domingo 25 de agosto de 2019

SOCIEDAD | Hace 4 meses

Mabel Bianco: “Existen niñas que quedan embarazadas antes de menstruar”

La reconocida médica y luchadora por los derechos de las mujeres alerta sobre el matrimonio infantil, los embarazos en niñas y la necesidad urgente de la implementación de Educación Sexual Integral.

Mabel Bianco es médica, directora de la Fundación para los Estudios e Investigación de la Mujer (FEIM) y militante por los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres. Desde hace décadas pelea por la educación sexual integral y alerta sobre los riesgos del matrimonio infantil.

¿Cómo afecta el matrimonio y la convivencia temprana a una niña?

En primer lugar, la obliga a tener una vida de “mujer adulta”. empieza a tener responsabilidades como las tareas domésticas, a servir al esposo o conviviente en términos sexuales, a ser madre precozmente, a padecer violencia de su pareja e incluso de la familia de la pareja, porque por la habitual diferencia de edad ella es pasible de padecer violencia tanto psicológica como física, sexual o económica. Otra consecuencia es el abandono de la educación, renovando así el ciclo de pobreza de estas niñas.

¿Qué iniciativas existen en América Latina para combatir este flagelo?

Hay diferentes estrategias. en algunos países (como Ecuador) se cambió la ley para limitar las excepciones y, por ende, el casamiento prematuro. En el Caribe, por su parte, a donde se permitía el matrimonio a los 12 años, elevaron la edad a 18 años. A la vez, en otros países están trabajando con grupos de jóvenes que desarrollan actividades para mejorar la autoestima de niñas y niños. Esto lo hace un grupo de mujeres jóvenes de Guatemala, quienes junto a autoridades locales trabajan en comunidades indígenas. Es una forma de fortalecer el derecho de las niñas de decir “no”, evitando así casarse tempranamente. La idea es que puedan seguir estudiando y elegir qué y cómo quieren desarrollar sus vidas. En ecuador también están trabajando con grupos de distintos orígenes y promoviendo la conciencia de la necesidad de que las niñas no sean obligadas a casarse o convivir. Trabajan especialmente tratando de modificar los valores culturales que mantienen los roles estereotipados y tradicionales del ser hombre o mujer.

¿Existe cabal registro en Argentina de la seriedad de este problema?

En parte sí. El gobierno lanzó el programa para la Prevención del Embarazo No intencional en la Adolescencia (ENIA) y esa es una forma de empezar a trabajar en el tema porque a través del Programa se promueve la Educación Sexual Integral (ESI) que propicia el cambio de paradigmas de ser hombre o mujer. Esta es una forma de trabajar para prevenir el matrimonio o convivencia tempranos. Pero está claro que esto no puede ser lo único que se haga, y lo cierto es que hasta ahora no se impulsó la reforma legal para limitar/ eliminar las excepciones al casamiento. Y otra cuestión fundamental es eliminar y/o disminuir la pobreza que afecta a sectores amplios de población (especialmente en el Noa y Nea), adonde a esa pobreza se suma la existencia de grupos indígenas con valores culturales y costumbres que mantienen las uniones tempranas de las niñas.

Como médica, ¿cuáles son los riesgos de que una nena de doce o catorce años se convierta en madre?

Sabemos en salud que la maternidad en menores de 15 años es de mayor riesgo tanto para la madre como para el niño o la niña que va a nacer. Y a eso se agregan los problemas de salud mental, porque estas niñas se desesperan para interrumpir esos embarazos que son producto de abusos sexuales. Tengamos en cuenta que a esa edad no tienen capacidad de consentir y de que a esto se agregan los problemas físicos o biológicos. Por lo general, las niñas no están totalmente desarrolladas ni tienen el sistema endocrino bien establecido post menarca (primera menstruación). De hecho, tenemos chicas que nunca llegaron tener menstruación porque quedaron embarazadas antes. Agreguemos a eso que estas nenas suelen estar desnutridas y que el embarazo las desnutre aún más. Así, sus hijos son niños de bajo peso y que ya nacen desnutridos. Estos partos, además, son por cesárea porque como tampoco tienen aun el sistema óseo bien desarrollado, si el parto se produce por vía vaginal pueden quedar con serias y graves deformaciones en sus caderas.

¿Qué rol juegan las instituciones (clero, justicia, educación, etc.) en la naturalización de esta clase de situaciones?

Las costumbres y los valores culturales, junto con la pobreza crean las condiciones necesarias para que estas niñas se casen o unan con hombres mayores a los cuales a menudo la familia les ofrece las niñas para que las críen y eduquen. Esto que no está escrito en ninguna parte pero sucede. Es algo que ocurre y se incrementa en la medida en que crece la pobreza. Este es un fenómeno que no es mirado ni atendido por la iglesia católica en tanto estas uniones queden ocultadas tras la responsabilidad de crianza. Las nuevas iglesias evangélicas, por su parte, sí promueven que las parejas de adolescentes que quieran tener relaciones sexuales se casen. En las escuelas, por otro lado, no se ocupan de esto y recién cuando aparece una alumna embarazada reconocen que estuvo expuesta por la unión o casamiento. Pero tampoco en este caso actúan. de todas maneras, en los ámbitos donde operan las poblaciones más vulnerables el matrimonio infantil está naturalizado y por eso no se combate. Hasta que no aparece la violencia o un problema en esa pareja, no hacen nada y asumen la convivencia como algo natural. Así, aun cuando existan dispositivos de alerta, estas situaciones se visualizan recién cuando aparece en un hospital una niña embarazada que esta conviviendo con un hombre de más edad, diez o quince años más que ella. Todo esto requiere de políticas específicas pero argentina recién está en el comienzo de esta lucha.

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios