa. El otro día me bajé Tik Tok y ya la odio porque cuando lo descubrí pensé: con razón son todas lindas, porque te pone los dientes blancos, te achica la pera, te afina la nariz, te agranda los ojos. Entonces te venden una mentira.

No hay que dejarse llevar por nada de lo que uno ve hasta que no lo ve de verdad. Y la belleza para mi pasa por una cuestión más espiritual que física. Creo que todo el mundo sabe que lo que se ve en las revistas o las publicidades es una mentira.

¿Hay un avance en la sociedad en ese sentido? 

Creo que hay una nueva cabeza, una nueva generación y una nueva idea de las cosas, de la vida y de los estereotipos que están cambiando.

¿Crees que esos cambios se relacionan con la lucha feminista?

Me parece que las revoluciones están buenas y que el cambio tiene que ser desde el amor y con amor. Con amor a uno mismo, con amor a la vida y a los otros también. Con amor a los animales, el planeta y a los otres (se ríe)

En tu papel de Pilar interpretas a una madre de mellizos y hace poco se conoció la noticias de que decidiste congelar óvulos. ¿Cómo es tu relación con la maternidad?

La creación es algo maravilloso entonces pienso que la maternidad y la paternidad deben ser de las cosas más bonitas que existen. Lamento no ser madre a mis 33 años, pensé que iba a serlo, no sucedió, la vida me llevó por otro lado.

No fue una decisión ni tenerlo ni no tenerlo. Simplemente se fue dando así y no me preguntó tanto el por qué sino que pienso que no estaré preparada o no será el momento.

La decisión de congelar óvulos surgió cuando estaba haciendo Pequeña victoria (en donde ella pone su vientre en alquiler) y llegó esa información a mi vida, estas otras oportunidades para ser mamá. 

También te puede interesar: Mariana Genesio Peña: “Por momentos me olvido de que soy trans”

Me separé y pensé en mi edad porque empezó a correr el reloj biológico que te dice que es tarde. Después entendes que cada uno tiene sus tiempos y que las cosas llegan en el momento que tienen que llegar y decidí congelar óvulos como una prevención.

Natalie Pérez
Natalie tomó la decisión de congelar óvulos pero el proceso se complicó y quedó internada por una hemorragia interna

Si la tecnología, la ciencia y la medicina avanzaron por qué no voy a hacer uso de ella. Porque tal vez tenga un hijo el año que viene, tal vez dentro de 5 años o tal vez no pueda tener hijos por una cuestión de salud.

Entonces por ese miedo a no poder en algún momento y por el deseo tan grande de ser mamá tomé la prevención de congelar óvulos. Deseo con todo mi corazón no tener que usarlos y utilizar el método más común para quedar embarazada pero si en algún momento lo necesito está bueno saber que están ahí.

El proceso en tu caso se complicó y terminaste internada, ¿cómo fue?

Generalmente en el 95 por ciento de los casos es algo muy sencillo, te sedan para hacerte una punción y es ambulatoria, ese mismo día te vas a tu casa. Tenés un poquito de dolor y después seguís con tu vida vida normal.

Pero en toda intervención médica, como en la vida, pueden pasar cosas. Y me tocó a mi lamentablemente, tuve una hemorragia interna, perdí mucha sangre, me tuvieron que internar y quedé anémica durante mucho tiempo.

De hecho me hablaron de transfusiones y operaciones pero yo elegí el método más largo pero el menos invasivo. Fue muy movilizante el proceso de congelar óvulos en sí porque vos durante dos semanas te estas inyectando hormonas y es algo que no es fácil.

Sin duda fue un momento bisagra en mi vida porque no estuvo bueno, estaba congelando mis óvulos para generar vida y de repente la mía estaba en peligro. Yo no sabia que esto podía suceder sino no lo hubiera hecho en este momento. Pero ya descubriré por qué me pasó esto a mi.

Vos mencionas que esperas no tener que usar los óvulos que congelaste, pero pasado el tiempo ¿conformarías una familia monoparental?

También te puede interesar: Cómo es el camino de las mujeres que deciden ser madres solas

Si, 100 por ciento. Ojalá que no, pero en muchos momentos de mi vida lo pensé. De hecho a los 15 años decía voy a ser mamá sola. Pero me encantaría tener una familia casi convencional.

¿Te identificas con tu personaje de Pilar como madre?

Si, siento que voy a ser re así, súper práctica. Siempre desee tener mellizos además porque me divierte mucho la idee, más allá de que los primeros años debe ser un caos. Siento que voy a ser una buena madre.

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios