miércoles 2 de diciembre de 2020

WELLNESS | 21-10-2020 18:58

Qué es el exposoma y por qué es clave para la salud de la piel

Una dermatóloga nos ayuda a entender este importante conjunto de factores que afecta nuestra dermis durante toda la vida.

Nació hace relativamente poco, en 2005, cuando el genetista Christopher Paul Wild y su grupo de investigadores de la Universidad de Stanford, Estados Unidos, habló por primera vez del exposoma como “el conjunto de factores externos que actúa sobre el genoma a lo largo de nuestra vida”.

Fundamental para estudios de todo tipo (desde cáncer a alergias y aflicciones respiratorias), el exposoma se ha vuelto también un concepto central en dermocosmética ya que permite trabajan mucho en la prevención de afecciones, maltratos y envejecimientos prematuros.

“El estudio del genoma explica, aproximadamente, el 25% de las enfermedades crónicas, el otro 75% se explica gracias al exposoma que es el conjunto de factores a los que está expuesto una persona desde el momento de su concepción hasta que muere. Es decir, la suma de estos factores externos actúa sobre el genoma a lo largo de la vida”, explica la dermatóloga y especialista en dermocosmética para Eximia, Sara Gómez Sierra.

-Al ser una categoría tan amplia, ¿no puede ser difícil de medir, “cuantificar” su impacto/relevancia?

-No necesariamente. De hecho, hay varios casos de cuantificación como por ejemplo, la radiación solar que hoy en día representa ese 50-75% de daño a la piel que podemos evitar. También existe una relación demostrada entre la contaminación ambiental y el envejecimiento precoz.

Por ejemplo, la luz azul es el rango del espectro de luz visible que tiene una longitud de onda entre 400-495 nm y es la que emiten los dispositivos electrónicos. Esto puede producir daños cutáneos por estrés oxidativo, lo cual activa los melanocitos para que incrementen la generación de manchas. Además, afecta al estado hídrico de la piel, la síntesis de colágeno y elastina lo que provoca un envejecimiento acelerado del órgano. Por eso recomendamos usar protector solar, tanto afuera como adentro de casa.

-¿Podría llegar a “tipificarse” el exposoma para entender mejor dónde está “parada” cada persona?

-Se han definido siete factores del exposoma modificables que afectan al envejecimiento de la piel. Estas están determinadas por la exposición a radiación solar, la contaminación ambiental, el tabaco, el clima, la nutrición, el estrés y la falta de sueño. 

También te puede interesar: "La belleza debe ser sustentable y también accesible"

Por otro lado, están los radicales libres que son moléculas que atacan el colágeno y la elastina, generando una pérdida de elasticidad y firmeza, lo que conlleva a la aparición de arrugas y líneas de expresión, es decir al envejecimiento de la piel. Estos radicales libres puede ser producto de dos factores: factores endógenos como el estrés, la deshidratación celular, o un exceso de ejercicio físico. Y factores exógenos como la radiación solar (el más común), contaminación atmosférica y el tabaco, entre otros.

Para defender la piel de estos factores, están los antioxidantes, que son moléculas capaces de prevenir o retardar la oxidación producida por los radicales libres, se encargan de neutralizarlos y así protegernos frente a su acción dañina.

-La radiación solar es el más importante de los hábitos dañinos a la piel, ¿qué le sigue?

-La radiación solar es la más relevante, pero la contaminación y polución incluida la luz azul generan radicales libres y estrés oxidativo.

-¿Qué hábitos/rutinas saludables pueden contrarrestar estos daños?

-Llevar una vida saludable es fundamental Tomar agua, llevar una alimentación apropiada para cada uno, actividad física y dormir bien. Hoy una buena actividad para reducir el estrés puede ser mindfulness.  

Por otro lado, es fundamental usar protector solar FPS 50+ diariamente, tanto fuera como dentro de la casa y tener como aliada una rutina ABC que incluye limpieza de piel, hidratación y protección solar.

Más allá de esto, para contrarrestar estos daños sigue siendo fundamental: tomar abundante agua, no fumar, llevar una dieta balanceada y saludable, realizar actividades recreativas que liberen el estrés como los deportes, yoga, meditación; dormir entre 7 y 8 horas diarias, entre otros hábitos.

También te puede interesar: ¿Problemas para dormir? Aquí, cinco consejos para conciliar el sueño

-¿En cuánto tiempo se puede notar resultados? ¿Es irreversible un exposoma dañino?

¡Cuanto antes empecemos mejor! El proceso de envejecimiento empieza a los 25 años, sin embargo, el daño producido x los rayos UV se acumula durante toda la vida, sobre todo en los primeros años.

-Por último, ¿qué rutina le podrías aconsejar a esas personas (prácticamente todas hoy en día) que tienen muy poco tiempo para realmente hacer tratamientos exhaustivos, que requieran mucho tiempo, dedicación y dinero?  

-Limpieza, hidratación y protector solar de manera diaria, con productos adecuados para su tipo de piel. ¡No más que eso! - 

at Redacción Marie Claire

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios