jueves 5 de agosto de 2021

BELLEZA | 02-07-2021 08:02

Pelo: un paso a paso para recuperar el cabello en invierno

Tinturas, decoloraciones, uso de secadores más estrés. Los cambios hormonales y una dieta poco equilibrada pueden hacer estragos con nuestro pelo, pero podemos revertirlos con estos consejos de expertos.

Maleable, camaleónico, comodín total, el pelo nos permite cambiar el look de manera casi instantánea. De un lacio pleno a una melena ondulada al mejor estilo disco, de unas simples mechas a un rosa vibrante, todo es posible en un abrir y cerrar de ojos.
Sin embargo,  sobre todo cuando llega el invierno, esos cambios drásticos pasan factura. El pelo se defiende y reacciona, debilitándose, quebrándose y, lo peor, cayéndose.


Un cabello sano normalmente está protegido por una capa de células que parecen escamas llamada cutícula y por un film hidrolipídico que protege esa cutícula de la deshidratación. El brushing, la planchita, la permanente y las tinturas ocasionan que se altere ese film protector y que las escamas puedan levantarse. Así, el agua contenida naturalmente en el cabello se evapora, haciendo que pierda brillo y suavidad. El cabello deshidratado se vuelve áspero, se enreda fácilmente y las puntas, se abren.

“Los nutrientes más importantes para una buena salud capilar son proteínas, hierro, zinc, biotina (vitamina B8), vitamina C y Omega 3”.

Por dentro y por fuera 


“El pelo es una estructura que, si bien parece ser muy fuerte, no lo es tanto.  Al ser lábil puede sufrir deterioro y caída ante factores tanto endógenos como exógenos”, explica la Dra. Cristina Pascutto, dermatóloga y asesora médica de Sidus Dermocosmética.
Precisamente, entre los desequilibrios internos, se pueden mencionar anemia -por ejemplo, en mujeres con menstruaciones copiosas-, carencias alimentarias, dietas estrictas, anorexia, cambios hormonales o estrés. En cuanto a las agresiones externas, el sol, el agua salada o clorada, o los tratamientos químicos y mecánicos como tinturas, planchita, secador o alisados, pueden resultar nocivos.
Dentro del compendio de males, el pelo seco y debilitado ocupa el top de los ránkings. Para reestablecer el equilibrio, “necesita un tratamiento específico, que actúe en profundidad y en la superficie. Los más recomendados son los elaborados a base de extractos naturales que nutran e hidraten”, sostiene Pascutto.

Cuidados cabello

Explosión de color


Desde los tono sobre tono, a los hennas, las mechas, los barridos, el balayage o los colores fantasía, todo es posible cuando de cambiar el estilo se trata. Lo ideal es contar con el asesoramiento de un profesional pero, en tiempos de pandemia, cada vez somos más quienes recurrimos a nuestras propia manos para las tinturas. “Lo importante es que te asesore un profesional para que realices en casa el trabajo correcto”, explica el peluquero Alejandro Reyes.


Reyes comparte un consejo simple y eficaz. “Masajear el cuero cabelludo durante cada lavado oxigena y genera buena circulación, además de bajar niveles de estrés, otra de las causas de la caída del pelo. Cada 10 o 15 días podemos sumar una rutina de nutrición”, aconseja el alma mater de AR peluqueros.


Por su parte, Julieta Expósito, directora técnica de Hairssime agrega que para tener un pelo sano, la piel del cuero cabelludo también tiene que estar óptima. “Si se trata de un cabello seco, no hay que frotar demasiado cuando lo lavamos para no sensibilizarlo y, al final,  conviene agregar algún producto a base de aceites”.

“Bálsamos y sérums son nuestros grandes aliados para potenciar los mecanismos de reparación del tallo piloso”.

Más aliados 


Como ya explicamos, la alimentación también es un factor central si de recuperar la salud capilar se trata.
“Los ayunos prolongados y las dietas muy bajas en calorías o las vegetarianas y veganas sin control de un especialista, pueden causar la pérdida del cabello debido al déficit de nutrientes esenciales”, subraya la nutricionista Laura Romano. 
¿Qué podemos comer para lucir nuestro cabello fuerte y hacer frente a la caída libre? Los nutrientes más importantes para una buena salud capilar son proteínas, hierro, zinc, biotina (vitamina B8), vitamina C y Omega 3. 


Entonces, ¿qué alimentos contienen estos nutrientes? Las carnes, por su alto contenido de hierro pero, para quienes no consumen, se pueden cubrir los requerimientos con legumbres, cereales, vegetales de hoja verde y frutos secos.
Justamente, las nueces, almendras, castañas y avellanas contienen grasas omega 3, zinc, selenio y vitaminas del grupo B, y son excelentes aliados anticaída. Sumar un huevo a los menús diarios colabora para un pelo más fuerte gracias las proteínas de alto valor biológico. Además, pescados, mariscos, legumbres -porotos, garbanzos, lentejas y arvejas-, avena y otros cereales integrales más vegetales y frutas de colores variados completan el dream team para un pelo más sano.
En verdad, la idea es más abarcativa, porque desterrar malos hábitos, sin caer en los extremos, es central para vivir más y mejor. Sin embargo, “es importante que esos cambios se incorporen poco a poco. La idea es poder sostenerlo a lo largo del tiempo”, añade la nutricionista.

Cuidados cabello
1.Shampoo al extracto de quinina con vitamina B6 (Klorane). 2.Force Keratine (Klorane). 3.Elvive Reparación Total 5 (L’oreal Paris). 4.Shampoo Smoothing Oil Infused (Kiehl´S). 5.Tratamiento para coloración Chroma Id (Schwarzkopf).

Final touch


Entonces, ¿qué podemos hacer para recuperar el pelo, día a día? Los bálsamos y sérums son nuestros grandes aliados para potenciar los mecanismos de reparación del tallo piloso. Además, no olvidemos:
-Usar el shampoo adecuado para cada tipo de pelo. Para los secos, que sean suaves, nutritivos y a base de extractos naturales. Para los grasos, las versiones más detersivas.
-Para los cabellos teñidos, completar el tratamiento con un producto sin enjuague que hidrate y sublime el color. 
-Evitar la exposición prolongada al sol sin la protección de sombreros o pañuelos.
-Los cepillos o peines deben ser suaves.
-No atarse el pelo mojado
-Evitar la utilización de secadores con calor muy intenso, así como el uso abusivo de planchitas.
-Leer atentamente las etiquetas de los productos para chequear que sean para nuestro tipo de piel y la fecha de vencimiento.

Cada vez más populares, los champúes sólidos tienen como diferencial que son libres de sulfatos y siliconas, y que son sustentables, al no estar envasados en plástico. Sin embargo, como son de elaboración artesanal, muchas veces no es tan fácil saber con certeza cuál es su composición. En este punto, hay algunas marcas naturales confiables y seguras.  
En definitiva, recuperar, mantener o potenciar la salud del pelo es posible, agregando a las rutinas algunos productos y cuidados específicos y, muy importante, sumando a la dieta algunos alimentos súper poderosos. 

at Carina Etchegaray

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios