SOCIEDAD | Hace 1 mes

“El mercado de inversiones no le habla a la mujer”

Hace dos años Sabrina Castelli fundó Mujer Financiera con el fin de ayudar a trabajadoras y emprendedoras con sus finanzas personales. A continuación, su mirada y experiencia sobre el tan mentado empoderamiento económico.

A Sabrina vale la pena escucharla por partida doble o triple: sus jóvenes 32 años concentran un largo recorrido académico (es contadora y licenciada en administración), laboral (pasó por varias multinacionales como Baker Hughes y Navent) y también emprendedor, ya que en 2018 fundó Mujer Financiera, una plataforma educativa que brinda información, cursos y herramientas financieras a todas aquellas mujeres interesadas en mejorar su economía personal (y/o familiar).

-Tengo entendido que tu interés en estos temas está vinculado a tu historia familiar...

-Así es. Mi papá falleció en 1996 cuando yo tenía 9 años y mi hermana era apenas una recién nacida. Hasta ese entonces mi madre solo había trabajado como ama de casa, ni siquiera se ocupaba de las cuentas del hogar. De buenas a primeras tuvo que salir a trabajar y a rebuscársela como sea para mantenernos.

De a poco empezó sostenerse e incluso a crecer pero en 2001 el corralito se llevó todo lo que había logrado ahorrar… a partir de ahí decidí que yo iba a estudiar carreras económicas. La información en economía es clave.

-En todo este tiempo, el rol de la mujer en la sociedad no paró crecer. En el terreno económico, ¿creés que se están dando iguales avances en torno a la igualdad de género?

-Creo que está la intención de mejorar pero aun no hay demasiados avances concretos. Hay muchas cifras que lo reflejan, según el Banco Mundial en Latinoamérica solo el 48% de las mujeres accede a una cuenta bancaria, apenas el 11% de ellas ahorra y el 10% dispone de créditos financieros. Hay mucho por hacer.

También te puede interesar: Tips para tu nuevo negocio en 2020

-¿Cómo se empieza?

 -La educación es una vía, y la tecnología también. Hay que trabajar en ambos aspectos, sobre todo hay que lograr que cada vez más sectores de la población femenina tengan un mejor y mayor acceso a ambas esferas. Hay muchas mujeres que están inmersas en una economía informal, el desafío es estudiar e implementar políticas para llegar a todas ellas.

No sólo con productos financieros si no también con una educación que les permita, en principio, tomar mejores decisiones y empezar a ahorrar. El ahorro es súper poderoso.

-¿En qué consiste tu emprendimiento Mujer Financiera?

-Nació en enero de 2018 a partir de mi blog de finanzas y de la necesidad que empecé a ver en las lectoras de contar con capacitaciones orientadas a mejorar la economía personal. Empezamos como plataforma educativa y en este momento estamos desarrollando una aplicación, una red social de finanzas para mujeres donde las usuarias pueden aprender sobre estos temas y conectarse además con otras mujeres para compartir sus experiencias y dudas.

-¿Pesa todavía en la sociedad el estereotipo de la mujer “gastadora compulsiva”?

-Todavía existe, en las publicidades es muy común verlo, pero creo que porque apenas hacés doble click en el mundo te das cuenta que es un universo dominado por hombres. De a poco eso también está empezando a cambiar pero son años de dominio masculino en la publicidad.

Y una cosa más: por supuesto que en mis cursos me he topado con mujeres que efectivamente tienen un perfil gastador pero la clave está en que apenas esa persona accede a herramientas decisivas eso comienza a revertirse de manera drástica. Es así. No hay nada intrínsecamente gastador en las mujeres, para nada.

-¿Y ahorrativo? Ese estereotipo también circuló en algún momento…

-Sí, y creo que lo que deberíamos hacer es barrer definitivamente con todos esos clichés. No son sanos para las mujeres ni para los hombres. De hecho para ellos el estereotipo del super hombre proveedor también es malo. Seamos conscientes que la realidad cambió y que hoy la diversidad es lo que manda, en los hogares, en las personas…

-¿Cuál es el perfil de mujer que se anota en tus cursos?

-Son mujeres de entre 25 y 45 años, profesionales y con estudios terciarios, casi todas de clase media, con familias pequeñas… La mayoría de ellas no tiene en claro por qué no logra ahorrar y, sobre todo, por qué no puede salir el círculo vicioso de las deudas.

Una de las primeras reglas que les doy a las chicas es la de anotar lo que gastan, algo que para muchas es tedioso y hasta molesto pero que termina siendo muy aleccionador. También se anotan muchas mujeres que logran un ahorro pequeño y no saben qué hacer con eso. El mercado de inversiones no le habla a la mujer. Ese es otro de los problemas, la falta de información decisiva en un área tan vital como la inversión.

También te puede interesar: Solo el 6 por ciento de las aplicaciones que usamos fueron creadas por mujeres

-¿Por qué en los encuentros y congresos de emprendedores siempre hay más hombres que mujeres?

-Es parte del mismo cuadro de situación, pensá que la inserción en el mercado laboral de las mujeres tiene menos de 100 años. Y otro aspecto importante es que muchas mujeres emprendedoras no están en el circuito tradicional y formal: venden productos desde su casa, cocinan para empresas o servicios de catering, tienen micro emprendimientos…

Una cosa interesante que pude notar todos estos años es que en nuestro país hay más emprendedoras por necesidad que por pasión, con lo que se vuelve aun más crucial y vital que desde el Estado y los privados podamos proveerles a esas mujeres todas las herramientas necesarias para mejorar su economía.

-¿Qué descubriste a partir de tu experiencia con tantas mujeres?

-Si bien es algo que había estudiado, en este tiempo pude notar que las mujeres solemos tener un mayor sesgo de falta de confianza económica que los hombres. Un poco por la falta de experiencia y otro tanto por todo lo que hablamos antes respecto a la cultura machista. Pero de a poco eso también está empezando a cambiar.

También te puede interesar: Finanzas feministas: “La liberación será económica o no será” 

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios