sábado 24 de julio de 2021

PERSONAJES | 19-02-2021 18:30

Conocé a Mayes Rubeo, la mexicana detrás del vestuario de WandaVision

De larga experiencia en mega producciones de Hollywood, el año pasado la vimos competir por el Oscar por Jojo Rabbit. Acá, su historia y las claves de su trabajo para Disney+.

En apenas unos meses Mayes Rubeo, diseñadora de vestuario de WandaVision- cumplirá 60 años, de los cuales vivió más de la mitad en Los Ángeles, cuando llegó desde su México natal (nació en la ciudad de México y se crió en Guadalajara) para estudiar en la Fashion and Costume Trade Tech College de esa ciudad.

 

De México a Hollywood

Con su particular acento a cuestas (que mantiene hasta el día de hoy), Mayes comenzó a trabajar en la gran meca del espectáculo apenas terminó sus estudios.

Claro que arrancó de abajó, encargándose al comienzo, allá por los años 80, del vestuario de extras en películas como Nacido el 4 de julio, el recordado drama bélico con Tom Cruise y El vengador del futuro (con Arnold Schwarzenegger).

De alguna manera, las grandes producciones de acción marcaron su camino, aunque su gran salto a la fama llegó con Apocalypto (2006), la opus con la que Mel Gibson se propuso retratar la caída del imperio maya, para lo cual ella debió idear un vestuario casi etnográfico.

De allí en más, no paró de trabajar para enormes proyectos, desde Avatar (de James Camreon), a Guerra Mundial Z (con Brad Pitt) y Thor: Ragnarok.

Wandavision
Los años 70, ya con la "ventaja" del color.

El director de esta última película, el talentoso Taika Waititi, la convocó luego para Jojo Rabbit y sus trajes y vestidos de la Alemania nazi la convirtieron en la primera latina en ser nominada al Oscar como Diseñadora de Vestuario.

Si bien su colega Jacqueline Durran (por Mujercitas) se llevó finalmente la estatuilla, Mayes continuó sumando hitos y desafíos en su prolífica carrera.

 

Los desafíos del vestuario de Wandavision

En Wandavision, su nueva misión, los retos eran múltiples. Por tratarse de una enorme producción, sí, pero porque además la serie recorre estilos y épocas muy diversas, desde los años 50 hasta la actualidad.

Para colmo, un pequeño “detalle” más: los primeros capítulos son en blanco y negro.

Wandavision
La vecina “metiche” (la genial Kathryn Hahn) y un homenaje al Fama de los 80.

“Debí aprender muchísimo acerca de los tonos y cómo los colores de las prendas se traducen de distintas maneras hacia el gris, el blanco y el negro. ¡Cada vez que escogía una tela debía verla a través del filtro en blanco y negro de nuestros celulares para ver si funcionaba!”, relata la diseñadora.

Si bien la temporalidad del proyecto permitía pensar en el uso de piezas vintage para recrear los looks de cada época, casi todo el vestuario de WandaVision fue creado desde cero.

“Pasé muchas horas en la mesa de dibujo. Diseñé casi todas las piezas que se ven en pantalla. Y luego dedicamos mucho tiempo a encontrar las telas adecuadas. Fue un proceso maravilloso”, cuenta Mayes.

 

 

Sus prendas favoritas

“El traje que usa Visión y el vestido de novia que le hicimos a Wanda para los títulos de apertura son mis creaciones favoritas”, revela y agrega: “Las dos fueron hechos a medida desde cero. Y a Paul (Bettany) le gustaron tanto el traje y la corbata que lamentó mucho no poder usarlos para todo el episodio. El vestido de Wanda fue un hermoso homenaje a Audrey Hepburn”.

Tanto Elizabeth Olsen, quien interpreta a Wanda, como Paul Bettany, quien interpreta a Visión, participaron activamente del proceso de selección de vestuario para sus personajes.

Wandavision
Los 90 y un look que casi parece actual...

“Las sesiones de prueba de vestuario eran larguísimas porque ellos querían probar todas las piezas. Aportaron mucho desde sus lugares para encontrar los looks adecuados de Wanda y Visión”, señala Rubeo.

Para Mayes, una de las mejores cosas de su trabajo es justamente la posibilidad de viajar en el tiempo:

“Un día estoy vistiendo alienígenas, y al día siguiente me transporto a la cultura mesopotámica, y de ahí a la cultura contemporánea... ¡Es imposible aburrirse! Mi trabajo es un verdadero placer. Tengo la fortuna de hacer lo que amo y de que me paguen por eso”, concluye.

 

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios