jueves 2 de febrero de 2023

SEXUALIDAD Y VíNCULOS | 24-01-2023 08:15

4 posturas clásicas para lograr el clímax que no deberías dejar de practicar

Si bien muchas veces se nos da por experimentar, estas poses garantizan que se llegue al orgasmo de forma fácil.

Si bien muchas veces se nos da por experimentar en la cama, existen poses clásicas que no deberíamos dejar de lado. Es que este tipo de posturas muchas veces garantizan que se llegue al orgasmo de forma fácil.

Y sí, con esto no estamos diciendo que no sueltes tu costado más salvaje y creativo a la hora del sexo, sino que por el contrario, hay clásicos que mejor no perder.

Hay varias posturas que pueden ayudar a alcanzar el clímax durante el acto sexual.
 

¿Qué es el sexo kinky y cómo se practica? 
4 posturas clásicas para lograr el clímax que no deberías dejar de practicar

Posturas sexuales clásicas para llegar al orgasmo

Algunas de las más comunes son:

  • La misionera: es una postura tradicional en la que la persona que recibe está tumbada de espaldas con las piernas abiertas, mientras que la persona que da está encima, con las piernas entre las piernas de la otra persona. Esta postura permite una fricción profunda y es fácil de modificar para aumentar la estimulación.
     
  • El perrito: es una postura en la que la persona que recibe está a cuatro patas mientras que la persona que da está detrás, con las piernas entre las piernas de la otra persona. Esta postura permite una estimulación profunda y también facilita el acceso a la estimulación del clítoris.
    Cuál es la mejor hora del día para tener sexo
    4 posturas clásicas para lograr el clímax que no deberías dejar de practicar
  • El yin yang: una postura en la que ambos participantes están sentados frente a frente, con las piernas enroscadas entre sí. Esta postura permite una gran libertad de movimientos y una gran estimulación del clítoris y del pene.
     
  • El beso del ángel: una postura en la que ambos participantes están sentados con las piernas cruzadas y se besan y se tocan mutuamente mientras se estimulan mutuamente.

Es importante recordar que cada persona es diferente y que lo que funciona para una persona puede no funcionar para otra. Lo importante es experimentar y encontrar la postura que funciona mejor para ti y tu pareja.

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios