sábado 3 de diciembre de 2022

PERSONAJES | 30-09-2022 08:02

Yalitza Aparicio: “Jamás imaginé que mi voz podía ser escuchada”

La actriz mexicana posó en Oaxaca con vestidos artesanales y sustentables. Luego de Roma, vuelve con todo y nos cuenta por qué siente que su misión es representar y comunicar nuevas narrativas vinculadas a sus orígenes indígenas.

2018 fue un año único para Yalitza. Hasta ese momento era la maestra de preescolar de una escuela de Oaxaca. Aunque no era actriz ni soñaba con serlo, el director Alfonso Cuarón la contactó para ser la protagonista de la película Roma, su primera apuesta para la plataforma Netflix. Así fue como todo cambió en su vida: la nominaron al Oscar como Mejor Actriz, fue nombrada en 2019 dentro de la lista de personalidades más influyentes del mundo y su nombre hizo historia en el universo del cine. Pasaron cuatro años desde ese entonces y Yalitza regresa con todo a la pantalla: participará de la película Presencias y de la serie de HBO, Los Espookies. Además, es personalidad de Bvlgari y Embajadora de Naciones Unidas para los Pueblos Indígenas.
-Paso largo tiempo desde el estreno de Roma al día de hoy. ¿Qué sucedió en tu vida en estos años?
-Bueno, al ser una persona que desconocía totalmente el mundo de la actuación y todo lo que incluía además de estar frente a una cámara, me tomé un tiempo para tratar de asimilar, entender o buscar más información para ganar más soltura en el medio. Además este tiempo me sirvió para poder elegir bien lo que quería hacer en el futuro, ya que en el cine en general te encasillan mucho. 

“Dar un buen mensaje y poderoso también se relaciona con cómo una fue criada. Si mis papás no me hubieran enseñado a luchar por lo que yo quería, anteponiendo la decisión de toda la sociedad, pues no seguiría aquí”. 

¿Qué fue lo que te convenció de las nuevas propuestas para aceptarlas?
-Cada uno de los personajes que vienen tienen eso que busco: son diversos uno del otro. Esto me da oportunidad de experimentar diferentes facetas y, al mismo tiempo, de transmitirle a la sociedad que, muy a pesar de nuestros orígenes o de las posibilidades que hemos tenido a lo largo de nuestra vida, podemos representar diferentes roles y narrativas. También porque en nuestra sociedad hay una diversidad inmensa: hay muchas personas indígenas que son doctores, que son maestros, geniales pintores, que tienen muchas profesiones… No hay que mostrar siempre esa historia del indígena que tuvo que emigrar a Estados Unidos. Por otro lado, puedo hacer cientos de personajes de trabajadoras del hogar, pero son tantas historias que se tienen que contar, y se tienen que contar de una forma que también dignifiquen a la persona. 

Yalitza Aparicio
Tocado (Roberto Giménez), vestido (Moravy) y joyas (Gaby Vilchis).


-¿Cómo hiciste para no marearte con la fama y tomarte esta oportunidad con tanta responsabilidad?
-Fue más como un instinto… pensé en qué es lo que a mí me hubiera gustado ver cuando era pequeña. Cuando miraba una pantalla o veía cualquier programa de televisión o película, jamás me sentía identificada. Consideraba que todo eso era algo ajeno a mí. Me hubiera gustado decir de chica que quería ser como tal actriz, pero no había nadie como yo. Por eso la Yali pequeña influyó mucho en mi decisión.
-¿No sentiste la presión de estar rápidamente de nuevo en Hollywood?
-Lo más importante ha sido siempre estar con mis seres queridos, tener los pies sobre la tierra. Me tocaba hacer este camino sola, tomarme este tiempo para pensar qué es lo que quería, si era mi decisión quedarme en este medio. Pensé en volver a la docencia, pero también estaba en mí esa necesidad de querer que se comprendiera o entendiera que los grupos indígenas no somos ajenos a la sociedad. Sentí que había que aprovechar todas esas puertas y debates que se habían abierto. Por supuesto, si bien desaparecí de las pantallas, estuve muy atenta al trabajo solidario en comunidades.

“No tenemos que olvidar nuestras lenguas, no tenemos que cambiar nuestro físico. No tenemos que hacer todo eso para formar parte de algo, a fin de cuentas somos parte de la sociedad”.

-Hubo marcas de lujo que se acercaron a vos, ¿cómo lograste equilibrar eso con la filantropía, tu trabajo de actriz y la militancia?
-Lo bonito de las marcas, o lo que por lo menos he sentido, es que cuando se acercan quieren apoyarme en todo lo que hago. Entonces, fue positivo que las firmas hayan tenido también esa apertura y ganas de participar en el cambio de la sociedad. Por otro lado, yo como mujer indígena, por supuesto que puedo portar una ropa de marca tanto como ustedes pueden portar una ropa de las comunidades indígenas, ambas están hechas con trabajo que hay que respetar. A mí me toca estar de un lado y del otro. Lo que me ha llevado a este lugar es que jamás olvidé y jamás negué quien soy. No tenemos que negar, no tenemos que olvidar nuestras lenguas, no tenemos que cambiar nuestro físico. No tenemos que hacer todo eso para formar parte de algo, a fin de cuentas somos parte de la sociedad.
-¿Aprendiste a valorar la comunicación a través de la moda?
-Sí, la verdad es que al principio ni siquiera entendía nada de eso. Conforme el tiempo, me he dado cuenta de que todo este medio es una forma de transmitir, de compartir. Entonces, la verdad, es que ahora sí me doy cuenta de la importancia que tiene todo lo que uno hace. En el caso de estas fotos sirven para apoyar a los artesanos, es también dignificar el trabajo que hacen y demostrarles que también están al nivel de cualquier otra marca.

Yalitza Aparicio
Total Look (Moravy).


-¿Creés que desde que comenzaste públicamente con esta lucha hubo cambios? 
-A mi parecer sí que ha habido cambios. En las últimas tapas de revista que aparecí, por ejemplo en esta, se muestran personas guajaqueñas. Eso jamás hubiera ocurrido antes. Tal vez ha sido un trabajo pequeño, y no es sonar conformista sino que prefiero ir haciendo esos cambios pequeñitos a que sigamos estancados. A fin de cuentas, el resultado que estamos viendo hoy en día es porque personas años atrás han venidos en esta lucha también y tal vez lo que yo estoy realizando ahora se vea reflejado en unos diez años, o esperemos que sea menos, pero siempre se va a tratar de eso: de que sumemos fuerzas y entonces el resultado se va a ir viendo de esa manera. Conforme más personas seamos, más grande será el cambio.
-¿Imaginabas que podías llegar adónde estás hoy?
-No tenía ni idea de lo que era capaz de hacer, jamás imaginé que mi voz podía ser escuchada. Me di cuenta del peso que tienen las personas que están al frente de una pantalla. Dar un buen mensaje y poderoso también se relaciona con cómo una fue criada. Si mis papás no me hubieran enseñado a luchar por lo que yo quería, anteponiendo la decisión de toda la sociedad, pues no seguiría aquí. 

Yalitza Aparicio
Total Look (Rocinante).


-¿Dejaste de lado tu vocación docente?
-Es algo muy curioso porque yo siento que no la he abandonado, y cada vez que recorro o ando por mis comunidades, las personas no se refieren a mí como actriz o licenciada, sino como maestra. Siempre les digo que creo que no voy a abandonar mi profesión, no sé si porque es mi vocación y algo que yo soñaba hacer y todo lo que tenía en mente, pero estoy feliz de estar en el lugar en el que estoy hoy en día porque puedo tener la posibilidad de ser ese ejemplo para muchos niños y demostrarles que se puede. 
-¿Cómo creés o cómo tenes ganas de proyectarte profesionalmente, y personalmente quizás, dentro de algunos años? 
-Quiero seguir creciendo en lo personal y seguir haciendo cosas que me apasionen. Soy de las que quiere ir poco a poco, pero a paso seguro. Cuando empezás en este medio te meten mucho miedo, te dicen que vas a cambiar, que es imposible no hacerlo. A fin de cuentas, yo estoy segura de quien soy, estoy feliz y quiero seguir siendo esa Yali con esa esencia. Porque, en el momento en que yo lo pierda, perderé todo lo que habré logrado porque gracias a eso estoy aquí. 

Fotos: Carlos Ruizc.
Realización: Sergio Valenzuela.
Producción: Marie Claire México. 

 

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios