jueves 9 de julio de 2020

SOCIEDAD | Hace 1 mes

“Toda mujer que quiera interrumpir un embarazo tiene una causal”

En el Día Internacional de Acción por la Salud de la Mujer ,que coincide con el 15 aniversario de la Campaña por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito compartimos el relato anónimo de una médica que trabaja en un hospital del conurbano bonaerense y cuenta cómo es el protocolo que se aplica para realizar la interrupción de un embarazo.

Cómo es el protocolo de interrupción voluntaria del embarazo (ILE) contado por una médica de un hospital de conurbano bonaerense.

¿Cuándo una ILE ingresa directamente a protocolo?

Si una paciente es menor a 13 años y está embarazada entra en causal directamente porque a su edad no puede consentir una relación sexual por lo cual ese embarazo es producto de una violación.

Salvo que la pareja tenga su edad y se compruebe que el vínculo es real. Pero cualquier niña menor a 13 años que quiera interrumpir un embarazo entra para protocolo ILE.

También te puede interesar: Aborto: subió la práctica y bajó el embarazo adolescente

En caso de que suceda causal de violación para cualquier edad se recibe a la paciente en el hospital y el único requisito es que firme una declaración jurada. Allí básicamente dice que el embarazo es fruto de una relación sexual sin consentimiento. Y eso es bien abarcativo. 

¿En qué sentido?

Es muy amplio ya que no solo tiene que ser una violación como se piensa habitualmente. Puede ser que con la pareja hayan tenido una relación sexual consentida pero que su pareja se niegue a usar preservativo a pesar de que ella explícitamente le haya dicho que no quería quedar embarazada.

Una vez que ingresa por ILE, ¿cómo sigue la atención?

A partir de ahí se interna a la paciente y se le hace una ecografía para corroborar que tiene un embarazo y que el embarazo es intrauterino, es decir que está adentro del útero y es viable. Ósea que el embrión o el feto tienen latidos. Porque si fuera un embarazo ectópico o si el embrión no tiene latidos no necesita interrupción, sino que lo hace fuera del marco.

Además se le saca sangre y se le realizan diversos estudios en el caso de que la paciente así lo quiera. Principalmente son para saber que la persona no está anémica y que puede soportar un sangrado.

Si el embarazo es mayor a 8 semanas se puede hacer el procedimiento, pero si es menor a esa fecha se tiene que llegar a ese tiempo salvo que la paciente quiera hacerse un aspirado.

Intentamos no hacer este procedimiento en pacientes que no tuvieron nunca un embarazo porque el cuello uterino está cerrado y es difícil ingresar a la cavidad.

Si es menor a 12 semanas y la paciente lo puede hacer de forma ambulatoria, lo hace. Le hacemos la hoja de internación, firma los consentimientos, le damos la medicación. Le decimos cómo hacer el procedimiento, en qué casos venir debe al hospital, las pautas de alarma que tiene que tener y se va a su casa.

También te puede interesar: Martha, Olga y Alicia: las luchadoras por la legalización del aborto desde hace 30 años

Luego de las 72 horas posteriores a realizar el procedimiento, si nada de lo que le dijimos que podía pasar pasó, como por ejemplo fiebre, un sangrado excesivo, que le baje la presión o que sienta que el corazón le late rápido, tiene que volver al hospital.

En ese momento le hacemos una ecografía post interrupción. Y ahí mismo hablamos del método anticonceptivo aunque ya lo tenemos charlado previamente. Siempre intentamos que el método sea de larga duración: como el DIU o el implante. Pero si la paciente quiere pastillas o inyectables lo hace aunque intentamos que se vayan con uno de larga duración.

¿Y si es mayor a 12 semanas?

Si la paciente tiene un embarazo mayor a 12 semanas o una violación en donde hay que cuidar la prueba para conservar el material genético se hace una internación.

Aborto
En los hospitales públicos de la provincia se están realizando más interrupciones a parir del protocolo presentado por el Ministro de Salud de la Nación

Normalmente preferimos el tratamiento médico: si es menor a 12 semanas se realiza con cuatro comprimidos de Misoprostol cada 3 horas, es decir 3 dosis. Y pasadas las 12 semanas se hace con la mitad de la dosis hasta que expulse.

¿Cómo es el procedimiento cuando la causal no es violación?

En este caso a la paciente la tiene que ver alguien de servicio social o psicología para poder labrar un causal, salvo que la causa sea médica. Por ejemplo hace poco tuvimos una paciente que tiene una epilepsia refractaria y toma medicación que no puede dejar. Se embaraza en este contexto y quiere interrumpir.

Listo el causal es médico, entonces el jefe de servicio labra el causal, es decir que hace una especie de descargo explicando por qué la interrupción entra en el marco del artículo 86 de la ley del código penal y una vez que tiene la causal escrita la paciente entra en protocolo.

¿Qué pasa si un médico o médica se niegan a realizar una interrupción legal del embarazo?

Los médicos y médicas todavía tienen derecho a objetar la conciencia, es decir pueden negarse a realizar la práctica. Pero si lo hacen deben derivar a la paciente a alguien que la realice. No pueden decir yo no la hago y ya.

Dentro del hospital debería haber siempre un referente de salud sexual que se dedique a las interrupciones. En el caso de que no lo haya, aunque no debería ser así ya que la objeción de conciencia no es institucional sino personal, tendrían que estar articulados para hacer una referencia de esa paciente directamente a otro lugar.

Además hay que entender que si se niegan y encima ponen obstáculos se está incumpliendo con el deber de funcionario público.

También te puede interesar: Mariela Belski: “El Papa tolera el aborto en Europa pero no en América Latina”

Desde que en diciembre del año pasado el ministro de salud Ginés González García anunció la puesta en vigencia del protocolo para los casos de aborto no punible, ¿aumentaron los casos?

Estamos realizando muchas interrupciones con Misoprostol, porque tenemos mucho. Solo anotamos cuánta cantidad se utiliza para cada paciente e inmediatamente nos mandan más. Es decir que siempre hay.

Entonces al tener la disponibilidad que hace unos meses no teníamos, prácticamente todo entra en el protocolo ILE. Porque toda mujer que quiere interrumpir un embarazo tiene un causal.

Y muchas de estas causas tienen que ver con el proyecto de vida. Una paciente que justo había empezado a trabajar, que ya tiene 3 hijos, que se separó y que está viviendo sola, que no tiene nadie que la mantenga. Todas son causales. Y la practica se debe hacer por el deseo de la paciente.

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios