domingo 7 de marzo de 2021

MODA | 30-04-2020 13:19

“El encierro”, una antigua producción de moda que ve la luz en cuarentena

El fotógrafo rosarino Gustavo Goñi acaba de subir a sus redes esta producción que nació como analógica y ahora se convirtió en digital. Su palabra, su historia y visión.

Gustavo Goñi es licenciado en Bellas Artes y se dedica entre otras cosas a la fotografía de moda y a los retratos desde hace más de 30 años. Es docente en la Universidad Nacional de Rosario y ha publicado varios libros de fotos. En esta cuarentena, decidió publicar entera una singular y antigua producción de fotos titulada "El encierro".

-Empecemos por el origen: ¿Cuál fue tu primer trabajo y cuál es tu conexión con la moda desde la fotografía?

-Yo empecé en 1992 con la primera campaña de moda que publiqué en una revista nacional. Me gustó la moda porque tenía ese ejercicio o esa dinámica de cambiar cada 6 meses. Es una actividad muy creativa que permite estar en contacto con cuestiones como la belleza, el diseño y el placer.

-¿Qué es lo que quisiste hacer con esta producción que rescataste de tus archivos? ¿Quién te la encargó?

-Esta producción la hicimos en el año 2000 para Pablo Sirvén, que en aquel momento era director de Nueva, la revista que salía con todos los medios del interior del país y un poco él lo que proponía era que yo genere material.

El encierro
Gustavo en su estudio de Rosario.

La idea surgió en mi equipo, trabajamos el encierro y la posibilidad de sentirnos perdidos. Un lugar donde no funcionara la ley de gravedad, donde los modelos estuvieran atrapados en un espacio y a la vez, flotando. Entonces mandé a construir ese cubo e hicimos la sesión. Hace unos días José Bongioni, que es mi comunicador, vio las diapositivas de la producción y me sugirió digitalizarlas.

También te puede interesar: Modelos virtuales: ¿el futuro de las pasarelas?

“Es el momento para publicarlas”, me dijo. El cubo era de madera, de 1.50 m x 1.50 y ahí entraban los modelos. Ella era Silvina Hemadi (no siguió trabajando luego) y él era era Mario Guerci que después se hizo muy conocido en la Argentina y el exterior.

-¿Cómo conseguiste sostener toda la producción dentro del cubo?

-El cubo estaba parado y el juego pasaba por rotar las fotos. Según como rotás las fotos, es como se termina viendo a los modelos. Como sé dibujar, les mandé el boceto a los dos modelos para que vieran la idea y la entiendan. Fue como un gran juego.

-¿Cómo hacían para lograr el efecto de la gravedad?

-Estaba el estilista peinando en cada toma. Todo tenía que quedar perfecto porque era analógico, no había posibilidad de retocar nada.  Lo que se veía, quedaba.

El encierro
El cubo era de madera y medía apenas metro y medio x metro y medio. 

-Si hoy te pidieran que fotografiaras el coronavirus, ¿qué harías?

-¡Qué pregunta! Trabajaría en cuerpos envueltos, con cuerpos envueltos en una membrana sutil, algo que tenga que ver con el cristal, con algo que proteja lo que deje a su vez pasar la luz, que deje pasar el color, iría por ahí.

-¿Qué sentiste al ver estas fotos tuyas del año 2000 traídas a este tiempo? Pasaron justo 20 años…

-¡Increíble! En estos 20 años nunca pude parar de trabajar, siempre fue como una vorágine donde todo era muy urgente. Ahora tengo más tiempo para dibujar y pintar, pero también pensar para pensar, leer y releer libros…

También te puede interesar: 4 estilos de la nueva temporada

-Por la cantidad de años que tenés en la profesión has visto la transformación enorme que se produjo del analógico al digital.

-La transición fue dura porque obviamente yo terminaba de equiparme con todos mis equipos de Hasselblad, que era como una de las marcas top de entonces, y al toque me empezaron a pedir y demandar trabajo en digital… Curiosamente, la fotografía digital me enseñó a optimizar los disparos, durante muchos años yo sacaba una determinada cantidad y muchas veces disparaba de más porque sentía que tenía que cambiar la película. 

El encierro
Fue una de las primeras producciones de Mario Guerci.

Entonces, hubo en todo este tiempo varios procesos de cambio, primero pasar de blanco y negro al color, después del color al dispositivo y después a lo digital. La esencia de la fotografía no cambió porque la luz, la estética, el encuadre siguen siendo los mismos, lo único que cambia es el soporte.

Lo que sí veo, lo que alteró demasiado el mercado de la moda son las redes sociales, porque antes había como dos grandes temporadas que eran invierno y verano donde se hacían campañas con mucha producción y mucho presupuesto y eso se fue como diluyendo y se van haciendo como más cantidad de acciones. Los diseñadores y las marcas necesitan alimentar las redes más cotidianamente, entonces a lo mejor hacemos trabajos más chicos, pero con más frecuencia. 

Por otro lado, el ingreso del celular como herramienta de trabajo también alteró mucho el escenario, porque muchas cosas se empezaron a poder resolver desde el teléfono celular.  Sé que todo cambia y mi ejercicio es como adaptarme al cambio más que nada, todo el tiempo.-

 

at Redacción Marie Claire

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios