SOCIEDAD | Hace 1 mes

Mette Marit: el resurgir de una futura reina

Con su marido asumiendo la regencia, Mette Marit se coloca a un paso de ser reina consorte y ya parece preparada.

Un auténtico cuento de hadas. Así vio gran parte de la sociedad noruega y mundial el matrimonio entre Haakon, el príncipe heredero, con la hasta entonces errática, rebelde y casi desconocida Mette Marit. Más de 15 años después del enlace, la antes díscola joven ha dado lugar a una princesa serena, madre y esposa aparentemente feliz y completamente dedicada y muy integrada entre las demás casas reinantes, principalmente entre las nórdicas. No lo tenía fácil, ya que su juventud fue del todo menos modélica. Sin embargo, poco queda de aquella Mette Marit. Hoy, a comienzos del 2020, la princesa se encuentra, incluso, a un paso de ser reina consorte.

Su camino no ha sido para nada un camino de rosas, pero hay que ser justos: más allá de los escándalos en su anterior vida y algún desliz en su papel como esposa del heredero al trono de Noruega- principalmente su reunión con Jeff Epstein- Mette Marit ha dado poco que hablar. En sus primeros años como mujer de Haakon, la princesa se dedicó de lleno a su nuevo papel, tuvo dos hijos, Ingrid Alexandra y Sveres Magnus, y se ganó el cariño y el respeto de los súbditos de su suegro. Años más tarde, y tras meses de especulación sobre su estado de salud, que la llevaron a ausentarse de la vida pública durante meses, Mette Marit habló claro y confesó que padece fibrosis pulmonar y que a consecuencia de ello se veía obligada a bajar el ritmo en su labor como representante de la corona. Fueron momentos difíciles.

También te puede interesar: Ari Behn: una vida marcada por los escándalos

No obstante, esa etapa oscura parece haber llegado a su fin. En los últimos meses se le ha podido ver con otro vigor, más activa y con mejor imagen. Mette Marit parece bastante más recuperada y con fuerzas renovadas ante un destino del que no quiere ni puede escapar: ser reina consorte de Noruega.

Los constantes ingresos hospitalarios de su suegro, el rey Harald, han colocado a su marido en la regencia del país y no son pocos los medios y expertos del país nórdico que ven en estos pasos un peldaño más hacia la subida al trono de Haakon. Con ello, Mette Marit se convertiría en la reina consorte y tendría que prestar más apoyo, si cabe, a su marido. Pase cuando tenga que pasar, lo que parece claro es que será más pronto que tarde y que la princesa está, hoy si, preparada para su nuevo rol y con la energía que el cargo le exigirá. ¿Quién duda hoy de que su elección haya sido un acierto?

at Marie Claire España

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios