SOCIEDAD | Hace 1 semana

¿Es posible el JOMO según los especialistas?

En un mundo hiperconectado a través de Internet, los celulares y las redes sociales, es un oasis de calma el JOMO – joy of missing out o la alegría de perderse cosas-, lo cual implica decirle no por un rato al mundo digital y conectarse con el entorno real.

El celular mantiene a las personas conectadas con un mundo de sociabilización online constante, allí aparecen notificaciones para asistir a eventos a través de Facebook o Instagram. Es una invitación compulsiva a no perderse nada.

Sin embargo, los que eligen seguir el camino del JOMO disfrutan no hacer planes todo el tiempo ni estar disponibles las 24hs.

De modo consciente prefieren disfrutar sin dispositivos móviles y con más conexión humana. Esta nueva manera de vivir surge como la antítesis del FOMO – fear of missing out o miedo a perderse cosas-.

También te puede interesar: Estrés laboral: las claves para combatirlo

A ese miedo hace referencia la psicóloga y miembro de la Asociación de Psicólogos de Buenos Aires, Beatriz Golberg: “Si uno no está en las redes viendo lo que pasa en el mundo siente que pierde algo. Eso se nota cuando se cae la red y genera abstinencia”. 

Más conexión humana
Más conexión humana

Ante esa situación considera que “la nueva tendencia de disfrutar perderse algo está bien y es mejor eso que depender de las redes, ya que hasta pueden llegar a generar angustia si no te ponen un me gusta”.

Un antídoto para ese sentimiento es “registrar para qué se utiliza el dispositivo y limitarlo”, explica la psicóloga, directora y fundadora de Reconectarse -centro de tratamiento de adicciones a la tecnología-, Laura Jurkowski. Y agrega: “El contacto cara a cara no debe ser reemplazado por el celular, ya que no es lo mismo mirarse a los ojos que a través de la pantalla”. 

También te puede interesar: JOMO la filosofía que te enseña a vivir sin celular

De la misma manera piensa la canadiense Christina Crook, autora de The Joy of Missing Out: Finding Balance in a Wired World​, y va más allá: “Es fácil alejarse del celular y adoptar el JOMO como estilo de vida porque es mucho mejor que estar frente a una pantalla”.

Después de experimentar vivir sin Internet un mes, la vida de Crook cambió por completo y la llevó a escribir el libro. También comenzó a hacer listas en papel para saber las tareas a que debía realizar con la computadora y así evitar tiempo innecesario adelante del monitor.

View this post on Instagram

Letters are intimate and a delight to receive.⁠ ⁠ Thanks to their miraculous homing instincts, pigeons have a long and honourable track record delivering letters. The ancient Greeks sent them out to broadcast the names of victorious athletes at the original Olympic Games. And Julius Caesar employed pigeon post during his conquest of Gaul. In recent centuries, of course – ever since 1660, when King Charles II established the Post Office – the poor old pigeon’s been somewhat edged out. ⁠ ⁠ Today's #JOMOcast guest thinks it’s time to reintroduce Pigeon Post. ⁠ ⁠ Graphic designer John Morse-Brown is the creator of Pigeon (@realpigeonposted,) a line of stationery designed to revive the tradition of letter writing, updated for the modern age. They combine John’s love of origami, great design, and his passion for bringing back the art of beautiful, intentional, personal written communication.⁠ ⁠ John came up with the idea of Pigeon after falling out of love with social media. For all of the frenetic activity he and his friends were putting in, he felt wasn’t fostering any genuine sense of connection. There was something about it that left him feeling hollow and empty. So he took the plunge and closed his social media accounts. But then a good friend of his moved from Britain to the USA. Until then, apart from trips to the pub (which were no longer possible), they’d only really communicated on Facebook, which meant John needed a new way of keeping in touch with his friend. That made him think about letters.⁠ ⁠ Compared with posting online, letter writing creates quite a few hurdles: laying hands-on writing paper, finding an envelope, an address, a stamp. Then there’s the tyranny of the empty page. How on earth do you start? ⁠ ⁠ John realized he had the opportunity to reinvent the letter. ⁠ ⁠ Hear John’s story on today’s JOMOcast and let's #experiencejomo! ⁠ ⁠ Listen in and subscribe wherever you get your podcasts. ⁠ ⁠ Link in profile. ⁠ ⁠ ⁠ #JOMO #Joy #LetterWriting⁠

A post shared by Christina Crook (@christina.m.crook) on

“El JOMO me dio felicidad porque me pierdo las cosas correctas. Ahora paso más tiempo con mi familia, amigos, haciendo hobbies y conectada con la naturaleza. Y aunque todos vamos a vivir con tecnología durante el resto de nuestras vidas, podemos decidir cómo utilizarla”, afirma la escritora.  

Sin embargo, el uso casi automático del celular y la masividad de los smartphones dificulta la práctica del JOMO. “Para gran parte de población administrar el uso del dispositivo móvil se convirtió en un desafío. Porque a todos nos pasó que pasamos demasiado tiempo en una red social y no reportó ningún beneficio”, explica el psicólogo, profesor e investigador sobre Tecnología y Ansiedad en UADE, Patricio López Salazar.

También te puede interesar: Solo el 6 por ciento de las aplicaciones que usamos fueron creadas por mujeres

Por eso el psicólogo sostiene que ese fenómeno implica “recuperar aquello que los celulares nos están sacando, que es el presente. La gente que lo practica lo vive como un momento de desintoxicación del mundo digital y les permite apreciar el día a día de otra manera”.

Esta tendencia llegó al país, la influencer de viajes Sofia Stavrou –más conocida como Soy de Grecia que en Instagram cuenta con 40.000 seguidores- disminuyó su presencia en la red y llamó la atención de sus lectores, al punto tal de que le envían mensajes para saber si está bien.

View this post on Instagram

Les comparto algunos tips que me funcionan para autoalegrarme el día con pequeñas cosas: - 🌸Compro flores para mi casa, casi siempre un ramo grandote para la mesa del comedor y uno más chiquito para mi mesa de luz. Si es temporada de jazmines, trato de contar con nuevos ramos todas las semanas (amo el perfume que tienen) En mi barrio me encantan los ramos de Miraflores y si estoy en el centro me encanta pasar por la florería de Salguero y Alcorta. Si en cambio te gustan los ramos secos te recomiendo los de @apatheiadeco 🌾. - 🎧Empiezo el día con música, tengo una playlist con canciones que me ponen de buen humor (mucho Sebastián Yatra, Carlos Vives y Kygo, entre otros). Siempre tengo auriculares en la cartera y a veces hasta me llevo el parlante cuando me baño, me cambia el día. - 🍦Paro a comer un cucurucho de dulce de leche y frutilla. Mis preferidos son los de @schock_ba (son GLORIOSOS). - ✏️Escribo listas: destinos que quiero conocer, hábitos que me gustaría cambiar o incorporar, lugares para ir a comer, ideas locas. - 💆🏻‍♀️Me hago mascarillas (fan de las de @kiehlsargentina y a veces también me hago una casera de miel, palta y azúcar orgánica). - 🌳Trato de conectarme con la naturaleza como sea: caminando por el barrio, mirando un árbol, dándole miguitas de pan a los pájaros que aparecen en mi balcón, mirando el cielo (si hay luna llena mucho mejor😍). - 💅🏻Voy a hacerme las manos y los pies (porque yo sola soy un desastre) y porque me pone de muy buen humor tenerlas prolijas y regalarme ese mimo. - ❤️Preparo alguna sorpresa para alguien que quiero: puede ser desde una receta para mi marido hasta un regalito sorpresa para una amiga (y si tiene una cartita que lo acompaña, mejor) Cuánto más amor das, más amor recibís y eso genera alegría automáticamente.

A post shared by sofi stavrou | travel & inspo (@soydegrecia) on

Al igual que Crook, Sofia Stavrou sostiene: “Me di cuenta que Instagram destruye la creatividad de las personas, roba la atención de manera desmedida y amenaza lo más valioso que tenemos: nuestro tiempo”.

Además, afirma: “Me comprometí con este proceso de alejarme de la red y hoy gané tiempo de calidad, descanso mejor, disfruto más de los encuentros con las personas que quiero, estando presente y con el teléfono guardado en la cartera”.

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios