Friday 24 de May de 2024

LIFESTYLE | 13-06-2023 08:22

Yoga facial, la rutina que querrás sumar a tus mañanas

Esta técnica te va a ayudar a despejar tu mente, a barrer emociones negativas, y así a recuperar claridad, inspiración, y energía.

El yoga facial es la técnica de la que todos hablan. Si últimamente, al levantarte sentís cansancio, hinchazón, dolor muscular, lentitud; o si durante el día te encontrás con lagunas o nieblas mentales, estrés o ansiedad; si te falta motivación o te cuesta concentrarte; o notás que tu piel tiene más impurezas o sequedad que de costumbre, es probable que necesites activar tu sistema linfático.

Esta técnica, que consta de simples pasos, te va a ayudar a despejar tu mente, a barrer emociones negativas, y así a recuperar claridad, inspiración, y energía. ¡Y no vas a querer perdértela cada mañana!

Qué es el sistema linfático

El sistema linfático es una parte vital de nuestro sistema inmunológico. Hay quienes gráficamente lo describen como una planta de tratamiento de líquidos cloacales, compuesta por una una red de tejidos, vasos y órganos que trabajan juntos para mantener el nivel óptimo de fluidos en el cuerpo, filtrando y removiendo el exceso de líquidos e impurezas del organismo. Pero el sistema linfático es todavía mucho más.

Yoga facial, la rutina que querrás sumar a tus mañanas
Caption


Los vasos linfáticos recogen desechos tales como bacterias, virus, toxinas, y residuos celulares, que son expulsados de los vasos sanguíneos. Este líquido con desechos, se conoce como linfa. La linfa ingresa en los ganglios linfáticos quienes la filtran e inician una respuesta inmunitaria.

Cuando nuestro sistema linfático no funciona al 100%, todas nuestras células pierden eficacia metabólica, creándose así más inflamación, condiciones degenerativas, malestares, dolencias, y enfermedades.

Mini rutina

La linfa fluye en una dirección: hacia el corazón, pero carece de bomba que la impulse.

Se activa y mueve lentamente, aprovechando el pulso de las arterias más próximas, las contracciones musculares y nuestra respiración.

Y es aquí donde una buena técnica de masajes (o automasajes) tan pronto nos despertamos puede hacer una gran diferencia en nuestro día y en nuestra calidad de vida.

Por eso, para arrancar la mañana con motivación, te proponemos esta mini rutina que combinará activación y drenaje linfático, yoga facial y digitopuntura, un combo que realizado con constancia y regularidad se transforma en un elixir de vitalidad.

Activación

Con tu mano derecha empezá a friccionar suave y energéticamente debajo y por encima de la clavícula izquierda. Podés hacer 10 fricciones en cada dirección. Y luego, repetir el mismo movimiento con la otra mano en la clavícula derecha. Es sumamente importante que en todo momento respires profundamente, sintiendo como el aire renueva y nutre cada célula del cuerpo y de tu mente, mientras que tu organismo se libera de desechos.

Yoga facial, la rutina que querrás sumar a tus mañanas
Yoga facial, la rutina que querrás sumar a tus mañanas


Cuando friccionamos debajo de la clavícula, en la depresión del extremo acromial, estamos también activando el Punto de digitopuntura Pulmón 2 (conocido como Puerta de las Nubes), que puede ayudarnos a reconectarnos con nuestra luz interior y traernos claridad, inspiración y energía a nuestras mentes y espíritus.

Postura Revitalizadora

Esta postura de nuestro método Kaliope Glow activa, revitaliza, levanta y tonifica prácticamente los 57 músculos de la cara y del cuello.

Es la postura perfecta para eliminar tensión del rostro, despejar bloqueos linfáticos, y equilibrar las glándulas más importantes de nuestro cuerpo; hipotálamo, pituitaria, glándula pineal, tiroides y timo. Además, suaviza y revitaliza increíblemente la piel del rostro, sobre todo labios, cuello y escote.

¿Cómo hacerla?

1. Bajá tus hombros, respirá profundamente y luego elevá las comisuras de tu boca y sonríe.

2. Con tu boca has una “O” larga y estrecha.

4. Mantén esta postura durante unos segundos, respira y siente cómo se elongan los músculos.

5. Llevá tus labios superior e inferior hacia adentro cubriendo tus dientes con fuerza y mantén esa posición.

5. Asegúrate que tu "O" aún sea larga y estrecha y que tus labios no se cierren.

6. Eleva las mejillas como cuando sonríes, y lleva las comisuras de la boca hacia arriba. Ten cuidado de no crear arrugas alrededor de los ojos.

7. Cuando hayas dominado la postura, cierra los ojos y lleva la mirada hacia atrás para fortalecer el párpado inferior y activar el hipotálamo. No eleves la frente, ni subas los párpados superiores, al igual que los hombros deben estar relajados en todo momento.

8. Seguí manteniendo tu "O" aún más larga y levanta las mejillas, luego lleva la cabeza ligeramente hacia arriba y hacia atrás.

9. Para evitar arrugas, coloca los dedos en las sienes, presiona los músculos y empuja hacia arriba.

Drenaje

Colocá las palmas de tus manos por debajo de las orejas, abrazando el cuello y arrastrá tus manos suavemente hacia la clavícula. Repetí este movimiento 10 veces.

Hidratación

Antes y después de hacer la mini rutina, hidratate.


Nota aparte sobre el agua

Un vaso de agua (240 ml) ni bien te levantás puede ayudarte a retrasar el proceso de envejecimiento, cambiar tu humor y mejorar tus niveles de energía.

Así es. La falta de energía, la pesadumbre, los dolores de cabeza, el estreñimiento, los períodos menstruales dolorosos, los sofocones durante la menopausia, el estrés, la artritis y muchos de nuestros problemas de salud crónicos, incluyendo el mal funcionamiento de nuestro sistema linfático pueden mejorar considerablemente, si nos hidratamos tan pronto nos levantamos.

Nuestro cuerpo es en un 70% agua, y el agua es fundamental e imprescindible para que cada órgano y sistema de nuestro cuerpo funcione correctamente.

Cuando nos levantamos por la mañana, nuestro organismo que estuvo respirando toda la noche, perdió humedad con cada respiración (el agua humedece el oxígeno para facilitar la respiración), y necesita hidratarse.

Así que antes de acostarte, dejá un vaso de agua a temperatura ambiente cerca de tu mesa de noche o lo más mano que puedas, para beberlo lentamente ni bien te levantás. Yo lo tomo con un poco de jugo de limón, y si puedo lo entibio.

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios