martes 5 de diciembre de 2023

PERSONAJES | 22-05-2023 11:21

Sabrina Farji: "Hay ciertas historias que todavía están vedadas para las mujeres"

La directora presenta un sobre la vida de Mariquita Sánchez de Thompson. Un recorrido por la vida de esta revolucionaria y del cine actual, que aún margina a las mujeres en la industria.

Sabrina Farji, directora y productora, vicepresidenta Primera de la Academia de Cine Argentino, es una gran contadora de historias. Propias y ajenas, aunque no tanto, porque Farji sabe lo que es remar en una industria donde las mujeres se han abierto camino a los codazos.

Directora de joyitas indie como Desmadre, de películas íntimas como Eva y Lola o de apuestas comerciales (¿por qué, no?) como Ex Casados, vuelve al documental con Mariquita, mujer revolución que se estrena el 25 de mayo en el Cine Gaumont. Con las actuaciones de Zoe Gotusso y Mayra Bonard rodeadas por testimonios de intelectuales como Florencia Canale, María Saenz Quesada, Dora Barrancos o Adriana Tursi, Mariquita, mujer revolución se acerca al enigma de Mariquita Sánchez de Thompson y descubre nuevas respuestas para preguntas que aún hoy nos seguimos haciendo.
El poder de la palabra, el papel de las mujeres en la Historia, la reconstrucción de un relato, la verdadera Revolución y cómo ser una directora argentina sin morir en el intento. Con ustedes, Sabrina Farji.

“Hay historias que todavía están vedadas para mujeres. Dirigí una comedia romántica donde había conversaciones subidas de tono y me han condenado bastante por eso, como si el humor hecho por una mujer solo debe ser de buen gusto y acotado”.

-Tu película comienza con la dificultad que se te presenta para financiar la historia de Mariquita. ¿Creés que los peros que te ponen hubieran sido los mismos si presentabas algún proyecto sobre San Martín , por ejemplo?
-(Ríe) Creo que no hubiera pasado lo mismo si el proyecto era sobre San Martín o Belgrano porque se han hecho varias películas sobre ambos y con actores como Alfredo Alcón, Rodrigo de la Serna y Pablo Rago, evidentemente ahí no hubo problemas de financiación. Tal vez porque la Patria está relacionada el Páter y quizás a un personaje como Mariquita no lo ven, pero para mí es una figura apasionante. Cuando hacía el pitch siempre decía que era una Claire Underwood con miriñaque, una lobista, una mujer con un potencial político y social increíble. 

-Mariquita Sánchez está en todos los libros escolares, pero a la vez es casi una figurita que canta el himno. ¿Cómo fue tu acercamiento a esa otra Mariquita que descubrimos en la película?
-Mariquita es un enigma. Cuando estaba editando pensaba, ¿por qué la seguimos estudiando en el colegio como la chica que prestó su casa para cantar el himno?  ¿Si hizo tan poquito, cual es el motivo de su relevancia? Ahí hay un mensaje que espera ser revelado. Hay un relato contado a la manera de Hansel y Gretel que va dejando miguitas para que descubras otro mensaje oculto. Creo que ahora hay una necesidad, validada después del Ni Una Menos y del Me Too, de conocer la historia desde otro lugar. Las mujeres tradicionalmente no aparecen en la historia en lugares preponderantes, sino solo como las que bordaron banderas o donaron joyas y eso las relega, pareciera que la nación fue solo hecha por hombres de batalla.

Sabrina Farji
poner un epigrafe.

-Las historias también se escriben y las mujeres prácticamente no tenían acceso a una educación letrada. Mariquita no solo escribe sino que sienta jurisprudencia reclamando su derecho a casarse por amor en una carta al Virrey. ¿Hasta en eso es revolucionaria?
-Totalmente, porque además ha dejado las Memorias del Virreynato y un montón de cartas no solo a sus hijas sino a intelectuales. Hay todo un racconto de la época desde su mirada que es muy valioso. Pensá que vivió 84 años, una barbaridad en ese tiempo, más habiendo tenido tantos hijos, porque muchas mujeres morían en el parto. Ella es una testigo primordial de la transformación histórica de la colonia a la nación. Con respecto a su carta al Virrey, por lo mismo a Camila O´Gorman la fusilaron embarazada. El tupé de tener ese plan insólito de reclamar sus derechos humanos ante el Virrey habla de una concepción ante la vida, de sentirse a la altura de cualquier ser humano más allá del género.

-Nombraste a Camila O´Gorman , ella y Mariquita están conectadas de alguna manera pero sus destinos fueron muy diferentes. Es imposible no pensar en la película Camila, ¿te imaginás que hubiera hecho María Luisa Bemberg hoy en día con esa historia?
-El personaje de Camila está más enfocado en lo romántico y en la injusticia para con ese amor, era otra época y se me ocurre que hoy en día Bemberg hubiera hecho otra película, más tridimensional en lo político. En Mariquita justamente lo personal es político, enamorarte es político, elegir de quien te enamorás sienta jurisprudencia de un derecho para otras mujeres. ¡Ni que hablar de que Mariquita se separa de su segundo marido Mendeville! En ese momento las mujeres no se separaban, a lo sumo enviudaban y tenían que guardar recato. 

-¿Por qué elegiste dos actrices distintas para interpretar a tu protagonista? 
-Pensé que a través del tiempo el personaje debía tener dos energías muy diferentes. Siempre quise que la Mariquita más joven que entona el himno fuera una cantante. Zoe Gotusso  tiene una imagen que trasciende la época, el género y para mí era importante hacer una Mariquita de todos los tiempos que pudiera ser  descubierta por las nuevas generaciones. Mayra Bonard es la versión adulta y como gran bailarina  tiene una impronta muy libre, muy sensual, muy física. Veo a Mariquita como una mujer grande capaz de seducir a quien sea, son tan potentes las dos. Te cuento algo que no está en la película, al final del rodaje se abrazaron y se dieron un beso , me pareció tan lindo.

-Hay una sensación de que las mujeres están dominando los festivales y cobrando relevancia en la industria. ¿Es así o necesitamos más mujeres en puestos de decisión?  
-Creo que hay una percepción de que hemos avanzado producto de que las mujeres estamos más concientizadas y haciendo ruido entre nosotras en todo el mundo. Pero en realidad cuando vas a los números falta mucho, en España alrededor del 11% de mujeres trabajan en series, en las producciones con mucho presupuesto es escasa la presencia de mujeres guionistas, por ejemplo. Durante la pandemia en Argentina solo el 18% de los estrenos fueron dirigidos por mujeres, ahora arañamos el 23%. No hay un cambio importante, solo te diría que se sumaron muchas mujeres en la técnica porque hay un incentivo del Instituto de cine si tenés un cupo 50/50. También hay más mujeres en puestos administrativos, pero la triada Dirección/ Guión/ Producción no ha subido de la manera que esperábamos.

“Me encantaría hacer la serie de Mariquita e imaginar al personaje con tres edades distintas. Creo que Lali Espósito es alguien que encarna todo lo que fue Mariquita en esa época. ¿Para las otras etapas de su vida? Natalia Oreiro y Mercedes Morán”.

-En Marie Claire entrevistamos a Julia Ducournau, la primera directora en ganar en solitario la Palma de Oro en el Festival de Cannes y fue muy atacada por eso. Contó que desde que estaba rodando se imaginó una lluvia de críticas porque se supone aún hoy que las mujeres no estamos capacitadas para contar historias violentas. ¿Qué pensás al respecto?
-Creo que Ducournau tiene razón. . Yo antes de Mariquita dirigí una comedia romántica llamada Ex Casados donde había conversaciones subidas de tono y me han condenado bastante por eso, como si el humor hecho por una mujer solo debe ser de buen gusto y acotado. Donde hay acción, humor popular, violencia, es un “acá no te metas, nena”. Tampoco lo masivo, lo que llena salas está reservado para los varones, hay alguna excepción pero solo para confirmar la regla.

-Mientras tanto juguemos al mainstream, si te dan un presupuesto ilimitado. ¿Qué proyecto elegirías y quien sería tu protagonista?
-Me encantaría hacer la serie de Mariquita e imaginar al personaje con tres edades distintas. Creo que Lali Espósito es alguien que encarna todo lo que fue Mariquita en esa época, está haciendo una carrera hermosa y ese personaje le iría muy bien. ¿Para las otras etapas de su vida? Natalia Oreiro y Mercedes Morán. ¡Qué bien estaría ese casting! 

Fotos: Sergio Piemonte

 

at Marcela Soberano

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios