miércoles 30 de noviembre de 2022

MODA | 06-06-2022 18:58

Shein: la problemática de la moda ultra fast fashion y el trabajo esclavo

En redes sociales comenzaron a circular imágenes de etiquetas de la marca china en las que sus trabajadores piden ayuda.

Vicco García
Vicco García

Editora Ejecutiva del Área de Entretenimiento. Se ha especializado en moda, así como también en lifestyle. Ha trabajado en la revista CARAS y actualmente es parte de Marie Claire. Ha sido profesora de Espectáculos en el Máster de periodismo que imparte Editorial Perfil y tiene formación de posgrado en moda y lujo en la UAB. Mail: [email protected]

Bueno, bonito y barato. Shein parecería ser una de esas marcas de moda que tiene a un sólo click de distancia esa prenda de tendencia que tanto anhelamos y que vemos en las revistas. Sin embargo, el costo de comprar en este tipo de cadenas es mucho mayor del que podemos ver: detrás de su sistema de producción existe un claro problema ético como lo es la explotación laboral, muchas veces infantil, y el trabajo forzado.

En las últimas horas, varios fueron los mensajes de "ayuda" que se viralizaron en redes sociales mediante usuarios que denunciaron que en sus etiquetas se leían frases como "Necesito tu ayuda", "Me duele la boca" o "S.O.S!".

Shein: la problemática de la moda ultra fast fashion y el trabajo esclavo
Una usuaria de TIkTok denunció a Shein en su cuenta.

Estos presuntos mensajes recorrieron las redes sociales y lograron que la firma oriental se hiciese viral nuevamente, esta vez no por algún key ítem que voló de su e-commerce en cuestión de minutos, sino que por algo mucho más grave.

En algunas de las prendas que han llegado a las casas de las compradores se puede ver cómo explícitamente - y de forma desesperada- hay quienes piden ayuda. Según se puede inferir, se trataría de trabajadores del mundo textil de origen chino que se encuentran en malas condiciones e incluso en situaciones de semi esclavitud.

La publicación de la usuaria Laritza Arcos que se hizo viral en TikTok alarmó a sus seguidores y hay quienes hicieron énfasis en que la empresa ha recibido denuncias en el pasado por explotación laboral, en especial en sus fábricas de Asia. “Notamos que este video contiene información errónea sobre Shein y queremos abordar las afirmaciones. Por favor envíenos un mensaje directo”, dijo al respecto la empresa en un comunicado.

Shein: la problemática de la moda ultra fast fashion y el trabajo esclavo
Etiqueta de Shein.
Shein: la problemática de la moda ultra fast fashion y el trabajo esclavo
Etiqueta de Shein.
Shein: la problemática de la moda ultra fast fashion y el trabajo esclavo
Pedido de ayuda en las prendas de Shein.

Es menester saber que para que una firma como Shein logre cubrir las expectativas de "bonito y barato" su cadena de producción debería fabricar más de 700 prendas diarias a un costo del salario mínimo y condiciones laborales más que precarias. La organización Public Eye ha denunciado casos de explotación laboral en los que ha incurrido Shein: sus empleados son obligados a trabajar jornadas de 75 horas semanales, cuando las leyes internacionales sobre trabajo digno hablan de 8 horas diarias y 40 a la semana.

¿Cuál es el secreto del éxito de Shein?

En las últimas horas la compañía fundada por el empresario y experto en SEO, Chris Xu en 2008, fue noticia también por haber abierto su primer pop up store en Madrid. Miles de personas se congreraron en la puerta del negocio para poder acceder, tras hacer ocho horas de cola y generar un gran caos en la capital española. 

A 10 años de haber fundado este retail, la firma de Xu se ha convertido en una de las plataformas más populares de la industria alrededor del mundo, logrando además increíbles cifras en cuanto a ganancias respecta. Según Bloomberg, la web consiguió al menos 10.000 millones de dólares en 2020, superando con creces los números de Inditex on line. 

Quizás el verdadero éxito de Shein radique en que a diferencia del grupo Inditex, los diseños que reproduce en formato económico, no están del todo inspirados en las principales marcas de moda y lujo sino más bien en firmas más masivas como lo son Zara, Stradivarius o Pull&Bear. Sí, de quién más que sino el creador de Inditex, Amancio Ortega.

Universidad Oberta de Cataluña ha destacado en un estudio que la popularidad de la marca china está en que ha conseguido productos de una calidad "muy aceptable", un precio "muy económico" y diseños "de tendencia".

El impacto del fast fashion en el medioambiente

El consumismo es la rueda que lleva a las personas a no parar de comprar, incluso cuando no se necesita realmente de la prenda. Más es más y la rueda parece no parar nunca. 

De hecho, desde los espacios "de moda rápida" del sector textil alimentan el lema de "comprar, usar y tirar". Como consecuencia, la producción en masa, contrasta con el tiempo de utilización de la ropa, que es muy corto. Sus precios bajos y la alta volatilidad hacen que las personas no utilicen sus prendas por más de una temporada.

Este comportamiento da como resultado además un incremento considerable del coste medioambiental. Para visualizar de qué hablamos, un informe de la ONU que asegura que fabricar un par de jeans requiere unos 7.500 litros de agua, el equivalente a la cantidad que bebe una persona de promedio en 7 años. La contaminación y el uso excesivo de recursos naturales representa una amenaza para un futuro sustentable y una relación equilibrada con la naturaleza.

Tengamos presente además que la producción de ropa representa el 10% de las emisiones de CO2 a nivel global. Esto es el equivalente a lo que libera la Unión Europea por sí sola. La contaminación que genera la producción de ropa alcanza también a la tierra y el agua: lavar ropa desemboca en un aproximado de 500 mil toneladas de microplásticos al año en los océanos.

Respecto al desecho de prendas, cada segundo se quema o arroja a los basureros el equivalente a 2.6 toneladas. Producir ropa en realidad es muy costoso bajo el modelo actual: 2 mil 700 litros de agua son necesarios para fabricar apenas una remera de algodón. Si la tendencia a la alza continúa, para 2050 se triplicaría el consumo de petróleo a 300 millones de toneladas para producir ropa.

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Vicco García
Vicco García

Editora Ejecutiva del Área de Entretenimiento. Se ha especializado en moda, así como también en lifestyle. Ha trabajado en la revista CARAS y actualmente es parte de Marie Claire. Ha sido profesora de Espectáculos en el Máster de periodismo que imparte Editorial Perfil y tiene formación de posgrado en moda y lujo en la UAB. Mail: [email protected]

Comentarios