Friday 19 de July de 2024

SEXUALIDAD Y VíNCULOS | 08-04-2023 17:00

La importante diferencia entre eyaculación femenina y squirting

Se tiende a creer que es lo mismo, pero existen diferencias muy marcadas.

Según los sexólogos, una relación sexual se compone de cuatro etapas: deseo, excitación, orgasmo y resolución. Y si bien puede que se llegue a confundir la eyaculación femenina con el squirting, hay que tener muy presente que se trata de dos cosas totalmente diferentes.

¿Sabías que las mujeres también pueden experimentar diferentes tipos de fluidos durante la relación sexual o la masturbación? La eyaculación femenina y el 'squirting' son dos términos que a menudo se confunden, pero en realidad, tienen diferencias significativas en cuanto a su cantidad y composición.

En este artículo, exploraremos a fondo son, cómo se producen y qué las diferencia. Además, desmentiremos algunos mitos comunes y brindaremos algunos consejos útiles para quienes deseen explorar su sexualidad.

Diferencia entre eyaculación femenina y squirting

El orgasmo tiene dos componentes: fisiológico y psicológico. El fisiológico se reconoce por contracciones involuntarias periódicas con una duración media de entre 15 a 20 segundos.

Durante la relación sexual, las mujeres segregan diferentes fluidos que pueden tener diferentes nombres dependiendo de su origen. Si es desde la vagina, se llama lubricación. Si es desde las glándulas de Skene, también conocidas como la próstata femenina, se llama eyaculación femenina.

Si es desde la uretra, se producirá el famoso 'squirting', que también puede segregar desde las glándulas de Skene. Sin embargo, la cantidad y composición de los fluidos son diferentes.

La eyaculación femenina tiene una cantidad menor y es espesa y blanquecina. En cambio, el 'squirting' contiene glucosa y fructosa, entre otros, y no es orina aunque contiene residuos de urea.

La sensación física es similar a la de hacer pis, pero no siempre significa que se esté teniendo un orgasmo.

Según un estudio realizado por la International Society for Sexual Medicine, solo entre un 10%-50% de las mujeres eyaculan con frecuencia. Por tanto, si no has experimentado la expulsión de líquido alguno durante el sexo o el orgasmo, no es significativo.

El 'squirting' suele ser involuntario, aunque se puede provocar siguiendo tres pasos: relajarse, estimular el clítoris y el punto G, que se localiza dentro de la vagina en la pared frontal, a unos 3 a 5 cm desde su abertura en la vulva.

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios