sábado 28 de noviembre de 2020

MODA | 03-11-2020 11:43

Trump vs Biden: por qué la moda se convirtió en un elemento clave de las elecciones

El aumento de la participación en los comicios estadounidenses entre los partidos demócrata y republicano tuvo un responsable muy claro: la indumentaria.

El republicano Donald Trump se enfrenta al demócrata Joe Biden en los comicios estadounidenses que definirán al nuevo presidente. Y como en cualquier situación de la vida, todo lo que llevamos cuenta historias y funciona como espejo social. Acá un repaso de las veces que la moda se ha convertido en política.

Hace 4 años diseñadores como Tory Burch, Marc Jacobs, Joseph Altuzarra y Prabal Gurung crearon diseños para apoyar la campaña de Hillary Clinton.

Anna Wintour, editora de Vogue, y Diane von Furstenberg, entonces presidenta del Council of Fashion Designers of America (Consejo de Diseñadores de Moda de América), llevaron a cabo eventos de recaudación de fondos para la candidata. Fue la primera vez en la historia que Vogue apoyaba a una candidata presidencial.

Hillary Clinton

Además, la moda venía de ocho años de la administración Obama, en los que Michelle Obama había utilizado su puesto para elevar el perfil de los diseñadores estadounidenses, tanto vistiendo una amplia variedad de marcas como organizando un taller de educación sobre moda en la Casa Blanca.

La expectativa era que se siguiera formando una relación especial y continuara en el tiempo.

Michelle Obama y un particular mensaje en su colgante
Michelle Obama y un particular mensaje en su colgante
Michelle Obama y un particular mensaje en su colgante
CaptionMichelle Obama y un particular mensaje en su colgante: vote

Pero esta vez, no se trata tanto de equipar a un candidato específico como de la democracia misma.

Gracias a la pandemia - que llevó a la quiebra a varias marcas, suspendió Fashion Weeks, interrumpió las cadenas de suministro- la moda ha estado examinando sus sistemas y la responsabilidad social pasó a primer plano, lo que dio como resultado distintas iniciativas por parte de diseñadores y demás personajes de la industria, todas orientadas a aprovechar el poder de las redes sociales, donde la moda es una fuerza fundamental, para impulsar la participación cívica.

Para algunos diseñadores, el impulso de los votantes se ha convertido en el centro de su trabajo. “Probablemente le dedico tanto tiempo a promover el voto como a Louis Vuitton”, dijo Virgil Abloh, director creativo de la marca y dueño de Off-White, y agregó: "Más incluso que Off-White, y esa es mi propia marca".

Louis Vuitton y su mensaje de Vote en uno de sus diseños
Louis Vuitton y su mensaje de Vote en uno de sus diseños

Además de los diseñadores, está el caso de las celebridades. Desde Julia Roberts, Charlize Theron, Jessica Alba a Lady Gaga, están buscando formas atractivas a través de la ropa para incentivar el voto. Todas tienen el poder de llegar a miles de millones de personas, y lo saben.

Julia Roberts vestida completamente con un mono que incita a las y los estadounidenses a votar
Julia Roberts vestida completamente con un mono que incita a las y los estadounidenses a votar 

La empresa de relaciones públicas Edelman, que ha estudiado los cambios en los consumidores basados en las creencias políticas, señaló en un informe que de 1.000 estadounidenses, el 60 por ciento aseguraba durante el año 2019 que podrían “elegir, cambiar, vetar o boicotear a una marca según su postura ante los problemas sociales".

Puede que en el pasado los consumidores se inclinaran por una marca por estar de moda o por una percepción de calidad.

Antes, si sus valores influenciaban de alguna manera en las decisiones de los consumidores era porque estaban relacionados con el objetivo de la marca, como una diseñada para servir a consumidores con un gusto ampliamente desarrollado pero un presupuesto más ajustado, como empezó siendo el caso de Supreme.

O una marca femenina que valorará a las mujeres trabajadoras, como Diane Von Furstenberg en su ascenso en los 70s.

Pero ahora los y las consumidoras esperan que las marcas se posicionen en muchos más temas que no tienen que estar especialmente relacionados con la ropa. Darle dinero a una marca ya no un simple intercambio de bienes, es una forma de apoyo.

Elecciones en Estados Unidos: las prendas como canal de militancia

Se podría entonces que la calidad, la creación artística o la individualidad ya no son factores fundamentales a tener en cuenta a la hora de gastar dinero en ropa.

Estos eran los principios bajo los que se crearon las marcas de moda, pero ahora lo que se tiene en cuenta es si la marca comparte o no tus mismos valores.

Llevar ciertas prendas, o el deseo de ser partícipe en el mundo de la moda, ha pasado a ser otra forma más en la que las personas definen sus preferencias.

Actualmente, si Trump gana, cumplirá otro mandato en la Casa Blanca. En una elección como ninguna otra, la moda nuevamente funciona como herramienta de vital importancia ante este momento histórico.

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios