viernes 25 de junio de 2021

LIFESTYLE | 14-01-2021 14:08

“Los jardines y balcones han ganado muchísimo valor, tanto económico como psicológico”

La española Isabel Alguacil, experta en paisajismo, acaba de estrenar su nuevo programa Paisajes con firma en Más Chic. Desde Madrid, nos contó cómo impacta esta “nueva normalidad” en nuestras plantas y espacios al aire libre.

Bloguera, instagrammer y experta absoluta en jardines y paisajismo, la española Isabel Alguacil acaba de arribar a la pantalla de Más Chic con “Paisajes con firma” una serie que de lunes a viernes a las 18.30 nos propone descubrir los mejores jardines “de autor”.

Algunos con influencias históricas, otros más vanguardistas y muchos con el agua y la sustentabilidad como protagonistas, de todos ello se desprenden ideas e inspiraciones que bien pueden ayudarnos a la hora de replantear nuestros propios espacios cotidianos. Sobre ese caudal, y los cambios que trajo la pandemia en el paisajismo, hablamos con ella.

Isabel Alguacil
Su programa permite conocer a los propios creadores de jardines de autor.

-Una mirada rápida enseguida nos diría que esta pandemia provocó una reconexión de la gente con sus espacios verdes y abiertos, ya sean jardines, patios o balcones. ¿Es tan así?

-¡Absolutamente! Desde el momento que tuvimos que confinarnos en nuestras casas, nos vimos forzados a encarar y disfrutar de una nueva manera de nuestros espacios. En España cuando nos confinaron recién empezaba a brotar la primavera.

Entonces fueron unos meses donde sentimos mucho la falta de contacto con la naturaleza. Al estar limitados en un espacio, se siente de otra manera cuando por fin puedes salir a un espacio abierto: un pequeño patio, un balcón, disfrutar del cielo o de unas pequeñas plantas y todo acompañado por la luz natural.

-¿Hay una “nueva normalidad” en torno al paisajismo?

-Sí, evidentemente han ganado muchísimo valor los jardines, los patios, las terrazas porque no sabemos cuándo nos van a volver confinar y si tendremos que pasar más tiempo aislados.

Los jardines y balcones han ganado muchísimo más valor, tanto psicológico como económico. Se invierte mucho más en tener esos espacios más cuidados, accesibles y confortables. De hecho, ahora en Madrid mucha gente está invirtiendo en viviendas en las afueras de la ciudad para poder acceder a una vivienda con un pequeño jardín por esta incertidumbre.

-¿Cuáles son las principales tendencias que vienen en términos de paisajismo y diseño de interiores?

-El paisajismo actualmente responde a una necesidad social de volver a conectar con la naturaleza. Estamos acostumbrados a vivir en ciudades aglomeradas, departamentos, edificios de pisos. Y la tendencia ahora es utilizar plantas de aspecto natural y silvestre para crear masas de diferentes colores y texturas como un jardín impresionista.

Ya a finales del siglo XX se empezó a utilizar este tipo de plantas y han llegado hasta a los garden centers (viveros) para que todo el mundo tenga acceso a este tipo de plantas que antes simplemente parecían nativas o autóctonas en los campos.

Esto responde a una tendencia social de mayor concientización por el medio ambiente, de una búsqueda de reducir la huella de carbono de cada uno. Con el tiempo, esto se verá mucho más.

En diseño de interiores, si bien no soy experta, sé que volvió la tendencia de darle confort al espacio decorando tanto en techos y paredes con molduras que le da un toque clásico. También es tendencia el uso de materiales biodegradables y ecológicos.

-¿Qué tres consejos básicos le darías (o le das) a quien dice: “yo apenas tengo espacio para mí en mi departamento, ¿cómo voy a estar pensando en plantas?”

-Si les queda un poco de hueco para una planta, les recomiendo que escojan una muy especial que funcione como una escultura o como elemento decorativo saliente de todo el espacio. Si no tienen un hueco para una planta, en una mesa siempre cabe una maceta pequeña con una planta de interior de menos de 50cm.

Otro consejo es utilizar estampados vegetales que se pueden encontrar como textiles para almohadones o incluso en paredes como papel pintado que evocan esa naturaleza que necesitamos. Y como tercer consejo, es el uso de materiales naturales o de formas orgánicas. Por ejemplo, mesas de maderas puras que tengan mucha textura.

-¿Y qué otros consejos prácticos le podrías dar a quien buscar reformular su hábitat y cuenta con un presupuesto acotado?

-Siempre hay que planificar y más si se tiene un presupuesto acotado. Habrá que invertir en algo seguro, y ese seguro siempre es consultar con un profesional porque el sólo puede orientarte y asesorarte en como debes planificar e invertir en tu hábitat.

Si el presupuesto es muy acotado inclusive para consultar un profesional, siempre se puede ir a un vivero a que le aconsejen las plantas que mejor se adaptan al espacio que uno tiene y las combinaciones más acertadas para no mezclar cosas sin sentido.

Isabel Alguacil
La visita, pausada y pensada, a jardines botánicos siempre es una alternativa ideal.

-¿Cómo podemos mejorar en general nuestra relación con los espacios “verdes”? ¿Comprando y criando plantas, recorriendo parques…? El programa Paisajes con firma y los garden tours que posteas en tu página van un poco por esta última línea…

-Pues para mejorar la relación con nuestros espacios verdes sin dudas hay que pasear y conocer jardines por todo el mundo. En mi opinión es una de las mejores maneras para tomar ideas, aprender y para experimentar todas las posibilidades que tienen los jardines de ser.

Por eso “Paisajes con firma” me parece tan enriquecedor porque se conocen jardines maravillosos y nos lo explican sus propios paisajistas creadores. En cuanto al tema de comprar plantas, criarlas o sembrarlas….

No todo el mundo tiene tiempo o espacio para tenerlas en su espacio, por eso una solución práctica es visitar jardines, parques, jardines botánicos, tiendas de plantas e ir aprendiendo a identificar y disfrutar de las plantas. Es muy apasionante cuando vas conociendo plantas y las sabes identificar, porque te das cuenta que vas entrando de lleno a un mundo nuevo y atractivo.

-En tu experiencia, ¿cuánta importancia suelen darle los gobiernos de las grandes ciudades al paisajismo?

-Ahora que estoy llevando proyectos de carácter internacional, es verdad que no todos los países tienen la misma visión o cultura sobre el paisajismo.

Los países del norte de Europa tienen muchísima más sensibilidad en este sentido e invierten mucho en proyectos de paisajismo, y cuidan hasta el mínimo detalle de las combinaciones de plantas y de los materiales para crear espacios públicos realmente interesantes.

Y eso se refleja al final en una cultura de una sociedad que beneficia a todos. Esa sensibilidad por los espacios bonitos, las plantas o la delicadeza de las flores crean sociedades más respetuosas con el ambiente.

Pero también es verdad que poco a poco los gobiernos de las ciudades se van dando cuenta de la necesidad de los ciudadanos de acceder rápidamente a los espacios naturales, y por eso van creando conectores y corredores verdes para que la fauna y la flora se puedan desarrollar y conectar entre diferentes ecosistemas.

-¿Cuál es la ciudad que mejores políticas al respecto lleva adelante? Mucho se ha hablado de los Países Bajos y de su política medioambiental “holística”, basada en una nueva relación con las plantas y el agua…

-Pues existen muchas ciudades que destacan por darle esa importancia al paisajismo y por muchas medidas ambientales que aplican. Desde hace muchos años, los gobiernos de los países tienen presentes la agenda 2030 y las ODS (Objetivos de Desarrollo Sustentable) que enunció la ONU.

Dentro de estas ODS, hay muchas que están ligadas al paisajismo, los espacios verdes, sobre todo porque son objetivos ligados a reducir la huella de carbono.

Es verdad que la sustentabilidad está hoy presente en todos los proyectos de todas las ciudades del mundo, y el paisajismo da viabilidad y acompaña con certificaciones ambientales a estos objetivos sostenibles que se buscan cumplir.

Suecia es uno de los países que más importancia le da al paisajismo y sostenibilidad. Y Buenos Aires, por ejemplo, fue una de las primeras ciudades que presentó sus medidas y proyectos para alcanzar estas ODS.

-¿Conocés Buenos Aires?

-Ay, esta pregunta me llega al corazón, porque la verdad es que tengo muchísimas ganas de visitar Buenos Aires, ¡ciudad que aún no conozco! Me gustaría muchísimo conocer sus jardines, parques, su gastronomía y su gente. Les avisaré cuando por fin pueda ir, ¡espero que sea pronto!

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios