miércoles 2 de diciembre de 2020

WELLNESS | 27-10-2020 17:04

Conocé a Mel Rodríguez, la Messi del crossfit

Mel Rodríguez es una revelación en crossfit. Hablamos con ella sobre su oficio, su vida y el machismo en el deporte.

Se dedicó a un deporte diferente y novedoso, pero está entre las mejores del mundo. Sumarse a la práctica de crossfit por curiosidad fue el puntapié inicial de Mel Rodríguez y hoy es una de las deportistas más importantes del país. La  llaman "la Messi del crossfit" y ella sonríe, pero está preparada para ir por más. Hoy, es además, embajadora de Átomo Desinflamante Forte con otros reconocidos deportistas como Meolans, el rugbier Javier Ortega Desio, Agus Albertario y el tenista Guido Pella.

-¿Cómo empezaste a hacer crossfit?

-Por medio de una amiga, me comentó que habían puesto un box de crossfit frente a su casa y me pregunto si la acompañaba a la primera clase que era gratuita. Y así empezó todo. Fue la hora más terrible de mi vida, pero al otro día ya estaba anotada para arrancar a entrenar todos los días, quedé fascinada. Desde ese día hasta hoy... 6 años después, elijo este deporte como la primera vez que lo hice.

-¿Fue difícil el camino en un deporte en el cual predominan los varones?

-No fue fácil, no lo es hoy en día. Pero creo que conforme pasan los años esa pregunta se va modificando ya que hoy somos muchas mujeres las que nos animamos a dar un gran paso y llevar a nuestro cuerpo a un nivel de exigencia cada vez mayor, perdiéndole el miedo a los estereotipos, al que dirán, y disfrutando de lo que elegimos hacer, por amor al deporte, la salud y la competencia en líneas generales.

 

Mel Rodríguez

-¿Cómo es hoy tu rutina de entrenamiento?

-Entreno todos los días menos los jueves y domingos, donde esos dos los utilizo en parte para descansar el cuerpo y otra gran parte para trabajar. El resto de los días, entreno 2 turnos casi siempre, que me llevan unas 6 horas aproximadamente por día. Lo que resta, lo dedico a alimentarme bien, descansar para el próximo día de entrenamiento, a dar clases y varios proyectos personales, como mi línea de ropa, preparo y planifico a atletas para competir junto a mi equipo.

-¿Cómo hiciste en cuarentena?

-Fue un desafío distinto. Realmente se me puso a prueba si estoy segura del objetivo y el camino que elegí. Así lo sentí. Por distintos motivos, no solo lo deportivo. La cuarentena afecto mucho factores de mi vida. Pero tengo la suerte, y siempre lo agradezco, de tener gente alrededor que empuja a la par mía y aporta su granito de arena para que este gran objetivo, que es ser parte de esta elite mundial de crossfit y llevar a mi par lo más alto que pueda, se logre. Estuve lejos de mis entrenadores durante meses, comunicándome por zoom o whatsapp, con pocos materiales para prepararme, y conforme pasaron los meses aparecía más gente con ganas de ayudar y me prestaron máquinas, piso, elementos que me hacían falta para poder prepararme. Otro poco ayudo mi familia, mi papá ingeniándose para armarme una estructura sólida que pudiera soportar unos buenos kilos. Mi mamá preparándome mates a las 8.30 am en pleno invierno, mientras arrancaba el primer turno en el patio, al aire libre. Mi hermana entrenando conmigo para hacerme compañía. Soportaron cada etapa de esta cuarentena , porque sabían que estaba lejos de mi equipo de trabajo. Así que gracias a todos ellos, pude prepararme lo mejor que pude para estos Crossfit Games 2020.

-¿Viviste situaciones machistas en tu carrera? ¿cuáles?

-Algunas, típicas del esteretipo de mujer. Si tenés mucho músculo te titulan como hombre, te miran mal, alguna que otra vez me han dicho que dejara de entrenar tanto que estaba deformando mi cuerpo. Pero nunca lo tome personal, es la forma de ver del otro, no está mal. No le gusta lo que sus ojos ven y es totalmente aceptable. Yo soy feliz con lo que hago, con cómo me veo y con la gente que me rodeo. Las criticas siempre van a estar, pero soy feliz igual.

-¿Cuáles son tus planes a futuro?

-Subirme a lo más alto del podio con la bandera de mi país arriba de mi cabeza. Ser la mejor del mundo en este deporte. Siempre fue ese el plan desde que empecé a competir profesionalmente, hace 5 años. Y cada año que pasa estamos un poco más cerca. Arrancamos con un puesto 150 a nivel mundial en el 2018 y hoy estamos en un puesto 17. Hay ganas, hay sacrificio, hay esfuerzo, todo un gran equipo atrás empujando por el mismo sueño, hay una meta; y hasta que esa meta no se cumpla, no voy a parar.

at Redacción Marie Claire

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios