jueves 12 de diciembre de 2019

MODA | Hace 2 meses

Jessica Trosman: “La moda fue parte de mi vida pero hoy no la extraño”

Salió de su lugar de confort y cambió el diseño de indumentaria por el arte. Dice que no lo extraña, que está en pausa. Hoy se encuentra en un momento más maduro de su vida y muy feliz con su nueva carrera. En ella no hay borrón y cuenta nueva.

Jessica Trosman es conocida como una de las mejores exponentes de diseño de moda en Argentina. Su historia es una sucesión de hitos y éxitos con un estilo que la identifican desde el comienzo y revolucionaron el diseño y el diseño textil en nuestro país y del exterior.

En marzo decidió dejar atrás la marca que lleva sus iniciales, el reconocimiento, a su equipo de trabajo y el lugar que era de su padre en Paternal, el barrio que la vio nacer. Hoy su cabeza está puesta en el arte. Aquí, habla por primera vez en exclusiva de su nueva etapa. 

¿Cómo empezó esta carrera?
Con mi grupo de cuatro grandes amigas en el auto o desayunando cada vez que nos reunimos hablamos de trabajo de plata, sexo… las típicas chalas de amigas. Y sin darnos cuenta en esas charlas hacíamos una especie de cowork.

Un día, en el auto, Luna (Paiva, artista plástica) me dice: “tenes que hacer obras de arte porque la ropa pasa y las obras se quedan. Por más increíble que sean tus diseños no se pueden apreciar como lo que realmente son. Sos una artista, no podes pensar en no ser artista. ¿Sabes qué gorda? Necesitas un cuaderno y un lápiz”. Hice los deberes y me iluminé.

Jessica Trosman, la mujer detrás de la moda

¿Con qué te iluminaste?
Durante mucho tiempo exploré el cuerpo humano
, jugué tanto con las proporciones, morfologías, la seducción del cuerpo y los materiales que dije tiene que venirme algo. Venía pensando en este 3D que vivo haciendo y mi cuaderno se llenó de ideas y salió esto. 

“Esto” son las obras de arte tridimensionales que realiza, piezas escultóricas hechas en telas que transforma y desarrolla con la ayuda del artista plástico Emiliano Miliyo quien le enseñó la técnica para lograr darle cuerpo y forma a su idea.

También te puede interesar: Fotogalería: 10 looks de la única marca argentina que estuvo presente en la NYFW

“Al comienzo me dije: quiero hacer los collares que hice hace años en tamaño gigante, para una pared, un accesorio para un espacio de la casa, no para una persona. Ese fue el puntapié con Emiliano y hoy los estamos desarrollando”.  

Siempre supo que tenía que tener algo de moda porque lo suyo es muy genuino respecto al diseño textil. “Tuve en claro que no tenía que ser ajeno porque mi trabajo habla mucho de mí. Plasmar y jugar el diseño textil ya no con el cuerpo si no con otro tipo de canvas y en una nueva dimensión”.

¿Hay borrón y cuenta nueva?    
¡Para nada! No hay borrón, hay un hilo conductor. Lo genuino es que sigo trabajando con lo textil, con procesos parecidos a los que tenía cuando diseñaba ropa. Las obras son telas que las voy endureciendo, hay procesos similares a los que usaba con la ropa. Hay plastificados, colores, foliados. 

¿En qué te inspirás para esta colección? (N. de la R: Jessica sigue utilizando la palabra colección para referirse a esta nueva serie de trabajos artísticos).
Me guío por el volumen, las dimensiones y las proporciones que son muy mías. También por los colores de la ferretería, colores industriales, me tira mucho el amarillo, el naranja de los cables, el negro que siempre está, el verde loro, azul Francia, algún que otro dorado

Jessica Trosman, la mujer detrás de la moda

Al no tener la formación de un artista Jessica entró en el mundo del arte desde un lado virgen “no sé qué está bueno en escultura o pintura. No tengo ese prejuicio. Me puedo jugar y puedo armar cualquier cosa.

Y lo que me gusta es que en la obra se vea la experimentación, yo estoy experimentado y me interesa que sea imperfecto, que se note que está la mano de alguien. Me gusta y me permito poder transitar ese costado. Si bien me falta mucho siento que no está nada mal para un comienzo”. 

¿Cuál es la diferencia con el diseño de ropa?    
Primero la moldería. En esta primera etapa, prescindo de ella lo cual me parece genial. Quizás el día de mañana trabaje con patrones si refiere a formas que tengan que ver con el cuerpo humano.

También te puede interesar: 10 looks de la nueva colección de Carolina Herrera que tenés que conocer

Por ahora si bien es una investigación donde invoco el 3D lo quiero hacer bastante abstracto. Es un nuevo camino que lo estoy transitando con mi maestro que me tiene mucha paciencia. ¡No puede creer de mi ansiedad! Yo vengo de otro palo. 

¿Cómo es esta nueva manera de trabajar?
Estaba acostumbrada a trabajar en equipo, que está buenísimo. Pero acá somos la obra y yo, los pensamientos están todo el tiempo dando vueltas en mi cabeza. 

Jessica comienza pensando e investigando los materiales, “voy experimentando con las telas. Pienso mucho en el brillo y en los volúmenes para llegar ahí a partir de los materiales que, junto con los colores, son importantes. Estamos todo el tiempo probando y testeando para lograr la idea. Es un aprendizaje de a dos, Emiliano me enseña una parte y yo la otra.

¿Qué es el arte para vos?  
Una manera de mostrar lo que quiero expresar. Es una hoja en blanco donde voy plasmando lo que quiero contar de la manera que va saliendo. No tiene que ser lindo, (me) tiene que incomodar. Quizás en algún momento tiene que ser feo para que (me) guste. Tampoco busco un reconocimiento a través de mis creaciones, sí me interesan las opiniones externas ya sean a favor o pálidas. 

La moda a veces incomoda
La moda nunca será ajena para Jessica Trosman. Si bien en este momento el foco está ciento por ciento en el arte, su otra pasión sigue latiendo. “La moda fue parte de mi vida pero hoy no la extraño.

También te puede interesar: Por primera vez una modelo trans protagonizará una campaña de Chanel

Estoy analizando y evaluando varias propuestas nacionales e internacionales, pero en este momento no estoy pensando en ropa. Eso no quiere decir que la haya abandonado”. 

¿Sentís que te equivocaste cuando decidiste dejar la moda? 
Para nada, al contrario. Estoy muy liviana, camino libre. Decidí hacerlo hasta que lo vibre nuevamente, está en pausa. 

¿Cómo fue esa decisión?
Fue muy fuerte dejar de lado mi trabajo, el ego y empezar otra vez. No fue fácil salirme de ese lugar donde creaba, le dedicaba mucho tiempo y me iba bien como diseñadora además del reconocimiento. Pero me di cuenta que tenía otros motivos para correrme. 

En tu caso el reconocimiento trajo fama, ¿la fama es puro cuento?
Tiene que ver con el ego, y puede ser un problema si está mal encarada, o si la usas mal. Es puro cuento.

En esta nueva etapa, ¿qué pasa con la identidad del nombre?
Para mí el nombre es únicamente eso. Hice una marca que llevaba mi apellido, también hice otra tiene mis iniciales, y fueron sólo eso. La cabeza siempre la tenía yo, Jessica Trosman. Como estas piezas de arte que son completamente Jessica Trosman. 

¿Como te ves en un par de años?
Trabajando en esto. Y respecto a la moda quizás haciendo proyectos más chicos.
 

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios