lunes 8 de marzo de 2021

SOCIEDAD | 30-04-2020 13:43

Madres de Plaza de Mayo: ¿por qué comenzaron con las rondas?

Se cumple un nuevo aniversario desde que las mujeres que perdieron a sus hijos e hijas por la violencia ejercida en la última dictadura cívico militar convirtieron la injusticia en lucha. Aquí un breve recuento de por qué comenzaron esas marchas.

Hace exactamente 43 años, un día como hoy pero de 1977, un grupo reducido de mujeres se juntó en Plaza de Mayo para exigir la aparición de sus hijos e hijas y conocerse entre ellas para compartir la información de lo que ocurría.

A causa de la Dictadura Cívico Militar, liderada por el genocida Jorge Rafael Videla, las madres no podían reunirse en un lugar porque el país se encontraba bajo estado de sitio.

Por eso un oficial de la policía les ordenó a esas mujeres que estaban juntas frente al monumento a Belgrano que caminen y circulen.

Madres de Plaza de Mayo
Caption

Y fue así como esas madres, que eran solo 14, empezaron a dar la vuelta a la plaza para intercambiar información sobre sus hijos e hijas y mostrarle al mundo lo que ocurría en el país.

De esta forma esas mujeres, que a veces escondían sus mensajes en los ovillos de lana, se hicieron escuchar en el momento más sangriento de la historia de Argentina.  

Y esa escucha llegó de la mano de algunos periodistas extranjeros muy sorprendidos por esas rondas, que coincidían con el ritmo de las agujas del reloj, preguntaron a los militares quiénes eran. “Las locas, las brujas de Plaza de Mayo”, les contestaron.

Las locas comenzaban así una de las luchas por Memoria, Verdad y Justicia más reconocidas en todo el mundo. Para ese momento, aún no llevaban el pañuelo en su cabeza, que en realidad era el primer pañal de tela que cada desaparecido había usado durante su niñez.

Madres de Plaza de Mayo
El emblemático pañuelo de las madres es en realidad un pañuelo de tela de cada hijo e hija

Eso comenzó 6 meses después, cuando en octubre del mismo año decidieron asistir a la peregrinación anual hacia Luján y, para identificarse entre ellas y que el reclamo sea unánime, se calzaron el símbolo de lucha y paz que aún continúa tan vigente sobre sus cabezas.

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios