Thursday 25 de July de 2024

MODA | 12-01-2024 07:21

Moda circular: comprar vintage, una tendencia que crece y cuida el medio ambiente

De cara al día de la educación ambiental te contamos por qué la compra de ropa usada es una tendencia que crece y ayuda al planeta.

Comprar vintage y ropa usada es una tendencia que sigue creciendo. La moda circular y la consumo consciente ya son parte de nuestra vida, pero al ser la industria textil la segunda más contaminante del planeta, necesitamos que esta costumbre crezca más y más y la conciencia llegue a todos los consumidores. 

Tres principales motivos para comprar ropa usada

  1. Sustentabilidad ambiental: Adquirir ropa de segunda mano reduce la demanda de la producción de nuevas prendas. La industria textil tiene un impacto ambiental significativo debido al consumo de recursos naturales, la contaminación del agua y la emisión de gases de efecto invernadero. Optar por ropa vintage ayuda a disminuir esta presión sobre el medio ambiente.

  2. Reducción de residuos: La moda rápida y la constante rotación de las tendencias han llevado a un aumento en la cantidad de ropa desechada. Comprar ropa vintage contribuye a la reducción de residuos textiles al dar nueva vida a prendas que de lo contrario podrían haber terminado en vertederos.

  3. Consumo consciente: La compra de ropa vintage fomenta un enfoque más consciente del consumo. En lugar de seguir las tendencias efímeras y comprar constantemente ropa nueva, optar por piezas vintage significa apreciar la durabilidad y el estilo atemporal, reduciendo la presión para seguir comprando constantemente.

La Organización de las Naciones Unidas, desde su Conferencia sobre Comercio y Desarrollo, advirtió que si continuamos con el actual modelo de negocios, para el 2030, las emisiones de contaminantes de la industria aumentarán al 50%, incidiendo significativamente en nuestra calidad de vida. 

Una de las medidas más factibles es la compra y venta de ropa de segunda mano. ¿Por qué? Según una investigación de la revista Nature, la industria de la moda genera 92 millones de toneladas de residuos producidos al año. Esto se debe al fast fashion o moda rápida, que propone un tiempo de vida muy corto para cada prenda por la velocidad en la que van cambiando las tendencias, lo que genera un fenómeno de producción y consumo masivo.

Claro que no todo es responsabilidad del consumidor. Los expertos también sugieren "la necesidad de cambios fundamentales en el modelo de negocio de la moda, incluyendo una desaceleración de la fabricación y la introducción de prácticas sostenibles en toda la cadena de suministro”, cuentan desde Renová tu vestidor, una plataforma y app de venta de ropa usada online. 

Cecilia Membrado, su fundadora, "Después de haber trabajado en distintas marcas de indumentaria, puedo descubrir que detrás del glamour hay factores que deben alertar a los consumidores especialmente en lo que respecta al uso de agua, que es muy elevado en todos los procesos de la industria textil (dimensionamiento, desencolado, mercerización, limpieza, decoloración, impresión y acabado) y la cantidad de emisión de dióxido de carbono que generan sus procedimientos". 

Galpón de Ropa es otra opción para recurrir a la ropa usada. Con varias sucursales en la ciudad, esta empresa B se propone comprar y vender indumentaria de marcas reconocidad para disminuir el impacto de la industria textil en el planeta. A estas dos alternativas se le suman las ya conocidas ferias vintage.

Muchas marcas como por ejemplo la departamental Zara fomentan la entrega de ropa usada que ya no se usa para hacerla circular. Una tendencia que hace tiempo está presente y que tiene que crecer cada vez más para cuidar nuestro planeta. 

 

at Redacción Marie Claire

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios