sábado 8 de agosto de 2020

MODA | 03-07-2020 17:54

Mini bags: historia del complemento más deseado del mercado

No es tu imaginación, los bolsos mini están por todos lados. Si también caíste en esta tendencia, querrás saber de dónde surgió su fama.

Mini bags: Si echamos la vista atrás seguro recordamos esos bolsos dignos de Mary Poppins, donde cabría todo lo necesario para un día ajetreado o para introducir alimentos de contrabando al cine. Pero las reglas del juego se modificaron desde que Le Sac Chiquito, la invención de Jacquemus, inundara el internet y pasando por Lizzo llevando todo lo necesario para una entrega de premios en un Valentino mini. Según Lyst ahora los bolsos han decrecido un 38 por ciento en ancho y un 45 por ciento en alto.

Mini bags: historia del complemento más deseado del mercado

Por supuesto que Jacquemus no fue el primero en introducir el bolso mini y poco práctico a la escena actual. Desde los años 20 a los 50 veremos que las personas de la alta sociedad rara vez llevaban bolsos grandes, asociando el tamaño de este accesorio con el status y acercándose más a un ornamento que a un objeto funcional, más bien era la servidumbre quien cargaba los objetos necesarios. Las reglas del juego se reescribieron cuando Hermes creó la Birkin Bag para Jane Birkin en 1984.

También te puede interesar: Úrsula Corberó, nueva musa de Jacquemus

Años más tarde, Karl Lagerfeld vería potencial en los bolsos micro para Fendi, modificando el tamaño de los llaveros Peekaboo para que luciera más grandes que el bolso mismo. A partir de ahí muchos diseñadores y casas de moda (Balenciaga, Givenchy, Hermes, Victoria Beckham, Gucci, Acne Studios) han estado jugando con las proporciones de los bolsos, pero fue Jacquemus quien jugó la carta de la exageración hasta tener un bolso donde el único propósito es llevar tu bálsamo labial y si corres con suerte, tu teléfono.

Son muchos los motivos que convirtieron a las mini bags en las favoritas del público. No es un capricho fortuito, las decisiones de la moda están ligadas a aspectos sociales y no suelen ocurrir por mera casualidad.

Mini bags: historia del complemento más deseado del mercado

También te puede interesar: 3 tendencias infalibles de las pasarelas internacionales

Una versión pequeña del puzzle de Loewe cuesta unos 900 euros, mientras que la versión grande roza los 2500 euros. Las opciones mini nos acercan al allure de la marca pero sin quebrar la cuenta del banco y las marcas se han dado cuenta, ofreciendo sus diseños más emblemáticos en una versión reducida. Antes los bolsos pequeños por la socialité eran los caros, ahora los papeles se invierten.

La comodidad es un factor que las nuevas generaciones aprecian. Y no solo proveen comodidad, también obligan a cambiar viejos hábitos de consumo y a apostar por el uso de lo estrictamente necesario, no más llevar una crema de manos que ni te vas a poner, el libro que aún no le devuelves a tu mejor amigo y a tirar al tacho de basura los recibos de compra que tenés desde hace meses. 
 

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios