lunes 13 de julio de 2020

MODA | Hace 2 meses

Detrás de un clásico: descubrí la historia del jean

Icónicos, indispensable y esenciales. Esta prende denim es catalogada como la más versátil del placard pero no todos conocen su historia. En esta nota te contamos todos los secretos de tu pieza favorita. 

Podemos asegurar que no hay ni una sola persona que no sepa lo que es un “jean”, hace mucho que fueron creados y desde entonces, han sabido enamorar a todo el que los lleva puestos.

La historia señala que en el año 1800 se empezó a usar la palabra jean, haciendo referencia a una sarga de algodón utilizado para confeccionar pantalones.

Pero el textil en poco tiempo se fusionó con la prenda. Los jeans azules o vaqueros fueron hechos originalmente de esta tela y se manufacturaban en el pueblo francés de Nîmes.

También te puede interesar: El denim en cifras: qué tipo de jean se usa en cada parte del mundo

En el siglo XX, “jean” era el término para una amplia gama de pantalones informales de algodón o mezclilla.

Los jeans que actualmente conocemos - y usamos- fueron patentados en 1873 por el sastre Jacob Davis y Levi Strauss, dueño de una casa mayorista de telas en San Francisco.

Los primeros modelos estaban hechos con remaches de cobre utilizados para reforzar los bolsillos, detalle apreciado por mineros y otros obreros, quienes frecuentemente se quejaban de desgarres en los bolsillos. 

Strauss y Davis confeccionaron inicialmente jeans en dos tipos de telas, lona color café y mezclilla azul, pero la creación del modelo 501 en 1890 fue la que los llevó a la cima.

Durante la siguiente década, se hicieron varias mejoras, pero cuando la patente de Strauss y Davis terminó, otros fabricantes fueron libres de reproducir el modelo.

OshKosh B’Gosh entró al mercado en 1895, Blue Bell (que más tarde se convirtió en Wrangler ) en 1904 y Lee Mercantile, en 1911. Durante la Primera Guerra Mundial, los jeans de Lee Union-All fueron el estándar para todos los trabajadores de la guerra.

Hollywood ayudó a idealizar los jeans azules en las décadas de 1920 y 1930. Esta nueva imagen de glamour y vanguardia le habló a los consumidores que buscaban ropa casual para usar los fines de semana y durante sus vacaciones.

¿Cuando dejó de ser una prenda masculina? 

Levi’s decidió en 1918 diversificar su oferta hacia la ropa femenina y así nacieron los Freedom-Alls, una prenda de una sola pieza para mujeres, la cual que se contraponía al concepto del “mono” masculino y aludía a la libertad que proclamaba la nación, tanto en su territorio como en su entonces reciente participación en la Primera Guerra Mundial.

Posteriormente, Levi’s despuntó con una publicidad inesperada: para los Freedom-Alls se mostraba a mujeres realizando tareas domésticas o alguna forma de ejercicio físico, usando dicho modelo de jeans.

También te puede interesar: ¿Sos bajita? Estos son los jeans que mejor te sentarán

Este tipo de acciones, posicionó a la marca como una empresa progresista para la época, consciente de su tiempo y que consideraba a las mujeres clientes valiosos...

Sin embargo, la verdadera revolución no vino sino hasta los años 30, cuando la marca creó los Lady Levi’s, un blue jean tradicional con botones en la bragueta y con mejor adaptación al cuerpo femenino.

Tan innovador y fresco se sintió este cambio, que en su edición de Viajes de Verano, durante mayo de 1935, la ya consolidada revista Vogue presentó este modelo como un must de la mujer del siglo XX.

En los años 50 los jeans empezaron a asociarse con la juventud rebelde anti-sistema.

Marlon Brando y James Dean popularizaron la imagen del ídolo adolescente con gran atractivo sexual vestido con un par de jeans, las estrellas del rock’n’roll ayudaron a consolidar estas prendas como “cool”, mientras que las feministas y las organizadoras de la liberación femenina eligieron los jeans azules como una manera de demostrar equidad de género.

Para los años 60, los pantalones vaqueros eran un símbolo de la contracultura. Los hippies y quienes se manifestaban contra la guerra usaban “pantalones vaqueros” para demostrar su apoyo a la clase trabajadora. Algunos colegios prohibieron estas prendas, lo cual sólo sirvió para mejorar su estatus.

También te puede interesar: En casa: 12 tips para reciclar los jeans en desuso

Hacia finales de los años 70 y principios de los 80, la alta moda también comenzó a interesarse. En 1976, Calvin Klein fue el primer diseñador en presentar jeans en la pasarela.

En los años 80, la provocativa campaña de Brooke Shields para Calvin Klein y los atractivos anuncios de Claudia Schiffer para Guess, le permitieron a los jeans azules recorrer un nuevo camino hacia la sensualidad.

Ya para los años 90, casas de moda como Versace, Dolce & Gabbana y Dior los fueron incluyendo en sus colecciones.

Historia del jean
El jean se convirtió en una prenda indispensable de cualquier plácard 

Hoy se consolidó como la prenda más indispensable del placard. Casi todas las marcas y los diseñadores de alta moda - o no-  han presentado jeans sobre la pasarela ; y están disponibles en ambos extremos del espectro y en una gran cantidad de modelos: anchos, skinny, de cintura alta, baja, claros, oscuros o de color. ¿Quién pudiera vivir sin un buen par de jeans? 

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios