viernes 23 de febrero de 2024

BELLEZA | 01-02-2024 13:54

¿Para qué sirve el ácido glicólico? Efectos y beneficios en la piel

Este nuevo producto, se encuentra de forma natural en la caña de azúcar, las uvas y otros alimentos.

El ácido glicólico ha surgido como uno de los elementos destacados en el ámbito del cuidado de la piel, cautivando tanto a consumidores como a expertos en belleza. Pero, ¿qué es exactamente y cuáles son los beneficios y efectos que lo convierten en un elemento esencial en la rutina de cuidado facial?

Alta perfumería: la tendencia mundial de fragancias de autor llegó a Avenida Alvear

El ácido glicólico, un alfa-hidroxiácido (AHA), se encuentra de forma natural en la caña de azúcar, las uvas y otros alimentos. En el ámbito del cuidado de la piel, este ingrediente ha ganado notoriedad debido a su capacidad para exfoliar y rejuvenecer la piel de manera efectiva.

Ácido láctico: tu nuevo aliado para una piel hidratada todo el año

Uno de los beneficios más destacados es su capacidad para realizar una exfoliación profunda de la piel. Este ácido trabaja disolviendo las células muertas en la capa más externa de la piel, dejándola más fresca y renovada. Esta exfoliación ayuda a mejorar la textura, reducir la apariencia de poros dilatados y eliminar las células muertas que pueden contribuir a una apariencia opaca.

Los resultados del ácido glicólico

Otro resultado positivo de la exfoliación es la unificación del tono de la piel. Esto implica la reducción visible de manchas oscuras y la hiperpigmentación, logrando un cutis más luminoso y uniforme.

Además, el ácido glicólico combate las arrugas y las líneas de expresión al estimular la producción de colágeno, una proteína vital para la firmeza y elasticidad de la piel. Esta propiedad ayuda a contrarrestar la disminución de la producción de colágeno relacionada con el envejecimiento, promoviendo así una apariencia más juvenil.

Skincare Koreano: cómo preparar el agua de arroz para tu piel

Para aquellos que luchan contra el acné y las cicatrices, el ácido glicólico puede convertirse en un aliado eficaz. Su capacidad exfoliante ayuda a destapar los poros obstruidos, reduciendo la formación de nuevas imperfecciones. Además, puede contribuir a la atenuación de cicatrices de acné, ya que favorece la renovación celular y la regeneración de la piel.

Si buscas hidratar, exfoliar, unificar y rejuvenecer la piel, considera la incorporación del ácido glicólico en tu rutina de belleza diaria. Opta por una concentración del 10% si tu piel es fina, y elige el 15% si es más gruesa.

JCCL

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios