martes 26 de mayo de 2020

LIFESTYLE | Hace 4 días

Los motivos de la profunda tristeza de la Reina Isabel

La monarca atraviesa un delicado momento como consecuencia de la crisis global generada por la covid-19.

No corren buenos tiempos para la Casa Real Británica. A pesar de que algunos de sus miembros están manteniendo cierta actividad de manera fundamentalmente remota, la reina Isabel sigue confinada en el castillo y sin bríos de poder regresar a Londres. En estas últimas semanas, la monarca ha dirigido hasta dos mensajes a la Nación, pero, a diferencia de otros miembros de la Casa, no ha aparecido en ningún tipo de acto ‘virtual’. Una actitud que despierta las alarmas sobre su situación, cuando además acaba de celebrar su 94 cumpleaños y a pocos días de que el duque de Edimburgo cumpla 99.

Aunque por ahora no hay confirmación oficial, se prevé que la monarca no abandone Windsor en los próximos meses y que no vuelva a retomar su agenda hasta el año que viene. Una situación que genera incertidumbre en lo que respecta al futuro de la Institución. No en vano, el Reino Unido es un país de tradición monárquica en el que no suele contemplarse la posibilidad de abdicación, pero que, en estas circunstancias, resulta complicado que la reina pueda seguir ejerciendo como cabeza visible de la Corona. Diferente es el caso del príncipe de Gales quien, a sus 71 años, no solo se contagió de coronavirus, sino que lo ha superado con éxito y podría asumir las funciones de representación de Su Majestad en caso necesario. Fuentes cercanas a la monarca aseguran que Isabel II está preocupada por la posibilidad de que no pueda retomar su actividad en un período largo de tiempo. Es más, hay quien se aventura a decir que la Reina no volverá nunca a la escena pública, lo que la tiene absolutamente consternada. 

En estos días, la soberana se encuentra en aislamiento preventivo junto al duque de Edimburgo en una de sus residencias preferidas, el castillo de Windsor y, aunque no puede abandonar la propiedad, sí mantiene cierta actividad remota con su gabinete. Además, la Reina sigue disfrutando de una de sus actividades predilectas, la equitación, y sale de manera habitual a montar a caballo por los campos que rodean el castillo. Así lo confirmaba hace unos días Katie Nicholls, experta en Casa Real, que además aseguraba que ahora puede pasar más tiempo junto a su marido, con quien estaba algo distanciada: “Una de las cosas más agradables para la Reina es que ahora está pasando más tiempo con su esposo, el príncipe Felipe, de lo que normalmente lo haría. Cenan juntos al final de la tarde, e imagino que la reina es de la generación en la que se viste para la cena. Sale todos los días y aprovecha al máximo ese tiempo e, incluso, monta a caballo”.

A esto hay que añadir que a consecuencia de la crisis económica va a perder una importante cantidad de ingresos por el cierre de sus residencias al turismo, que suponen una importante parte del presupuesto de la Casa Real.

Marie Claire España 

at Redacción Marie Claire

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios