domingo 22 de mayo de 2022

MODA | 07-03-2022 08:02

Metaverso y plagio: cómo las marcas se enfrentan a los NFT de imitaciones

Hermès y otras firmas se enfrentan a batallas legales por derechos de autor. Parece ser que las falsificaciones de diseños son moneda corriente en la realidad paralela.

Vicco García
Vicco García

Editora Ejecutiva del Área de Entretenimiento. Especializada en moda y lifestyle. Ojo crítico para detectar tendencias. Mail: [email protected]

El futuro ya está aquí. Hoy en día son varias las firmas que comercializan NFT en el metaverso, esos archivos digitales que se venden en forma de tokens únicos certificados y que han ganado gran popularidad entre los amantes de la moda.

Sin embargo, esta virtualidad no deja de tener los mismos problemas que se presentan en la vida fuera de las pantallas, es decir en nuestra realidad tal y como la conocemos. Quedó en evidencia al verse reflejados problemas sociales que tomaron lugar en estos espacios. Y ahora, las marcas de lujo se ven involucradas en una nueva cruzada: la del mercado de falsificaciones de la Web 3.0.

Era de esperarse pues después de todo, este universo paralelo no deja de ser un lugar de encuentro entre seres humanos. Seres humanos que habitamos la realidad; y ahora también el metaverso. 

View this profile on Instagram

MetaBirkins (@metabirkins) • Instagram photos and videos

El pasado jueves, Nike se vio obligada a presentar una demanda en la ciudad de Nueva York luego de que se comercializara de forma no autorizada un NFT de sus zapatillas. La firma se impulsó contra la plataforma electrónica StockX, por daños y perjuicios.

Hermès también se vio en una encrucijada similar cuando el artista Mason Rothschild subastó 100 "MetaBirkins", un NFT diseñado con la forma del icónico bolso de la Maison francesa. Sin embargo, no queda claro si podrá ganar en los tribunales ya que según trascendió, el creador de esta versión del bolso 3.0 se ampara en la Primera Enmienda de la Constitución estadounidense, que garantiza la libertad de expresión y protege a los artistas ante los tribunales del país.

En su defensa, Rothschild hizo alusión a la obra de Andy Warhol, el artista que reprodujo las famosas latas de sopa Campbell: "El hecho de que venda arte usando NFT no cambia el hecho de que sea arte", sostuvo.

¿Cómo pueden protegerse legalmente del plagio en el metaverso?

Por el momento no hay categorías específicas que cubran cosas como los NFT. Por lo que en este sentido, las marcas quedan desprotegidas en lo que al formato legal respecta. Esto no quita que al presentarse este tipo de casos, los jueces puedan ordenar que se mande a eliminar los productos ofrecidos en estas plataformas que infringen con los derechos de otro autor.
 
En el caso de Hermès, pidió al artista Mason Rothschild que sacara de circulación a las "MetaBirkins". Fue entonces que la plataforma NFT OpenSea aceptó retirarlas de su retail.

Otro punto a tener en cuenta en este nuevo tipo de universo virtual es que se ha perdido la "omnicanalidad". Esta descentralización permite que los usuarios en algún punto publiquen lo que quieran sin obedecer a una autoridad central.

¿Qué supone esto para las firmas? A diferencia de las redes sociales, no está claro quién realmente modera el espacio pues en realidad nadie y todos lo hacen a la vez.

Falsificaciones de la vida real

No es novedad que las firmas de lujo luchan a diario contra el mercado de imitaciones. Es cuestión de caminar por las avenidas más reconocidas de las capitales de moda para ver que a plena luz del día, hay quienes comercializan estos objetos falsos, a metros de las tiendas oficiales.

El negocio de los bolsos de lujo de imitación mueve en el mundo unos 350.000 millones de dólares anuales. Aproximadamente el 67% de los productos falsificados provienen de China.

Desde hace ya varios años que las marcas más reconocidas intentan batallar contra este industria, sin embargo no hay tenido demasiado éxito.
 



En una de las últimas cruzadas, Gucci y Facebook decidieron unir fuerzas para interponer una demanda contra una persona que utilizaba las plataformas de redes sociales del grupo estadounidense para vender productos falsos de la marca italiana. Amazon por su parte también presentó varias demandas junto a Valentino y Ferragamo para batallar contra el mercado de la imitación.

“Más de un millón de piezas de contenido se eliminaron de Facebook e Instagram en la primera mitad de 2020”, contaba el comunicado conjunto de ambas empresas. Es que el departamento de propiedad intelectual de Gucci consiguió en ese año (en pleno pico de la pandemia) la eliminación de cuatro millones de listados de productos falsificados online.

Además, la incautación de 4,1 millones de productos falsificados y la desactivación de 45.000 sitios, incluidas cuentas de redes sociales.

 

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Vicco García
Vicco García

Editora Ejecutiva del Área de Entretenimiento. Especializada en moda y lifestyle. Ojo crítico para detectar tendencias. Mail: [email protected]

Comentarios